Criminalidad y Justicia

Amber Wolf, la jueza estrella que causa sensación por sus sorpresivas intervenciones en corte

La jueza de distrito en la ciudad de Louisville, Kentucky, está experimentando una suerte de fama en internet luego de que dos videos, donde está presidiendo casos, se volvieron virales de un momento a otro por la manera en que reaccionó con compasión ante dos detenidos.
11 Ago 2016 – 6:34 PM EDT

La jueza de distrito Amber Wolf, quien administra justicia en la ciudad de Louisville, Kentucky, está experimentando una suerte de fama en internet luego de que dos videos, donde está presidiendo casos, se volvieron virales de un momento a otro.

El primero de ellos se dio a conocer el pasado 29 de julio cuando Wolf reaccionó con indignación luego de que una mujer que enfrentaba una acusación se presentó en la corte sin pantalones, y a la que además se le negó productos de higiene femenina mientras estuvo detenida durante tres días.

En esa oportunidad Wolf interrumpió la audiencia y pidió a las autoridades administrativas de la corte conseguirle ropa a la mujer, a quien además pidió disculpas.

Ahora la jueza vuelve a aparecer en los medios al permitirle a otro detenido el pasado 5 de agosto ver a su hijo recién nacido -al que no conocía- durante unos breves minutos antes de ser enviado de nuevo a prisión.


Su decisión fue ampliamente comentada por los medios locales, acostumbrados a reseñar situaciones duras dentro de las cortes.

Wolf, de 34 años, trabajó durante mucho tiempo como defensora pública y luego como fiscal antes de ser electa jueza de distrito en el condado Jefferson, en Kentucky, en 2014.

La página web The Marshall Project le preguntó qué le parecían las reacciones de la gente a los videos de circuito cerrado que han revelado los dos incidentes que se han vuelto virales en las redes.

"He pensado mucho sobre eso en los últimos días y creo que es porque la gente tiene la percepción en la televisión de que los jueces son fríos y duros. No creo que eso es verdad. Todos los jueces son seres humanos bajo esta bata. Pensamos tanto con nuestros corazones como con la cabeza. No son cosas excluyentes", dijo.

Publicidad