null: nullpx
Convención Demócrata

La postura migratoria de Tim Kaine que refleja su discurso en español en el Senado

El candidato a vicepresidente que competirá con Hillary Clinton por la Casa Blanca fue el primer senador en presentar una propuesta en este idioma, en un debate en el que apoyaba una reforma a la ley de inmigración.
23 Jul 2016 – 1:15 AM EDT

Tim Kaine, el elegido de la virtual candidata demócrata a la presidencia de EEUU, Hillary Clinton, para ser su vicepresidente tiene un importante antecedente en el tema de inmigración. Su posición a favor de un cambio es ampliamente conocida y fue quien dio el primer discurso en español en el Senado, en un debate de la reforma a la ley de inmigración.

El proyecto de ley bipartidista debatido en 2013, titulado ‘Seguridad fronteriza, oportunidad económica y modernización migratoria’, no tuvo éxito. Sin embargo, sirve de punto de referencia para hacerse una idea de los intereses que defendería Kaine si la fórmula demócrata llega a la Casa Blanca.

En esa intervención, el senador por Virginia buscaba sensibilizar sobre la importancia de aprobar una reforma que beneficie a los inmigrantes indocumentados y la mejor manera que encontró fue hacerlo en el idioma de muchos de ellos.


"Creo que es apropiado que tome unos pocos minutos para explicar la legislación en español, un lenguaje que ha sido hablado en este país desde que misioneros españoles fundaron a San Agustín, Florida en 1565. El español también es hablado hoy por casi 40 millones de americanos con mucho invertido en el resultado de este debate", explicó antes de empezar su discurso.

Kaine destacó que desde 1986 no se lograba aprobar una reforma migratoria amplia. Para ilustrar sus argumentos presentó el caso de una inmigrante llamada Isabel Castillo, una joven de Virginia que llegó al país a los 6 años. El senador contó cómo Castillo se graduó de secundaria y tuvo que trabajar un año para entrar a la universidad, pues no contaba con los recursos para hacerlo y por su estatus migratorio no calificaba para ayudas federales.

La historia de esta joven refleja la de muchos estudiantes indocumentados en el país, quienes a pesar de su alto rendimiento académico ven frustradas sus posibilidades de estudio y/o trabajo. Castillo lidera uno de los grupos de soñadores que buscan una reforma migratoria que favorezca a los estudiantes.

Ese fue el punto de partida de Kaine, quien argumentó que lo único que querían los padres de Isabel, trabajadores en agricultura, era “como todos los padres quieren, una vida mejor para sus hijos”.

“Aunque no es perfecto, puedo pararme aquí hoy y decirles que esta legislación hará más para la seguridad fronteriza, más para mejorar nuestra lista de visas pendientes, más para fortalecer nuestro sistema de verificación de empleo y más para establecer medidas para afrontar los inmigrantes que vendrán en el futuro, comparado a cualquier otra legislación migratoria en nuestra historia”, afirmó al defender el proyecto de ley que se discutía.

En esa ocasión el senador de Virginia apoyaba una propuesta con énfasis en estudiantes y trabajadores en agricultura, para quienes prometía un camino acelerado si cumplían con ciertos requisitos que incluían pagos de multas e impuestos, aprender inglés y verificación de antecedentes. Kaine insistió en que no se trataba de amnistía, sino un camino "a la ciudadanía merecida" y "basada en un sistema de puntos de mérito".

"Estoy orgulloso de que esta legislación incluye provisiones fuertes para proteger estudiantes que solamente conocen este país como su hogar, soñadores, y también trabajadores en agricultura, quienes trabajan en unas de las manos de obra más difíciles", indicó.

En ese momento otro de sus argumento de fondo el debate era el beneficio económico que traería una reforma a la ley de inmigración si con el cambio se atraían a las personas más talentosas al país. “Nuestro sistema no satisface las demandas de negocios que desean atraer y retener inmigrantes sumamente calificados”, dijo.

Al finalizar los puntos que resaltaba y defendía de la propuesta, Kaine señaló su interés en demostrar que la búsqueda de una solución perfecta en este tema no debería bloquear el progreso. Su posición es clara ante la necesidad de aprobar una reforma migratoria.

Lea también:

Más contenido de tu interés