null: nullpx
México

Dos ataques ponen rostro a las cifras de violencia que han roto récords históricos en México

Una masacre y un doble homicidio, que sucedieron entre sí en menos de 48 horas, han suscitado una ola de indignación en México, pues estos hechos cada vez más violentos y en presencia de menores de edad y mujeres, ponen rostro a una cifra de homicidios que va al alza mes con mes y ha roto récords inimaginables.
23 Abr 2019 – 10:44 AM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.-El viernes pasado, en plena celebración de la Semana Santa, un grupo de hombres armados irrumpió a tiros en una fiesta familiar en Minatitlán, en el sureño estado de Veracruz y asesinó al menos a 13 personas, incluyendo mujeres y un niño de 2 años de edad. Dos días después, otro grupo violento asesinó a dos mujeres que viajaban en una camioneta en el estado de Tabasco. Durante la agresión, dos menores de edad, uno de ellos de solo 6 meses, también resultaron heridos.

Estos dos ataques, que sucedieron entre sí en menos de 48 horas, han suscitado una ola de indignación en México, pues, según diversos expertos, estos hechos cada vez más violentos y en presencia de menores de edad y mujeres, ponen rostro a una cifra de homicidios que va al alza mes con mes y ha roto récords inimaginables.

Tan solo durante el primer trimestre del año, México reportó 8,493 asesinatos, es decir, un promedio de 93 al día, que es la cifra más alta desde 1997, cuando comenzó a realizarse el registro. Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública actualizados este sábado, en enero hubo 2,855 homicidios dolosos, en febrero 2,802 y en marzo 2,836, lo que en total representa un aumento del 9.7% respecto al mismo trimestre de 2018.

Pese a esta tendencia al alza y cifras récord al inicio de su sexenio, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha tomado la decisión de no modificar su estrategia de seguridad y, además, prometió que en seis meses comenzarán a verse los resultados.

Según declaró en su conferencia de este lunes, masacres como la de Minatitlán del pasado viernes, son responsabilidad de los anteriores gobiernos federales y estatales, que mantenían un "contubernio" con el crimen organizado.

Fotos: Entierran a los muertos de la masacre en una fiesta familiar mexicana

Loading
Cargando galería

Alza de homicidios, una tendencia desde Calderón hasta AMLO

A diferencia de otras administraciones, la del presidente López Obradorhereda una tendencia al alza en los índices delictivos y asume tras un 2018 en el que se registró un récord histórico en asesinatos. Incluso su antecesor, Enrique Peña Nieto, llegó al gobierno luego de un 2012 en que se habían reducido los crímenes.

En el último trimestre del año pasado, último de la Presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018), se registraron 6,599 archivos de investigación por homicidios, el año más violento de su administración. La cifra es elevada también respecto al primer trimestre de 2011, cuando se reportaron 5,441 homicidios dolosos, el año con más crímenes durante el mandato de Felipe Calderón, quien durante su administración inició la llamada guerra contra el narcotráfico.

Un informe del Observatorio Nacional Ciudadano señaló que la crisis de violencia e inseguridad que vive el país es por la corrupción y el modelo económico, sin embargo, llamó al actual gobierno a "no cometer los errores del pasado" en esta materia.

¿Por qué hay más violencia en México?

Sin embargo, de acuerdo con Erubiel Tirado, coordinador del programa de Seguridad y Democracia de la Universidad Iberoamericana, luego de los cuatro meses que lleva ya la administración de López Obrador, no se puede hablar de una tendencia si no de una omisión por parte de su estrategia de seguridad.

“Ni las estrategias del pasado ni las de este están funcionando. Hay varias cosas que no están funcionando pese a las intenciones y declaraciones del nuevo gobierno. En esta administración tenemos un elemento adicional de falla o de irresponsabilidad que fue el hecho de evadir o evitar la acción operativa de contención del fenómeno violento y criminológico en varias zonas del país”, señaló.

Una forma de visibilizar esas estrategias que no han sido eficientes, son las masacres que han sido perpetradas esta semana, tanto en Minatitlán, como en Tabasco, donde entre las víctimas se incluyen menores.

El último de esos episodios fue el de Tabasco, donde un grupo armado asesinó a dos mujeres que viajaban en una camioneta con dos menores de edad, quienes resultaron heridos. Según las primeras investigaciones, las mujeres pertenecían a familias de empresarios dedicados al transporte de carga. Además, en el mismo estado y durante este mismo fin de semana, otras cuatro personas más fueron asesinadas.

Estos episodios de violencia se repitieron en otras entidades como Guanajuato, Guerrero y en el norte del país, según dan cuenta diversos medios locales.

Para reducir estos índices de violencia e inseguridad, López Obrador señaló este lunes que seis meses son el tiempo que necesita, según dijo, para consolidar su estrategia de seguridad que está basada en tres puntos: la mejora del bienestar de la ciudadanía, la creación de la Guardia Nacional y la erradicación de la corrupción.

"El mexicano no es malo por naturaleza", sostuvo el mandatario, y dijo que "lo fundamental es que haya trabajo, se atienda a los jóvenes y haya bienestar".

Según el también líder del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el programa de becas que está impulsando su gobierno evitará que los jóvenes caigan en las redes del crimen organizado. Además, recordó que la creación de la Guardia Nacional, un nuevo cuerpo de seguridad pública, dotará al presidente de miles de policías y soldados para garantizar la seguridad del país.

Esto pese a las críticas de organizaciones civiles que han denunciado numerosos casos de violaciones a los derechos humanos cometidos por las Fuerzas Armadas durante la más de una década que llevan desempeñando tareas de seguridad pública en el contexto del combate al narcotráfico.

Para Erubiel Tirado, por el nivel de gravedad en que se encuentra el estado de la violencia en el país, ve poco creíble que las cifras de homicidios puedan comenzar a bajar en solo seis meses.

“No lo creo porque en el caso de Peña Nieto, cuando tomó el poder en 2012, hizo un compromiso que tuvo que revalorar ante la crisis que estaba enfrentando. Dijo que en un año iba a bajar a la mitad los índices de criminalidad, pero a los cuatro meses de estar en el gobierno, reformuló esa parte de su ofrecimiento. Si la situación con Peña Nieto era con número menores, no hay elementos para confiar en que va a reducir la violencia en 6 meses”, detalló.

La violencia sigue rompiendo récords en México en 2018 (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad