publicidad

Las 10 mejores ideas urbanas de 2016

Las 10 mejores ideas urbanas de 2016

El año que terminó estuvo lleno de proyectos y planes que están mejorando poco a poco la vida de vecindarios, comunidades y ciudades en todo el planeta.

neyro2008/iStock

Como muchos han observado, mediante artículos, memes y gritos al vacío en la oscuridad de la noche, 2016 fue un desagradable, decepcionante, y a menudo aterrador período de 12 meses. Se propusieron muchas malas ideas, y algunas de los peores de ellas parecen haberse hecho realidad. Pero CityLab es optimista, y empezaremos el Año Nuevo celebrando las buenas ideas: he aquí nuestra lista del Top 10 de las mejores y más brillantes ideas que nos llegaron en 2016, de gente y lugares de todo el mundo que están tratando de resolver problemas en lugar de crearlos.

Si nos faltó alguna idea valiosa, háganoslo saber (¡contáctanos por Twitter y Facebook!). Y esperemos que haya más como éstas en 2017.

publicidad

10: Poner jardines infantiles en los huertos urbanos


Una representación de Nursery Fields Forever, una combinación de granja/jardín infantil urbano. (Cortesía de aut- -aut)

De un grupo de arquitectos italianos y holandeses viene una propuesta para integrar los servicios de aprendizaje temprano para niños de 4 y 5 años de edad con invernaderos y producción agrícola al aire libre en Londres.

El huerto, Nursery Fields Forever, es la visión de aut- -aut. Su propuesta de un jardín infantil en un huerto urbano se llevó el primer premio en la edición de este año del Concurso Internacional de Ideas de AWR. El reto se enfocó en el diseño de un modelo de guardería para Londres.

Nursery Fields Forever tiene el propósito de disolver la brecha entre la educación y el medio ambiente, ofreciendo en su lugar "un auténtico híbrido entre un huerto y una escuela donde el desarrollo físico, social, emocional y cognitivo de los niños sería estimulado por la interacción con las plantas y los animales", dice el arquitecto Jonathan Lazar.

Lea más aquí (para más actividades infantiles al aire libre, también nos gustó el primer "parque de aventuras" urbano de la ciudad de Nueva York).

9: Un casco de bicicleta plegable y desechable


La diseñadora industrial Isis Shiffer imaginó el extraño, pero efectivo, EcoHelmet mientras viajaba por Europa. Su visión: un casco plegable de bicicleta hecho de papel resistente al agua y adhesivo en forma de panal hexagonal. Cada uno se pliega hasta aproximadamente el tamaño de un plátano y podría venderse por unos 5 dólares en tiendas de bicicletas o en las estaciones de bicicletas de uso compartido. Shiffer más tarde ganó el premio James Dyson 2016, el cual le otorgó 45,000 dólares para seguir desarrollando la idea.

A primera vista, parece extraño. Al desplegarse sobre la cabeza como un acordeón, el EcoHelmet es muy diferente a los cascos rígidos que prefieren los viajeros que se trasladan en bicicleta.

publicidad

"Pero el papel en forma de panal es increíble", dice Shiffer. Éste es el material utilizado por los militares para proteger las provisiones lanzadas desde helicópteros; para un casco diseñado para durar un impacto, dice Shiffer, es más eficaz que las opciones de poliestireno más baratas que se venden en las tiendas, y su propósito es hacer los cascos desechables 100% reciclables.
Lea más aquí.

8: Una sala pública para personas solitarias


Los visitantes comparten tazas de té en la Sala. (Cortesía de Camerados)

Una organización sin fines de lucro del Reino Unido llamada Camerados que trabaja para combatir el aislamiento social inauguró la primera de una red planificada de salas públicas—espacios donde las personas solitarias y desconectadas pueden reunirse para compartir, conversar, tomar café e interactuar.

Recibir consuelo de desconocidos puede ser algo complicado en espacios públicos: puede ser difícil averiguar cuán empático ser y determinar cuando se están sobrepasando los límites. El fundador Maff Potts espera que las salas sean espacios neutrales para buscar y recibir apoyo. Se da pie a conversaciones, dice él, pero sin presión ni formato rígido. Pero si usted va a pasar el rato, tiene que contribuir. Potts cree en fomentar la empatía y la acción mediante la ayuda mutua; la gente agobiada por el estrés podría encontrar un poco de alivio al ayudar a los demás. "También le pondremos un delantal y le pediremos que haga café para alguien y hable con esa persona", dice Potts.

publicidad


Lea más aquí.

7: Convertir los desechos del jardín en biocarbono (y energía)


Se reintroduce el biocarbono en el suelo de un jardín de Estocolmo. (Kari Kohvakka)

Estocolmo, en Suecia, está reforzando su fuerte programa de reciclaje mediante el lanzamiento de un nuevo programa para quemar desechos del jardín (como los árboles de Navidad desechados) y usar el biocarbono resultante tanto para mejorar la calidad del suelo como para que actúe como sumidero de carbono. Además, el proceso de combustión genera calor que se captura y distribuye hacia los hogares.

Al reunir el departamento de parques, el servicio de eliminación de desechos de la ciudad, los proveedores de energía, y los jardineros urbanos, el proyecto de biocarbono de Estocolmo creará un círculo virtuoso tan ingenioso—y, en última instancia, tan simple—que podría sentar una pauta para ciudades de todo el mundo.

publicidad


Lea más aquí.

6: Un autobús construido para combatir los problemas de salud pública


La colocación de la primera piedra de CMAX, la nueva línea de autobuses de Columbus. (Autoridad de Tránsito de Ohio Central)

En South Linden, un vecindario de bajos ingresos de Columbus, Ohio, la tasa de mortalidad infantil es cerca de cuatro veces el promedio nacional. Para ayudar a conectar a los residentes con las instalaciones de salud ubicadas en los suburbios, la ciudad está dirigiendo su nueva línea de autobuses de tránsito rápido a través de la zona.

A partir de septiembre de 2016, se espera que los autobuses lleguen cada 10 minutos a las estaciones centrales, y se proyecta que el sistema reduzca los tiempos de viaje en un 20%. Hay grandes esperanzas de que un servicio de autobús más rápido y más frecuente —con comodidades como WiFi, estaciones cubiertas e información en tiempo real de la llegada de los autobúses— sentará las bases para el desarrollo económico e instalaciones como mercados de agricultores y comerciantes en Linden. Pero, antes de todo eso, está diseñado para aumentar el acceso a los centros de empleo como el vecindario Polaris al norte y el centro al sur, con dos de los principales hospitales entre ambos lugares.

publicidad


Lea más aquí.

5: Un programa de empleos sin preguntas de ningún tipo para las personas sin hogar en Albuquerque


Un adolescente pidiendo dinero en las calles de Manhattan, en mayo de 2015.
Un adolescente pidiendo dinero en las calles de Manhattan, en mayo de 2015.

De Richard Berry, alcalde de la ciudad de Albuquerque, Nuevo México, y St. Martin’s Hospitality Center, una organización local sin fines de lucro, viene una forma sencilla, pero eficaz, para ayudar a los residentes desamparados: un programa llamado There's a Better Way (Hay Una Mejor Manera).

Cuando el alcalde de Albuquerque Richard Berry se dirigía a su casa desde la oficina una noche el año pasado, paró en una de las rampas de salida y notó un hombre de pie al lado, sosteniendo un cartel que decía: "Trabajo por comida". Berry—el primer alcalde republicano electo en 30 años—ha hecho del desamparo una prioridad desde que asumió el cargo en 2009. El cartel del hombre le dio la idea de lo que finalmente sería There's a Better Way, dice Kellie Tillerson, quien gestiona el programa en St. Martin's.

publicidad

Berry destinó 50,000 dólares en fondos de la ciudad de Albuquerque a St. Martin's para realizar su visión: una camioneta que sale a las 7 am y va por toda la ciudad, deteniéndose para preguntarles a los mendigos si quieren trabajar. La mayoría dice que sí. Los que quieren trabajar, dice Tillerson, son llevados a un sitio preestablecido para trabajar en un proyecto de embellecimiento urbano, usualmente recogiendo la basura o eliminando malezas. La ciudad donó la camioneta y también cubre el costo del salario del conductor y los salarios de los trabajadores. Se les paga a razón de 9 dólares por hora por un promedio de cinco horas de trabajo (el salario mínimo en Albuquerque es de 8.75 dólares por hora). A nadie que sube a la camioneta se le pide identificación y no hay formularios que llenar.

Lea más aquí (vea también el programa Pit Stop de Sacramento, que ofrece baños móviles para las personas desamparadas de la ciudad y contrata a personas previamente desamparadas como personal).

4: Los héroes

ciudadanos

que intentan ayudar al sistema de transporte público carente de recursos de Atlanta


Un grupo de jóvenes que han adoptado paradas de autobuses posan en un torneo local de fútbol. (Cortesía de Brandon English/MARTA Army)

La capital de Georgia, famosa por ser muy dependiente del automóvil, está intentando realizar una importante renovación de su sistema de transporte público, y va a necesitar toda la ayuda que pueda para lograrlo. Es hora de llamar al MARTA Army, una organización de base con el propósito de galvanizar el apoyo local para la Autoridad Metropolitana de Atlanta para el Transporte Público Rápido (MARTA, por sus siglas en inglés). "En cierto punto, la gente se está dando cuenta que el excelente transporte público no caerá del cielo", dice el organizador Simon Berrebi. "Necesitamos empezar a apropiarnos del sistema".

publicidad

A diferencia de la típica agrupación de pasajeros o grupo defensor del transporte público donde la gente habla y escribe cartas, el MARTA Army provoca el entusiasmo por los trenes y autobuses de Atlanta al ayudar a los ciudadanos a mejorarlos directamente. Su primera campaña, " Operation TimelyTrip" (Operación Viaje Oportuno) alentó a los ciudadanos a ‘adoptar’ la responsabilidad de mantener actualizados los datos sobre paradas de autobuses; a medida que MARTA cambia sus rutas estacionales, el MARTA Army provee horarios especiales laminados en paradas específicas a los pasajeros que los piden Así pueden ayudar a los demás pasajeros a navegar fácilmente el sistema (se anuncian en afiches los nombres de personas que ‘adoptan’ paradas).

La segunda campaña, lanzada el 19 de octubre, está recaudando fondos para comprar botes de basura para las paradas de autobuses en East Point, un suburbio de alta pobreza ubicado al suroeste de Atlanta. (La ciudad de East Point ha acordado instalar y mantener los botes.) Hasta la fecha se han adoptado unas 312 paradas de autobuses mediante TimelyTrip—en vecindarios a lo largo de todo el espectro de ingresos familiares—y se han recaudado 5,000 dólares en donaciones entre miembros de la comunidad para " Operation CleanStop" (Operación Paradero Limpio), mayormente en incrementos de 5 y 25 dólares.

Lea más aquí.

3: Un supermercado lleno de alimentos rescatados, gratis


Un puesto de TRJFP en un parque de Leeds. (The Real Junk Food Project)

En la ciudad de Leeds, Reino Unido, una organización sin fines de lucro que lucha contra el desperdicio de alimentos llamada Real Junk Food Project (Proyecto de la Verdadera Comida Chatarra) abrió una tienda que vende/regala alimentos donados por supermercados, restaurantes, y mayoristas que, de lo contrario, terminarían en la basura. Muy pronto, tal vez, la podrá encontrar en una ciudad cerca de usted.

Lo que el Real Junk Food Project (TRJFP) ha denominado un "anti-supermercado" es realmente sólo la punta de su vasto iceberg de alimentos desechados: El grupo ha creado una red de 126 cafés en siete países, y en todos ellos se sirven comidas sobre la base de que el comensal paga lo que desea (Pay as You Feel). El proyecto no les fija precios a las mercancías, pero muchos clientes contribuyen, y tanto el sitio web principal del proyecto como los sitios de los cafés individuales aceptan donaciones. TRJFP abrió su primer café en Leeds en 2013, con platos elaborados con alimentos cuyo destino era ser desechados por las tiendas o los restaurantes. Estados Unidos es el próximo país al que se piensa expandir, pues el proyecto ya ha abierto un café pop-up en Buffalo, Nueva York, y espera ampliarse a todo el país en 2017.

publicidad


Lea más aquí.

2: Un plan para convertir los terrenos vacíos de Detroit en jardines de lluvia


Una representación de uno de los jardines de bio-retención. (Cortesía de Joan Nassauer)

La ciudad de Michigan tiene una infraestructura de alcantarillado antigua y deficiente y más de 66,000 parcelas vacías de tierra. Solución: Transformar esos lotes en "jardines de bio-retención", esencialmente grandes esponjas ecológicas para las aguas pluviales.

Wade Rose, administrador de restauración de terrenos baldíos en la organización de reforestación y agricultura the Greening of Detroit, está poniendo en uso los terrenos vacíos como parte de la Iniciativa de Restauración de los Grandes Lagos respaldada por la Agencia de Protección Ambiental. La organización Greening y sus socios están trabajando en 31 terrenos que abarcan aproximadamente 3 acres en conjunto. (El equipo preparó 14 terrenos el otoño pasado, y comenzó la construcción de los otros 17 hace unas semanas.) El proyecto emplea varias técnicas para la recuperación de suelos y retención de agua: un prado de flores silvestres; una plantación de árboles en la que las raíces de los robles rompen suelos compactados; jardines de lluvia con depresiones profundas; y un tratamiento que deposita 100,000 lombrices a profundidades que van desde 2 hasta 6 pies, creando una red de túneles que crean espacio para las aguas pluviales.

publicidad

Lea más aquí.

1: Poner lavadoras en las escuelas públicas


Trabajadores de la empresa Whirlpool hacen una entrega en una escuela incluida en el Programa Whirlpool Care Counts. (Cortesía de Whirlpool)

La Dra. Melody Gunn, directora de escuela primaria en St. Louis, tuvo una idea para ayudar a aumentar la asistencia: proporcionar servicios de lavandería gratis. La falta de ropa limpia puede hacer que los niños se queden en casa, ella lo sabía, y los hogares de bajos ingresos que su escuela atendía, a menudo carecían de lavadoras.

[Gunn] se puso en contacto con la empresa Whirlpool, y ésta donó una lavadora y una secadora a su escuela. Entonces, la directora invitó a estudiantes que se habían ausentado por más de 10 días a traer sus ropas para lavarlas. Whirlpool entregó a 16 escuelas más, ubicadas en distritos de St. Louis y Fairfield, California, lavadoras y secadoras mediante un nuevo programa.

publicidad

"En un mes ya vimos el impacto", dijo Gunn a CityLab. Los resultados más a largo plazo del programa han sido muy notables. El primer año se registró un incremento de la asistencia por encima de un 90%, al tiempo que la asistencia de aquellos más necesitados del servicio aumentó, como promedio, en casi dos semanas. Profesores encuestados informaron que un 95% de los participantes mostraron mayor motivación en clases y estuvieron más dispuestos a vincularse con actividades extracurriculares.

Esperamos que 2017 siga trayendo grandes ideas como estas. Si sabes de otras en tu ciudad o país, escríbenos a través Twitter y Facebook.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad