null: nullpx
Estafa y Fraude

Cómo una escuela inventada por ICE afectó a 600 alumnos extranjeros, según demanda

La universidad ‘Farmington’ era en realidad una operación encubierta que detectó una supuesta red de personas que reclutaban inmigrantes indocumentados, a los que ofrecían visas de estudiantes. Pero algunos de ellos piden les devuelvan lo que pagaron para inscribirse a la falsa institución.
21 Mar 2021 – 06:56 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) montó en 2013 un operativo encubierto jamás visto buscando atrapar sospechosos de fraude migratorio: creó una universidad falsa que ofrecía cursos de ciencia y tecnología para estudiantes extranjeros. La llamó ‘Farmington University’.

El plan de ICE llegó tan lejos que incluso algunos agentes se hicieron pasar por funcionarios del plantel, diseñó una página de internet, y elaboró un lema y un escudo para esa institución. Hasta el año 2019 la dependencia dio a conocer que se trató de una farsa y que ya había arrestado a unas 250 personas que supuestamente intentaron quedarse en el país con visas de estudiantes.

Los fiscales federales acusaron de conspiración a ocho personas que presuntamente trabajaron como “reclutadores” de al menos 600 alumnos, la mayoría originarios de India y China. Varios retornaron voluntariamente a sus países, ya que perdieron su estatus migratorio después de que ‘Farmington University’ “cerró” sus puertas en abril de 2016.

Pero algunos no se quedaron de brazos cruzados y ahora encabezan una demanda colectiva presentada en una corte federal en septiembre de 2020 alegando que el operativo de ICE le costó “millones de dólares” a más de 500 estudiantes que se inscribieron en la ‘Farmington’ y jamás recibieron clases.

Reclamando que las visas estudiantiles fueron canceladas injustamente, la querella pide les devuelvan los pagos de matriculación a quienes pensaban era una institución legítima. Otro objetivo, señala, es evitar que ICE “intente atrapar estudiantes inocentes” en una operación encubierta similar.

Bajo la administración Trump y ahora con la de Biden, el Departamento de Justicia (DOJ) ha luchado legalmente para desestimar la demanda, subrayando que fue un operativo “para descubrir actividades ilegales” relacionadas con una red criminal dedicada al fraude migratorio.

“Perdí mi trabajo, perdí mis ingresos”

Tanto los fiscales, como los abogados de los estudiantes, se han anotado triunfos en las cortes.

Primero, en octubre de 2017, un juez de Nueva Jersey tumbó el caso argumentando que se presentó antes de que ICE pudiera tomar medidas para reembolsar a los estudiantes.

Por su parte, los demandantes ganaron la siguiente batalla legal en agosto de 2019, cuando un panel del Tribunal de Apelaciones del Tercer Circuito, con sede en Filadelfia, determinó que el caso sí procedía.

Entonces, el magistrado Theodore McKee opinó que las revocaciones de visas podían impugnarse en los tribunales y criticó el “giro” que dio el gobierno sobre si los alumnos eran víctimas o defraudadores.

En respuesta al nuevo proceso legal, la Fiscalía federal sometió en febrero pasado una moción en la cual resalta que las acciones de ICE se realizaron para “exponer el fraude de visas de estudiantes”. En este caso, un juez no ha emitido un veredicto.

La postura del DOJ no ha cambiado durante el nuevo gobierno, a pesar de que la vicepresidenta Kamala Harris ha tachado a ese operativo de ICE de “cruel” y “un desperdicio de dinero de los contribuyentes”.

Harris incluso ha exigido que funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) “deben rendir cuentas por esto”. Lo expresó en un tuit en noviembre de 2019, cuando ocupaba una curul en el Senado.


Desde que asumió su nuevo cargo, Harris no se ha pronunciado sobre este asunto.

De acuerdo con la demanda, el sitio web de la ‘Farmington University’ afirmaba que estaba certificada por la Comisión de Acreditación de Universidades y Escuelas Profesionales, que tenía registro en el estado de Michigan y que era parte del programa para estudiantes extranjeros de ICE.

Uno de los supuestos afectados por la falsa universidad, le dijo a la cadena ABC que pensó era una escuela legítima y que hasta trató de transferirse a otra institución para recibir los cursos que había pagado. Lo único que recibió fue una carta del gobierno informando que su visa estudiantil había sido cancelada y le dio un plazo de una semana para irse de Estados Unidos.

"Perdí mi trabajo, perdí mis ingresos, perdí mi plan de salud", contó al mismo medio.

En abril se realizará la audiencia para analizar la moción de la Fiscalía pidiendo eliminar este caso.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés