null: nullpx
Convención Republicana

Marco Rubio: de estrella del partido a un minuto en video

Su mensaje se centró en criticar a Hillary Clinton y en decir que era peor que Donald Trump
21 Jul 2016 – 10:46 AM EDT

Hace cuatro años en Tampa Marco Rubio habló la noche más importante de la convención, poco antes del candidato Mitt Romney. El senador de Florida que aspiró este año a ser presidente era entonces la estrella del partido, “el salvador”. Este miércoles, su papel en la convención se redujo a menos de cerca de un minuto en un video pregrabado. El ex rival de Donald Trump en las primarias ni siquiera quiso estar en Cleveland.

Su mensaje se centró en criticar a Hillary Clinton y en decir que era peor que Donald Trump. No apoyó explícitamente al candidato, pero sí que había que unirse.

“El momento de luchar unos contra otros ha pasado. Es el momento de unirnos y luchar por una nueva dirección”, dijo Rubio unos segundos antes de que apareciera Ted Cruz, que sí aceptó dar un discurso.

Rubio estaba viendo la convención desde un museo en Valparaíso, en Florida, con otros republicanos de su campaña de reelección al Senado.

En un mundo paralelo


El martes, justo después de que Trump consiguiera superar el umbral de los 1,273 delegados para ser el candidato republicano gracias a los votos de Nueva York, Puerto Rico otorgó sus 23 a Rubio. Fue un momento irónico, un recuerdo del mundo paralelo que se habría vivido en una convención diferente si hubiera ganado el senador de Florida. “Fue interesante”, dice el delegado Hector Orta, algo nostálgico.

En Cleveland, especialmente entre los jóvenes, se siguen escuchando palabras a favor de Rubio, el candidato que pudo haber sido. “Era un candidato mejor. Habría conseguido un partido más inclusivo”, dice Jonathan Hayes, delegado suplente de Pensilvania de 20 años, católico y de origen hispano (su madre biológica es mexicana) como Rubio.

El senador de Florida, que se retiró de la carrera presidencial en marzo, logró en la convención 114 votos después de que algunos intentaran sin éxito dar sus apoyos al candidato de Florida (las reglas de la convención obligan a algunos a dar todos sus votos al ganador).

Más allá de las normas, lo habitual para los estados en las convenciones es entregar sus delegados al ganador. Pero Trump fue elegido con 1,735 votos, es decir menos del 70% del total. Ningún candidato republicano ha recibido una oposición tan alta en una convención desde 1976, cuando se celebró la última abierta porque ni Gerald Ford ni Ronald Reagan habían llegado al número mínimo de delegados.

Las ausencias

Rubio ya ha dicho que no hará campaña con Trump en el decisivo estado de Florida y que sólo se centrará en conseguir renovar su escaño en el Senado para hacer de “contrapoder” al presidente “sea quien sea”.

De los ex rivales de Trump en las primarias, han acudido a la convención Ted Cruz, Ben Carson, Chris Christie y Scott Walker. Las ausencias más notables son las de Jeb Bush, que no ha asistido al igual que el resto de su familia, y John Kasich, el gobernador del estado donde se celebra la convención.

Lea también:


Más contenido de tu interés