Comercio exterior

Trump anuncia que China aceptó reducir los aranceles que impone a automóviles estadounidenses

En un tuit, el presidente estadounidense anunció la medida acordada por Pekín en el marco de la tregua de la guerra comercial entre ambos países. Actualmente el impuesto de China a los autos importados es de 40%.
3 Dic 2018 – 2:45 AM EST

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este domingo que China acordó "reducir y remover" los aranceles para los automóviles estadounidenses por debajo del nivel del 40% que Pekín cobra actualmente a los vehículos fabricados en su país.

Un día después de que él y el presidente chino, Xi Jinping, declararon un alto el fuego de 90 días en su guerra comercial para dar tiempo a las negociaciones, Trump dijo en Twitter: "China acordó reducir y remover los aranceles para los autos que ingresan a China desde Estados Unidos. Actualmente el arancel es de un 40%".

Este lunes las bolsas de Asia se recuperaron tras la noticia de que Washington y Pekín habían acordado un periodo de gracia de tres meses para no imponer nuevos aranceles, mientras negocian un acuerdo más detallado.

El presidente estadounidense tildó de "increíble" un pacto con el que Washington espera cerrar una brecha comercial enorme con el gigante asiático y ayudar a proteger la propiedad intelectual de Estados Unidos.

Trump se comprometió a no cumplir su amenaza de subir del 10% al 25% los aranceles a importaciones chinas por valor de 200,000 millones de dólares a partir del 1 de enero.

A cambio, China debe comprar una cantidad "muy importante" de productos agrícolas, energéticos, industriales y otros bienes de Estados Unidos.

Trump no envió ningún tuit posterior el domingo en el que explicase qué tasas de automóviles se eliminarán y cuáles se reducirán.

China redujo en julio los tasas a la importación de automóviles del 25% al 15%. Pero a medida que aumentaron las tensiones comerciales, Pekín le impuso a los vehículos estadounidenses una tasa adicional del 25%, lo que elevó la carga impositiva al 40%.


Con la reciente imposición de nuevos aranceles entre ambos países, se recrudeció una guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo y se esperaba el aumento en los precios de una amplia gama de bienes, desde bolsas de mano hasta refacciones de bicicleta.

La recaudación de los gravámenes comenzó el 24 de septiembre, pero la tasa se iba a incrementar a un 25% para finales de 2018, permitiendo a las compañías estadounidenses un tiempo para ajustar sus cadenas de suministros a otros países. Ese incremento es lo que se acordó detener.

Ante esa nueva tanda de aranceles, el gobierno de China acusó en su momento a Washington de "matonismo comercial". Los dos países ya se habían aplicado aranceles sobre productos por valor de 50,000 millones de dólares previamente este año.


15 cosas que pueden subir de precio en EEUU por la guerra comercial que Trump inició con China

Loading
Cargando galería


Publicidad