CityLab Vida Urbana

El duro contraste entre las ciudades más necesitadas y las más prósperas de EEUU

Mientras las urbes más pobres se concentran en el antiguo cordón industrial del noreste, las con mejor economía están en el sur y la costa del Pacífico.
Logo CityLab small
16 Oct 2017 – 3:44 PM EDT

Las diez ciudades grandes más necesitadas en EEUU

Loading
Cargando galería

Sabemos que existe una brecha económica de origen geográfico en Estados Unidos, la que se pudo observar claramente en los meses precedentes a las elecciones presidenciales de 2016: los medios y los políticos hablaron de los sectores ‘olvidados’ y de las ‘élites costeras’. Pero ahora conocemos más detalles de cómo esa brecha se desglosa por localidades. Uno de cada seis estadounidenses vive en códigos postales ( zip codes) que son considerados ‘afligidos’ económicamente, según el Índice de 2017 sobre las Comunidades Afligidas Económicamente (DCI, por sus siglas en inglés), que publicó el Economic Innovation Group (EIG). Otros 84 millones de personas –una cada cuatro– habitan comunidades consideradas prósperas.

“En la parte superior uno encuentra un grupo enorme, fuerte y desproporcionadamente boyante que crece en lo que pudiéramos llamar comunidades élite”, explica John Lettieri, jefe de política y estrategia del EIG. “Pero al hablar de los que están abajo, no es solo que se aprecie un ensanchamiento cada vez mayor de esa brecha, sino que ambos grupos van en direcciones opuestas”.

Rastreando datos de más de 26,000 códigos postales, el DCI clasificó las ciudades, los condados y los distritos congresionales en niveles basados en su bienestar económico: prósperos, confortables, de nivel medio, en riesgo y necesitadas.


Estas calificaciones toman en cuenta siete criterios: grado de viviendas vacantes, la cantidad de adultos desempleados, el índice de pobreza, el porcentaje de ingreso medio, el cambio en la política de empleo y la evolución de los establecimientos comerciales. Mientras más alto figuran en cada una de estas categorías, más afligidas o deprimidas se consideran las urbes. Nótese que por medio de otros indicadores, incluso ciudades vistas como ‘prósperas’, afrontan otros problemas de asequibilidad y desigualdades internas.

Si bien un análisis de todos los códigos postales revela que los mayores niveles de necesidades están concentrados en el Sur, las diez grandes ciudades más necesitadas del país se localizan en el Noreste y el Medio Oeste: Cleveland, Newark, Buffalo, Detroit y Toledo detentan las primeras cinco posiciones. Por su parte, las más prósperas se encuentran al otro lado de la costa: los centros tecnológicos del Oeste y el Pacífico Noroeste en Texas (Plano y Austin), California (Irvine, San Francisco, y San Jose), y Arizona (Gilbert, Chandler Scottsdale).


10 ciudades más prósperas entre las 100 principales del país
Sólo tres están sobre el 80%: Gilbert, en Arizona; Plano, en Texas; e Irving, en California.
LugarCiudadPoblación Total% de la población en códigos postales prósperos
1Gilbert, AZ230,78099.9%
2Plano, TX275,65082.70%
3Irvine, CA238,47080.7%
4Chandler, AZ250,20064.9%
5San Francisco, CA840,76047.9%
6Henderson, NV271,73065.9%
7Seattle, WA653,02052.6%
8San José, CA1,000,86049.6%
9Austin, TX887,06041.7%
10Scottsdale, AZ227,47060.9%
FUENTE: 2017 Distressed Communities Index | UNIVISION
10 ciudades más necesitadas entre las 100 principales del país
Cleveland y Newark, las peor evaluadas.
LugarCiudad Población total% de la población en códigos postales "necesitados"
1Cleveland, OH390,58090.3%
2Newark, NJ279,79081.0%
3Buffalo, NY259,52070.0%
4Detroit, MI690,07098.9%
5Toledo, OH282,28051.8%
6Memphis, TN657,17066.1%
7Milwaukee, WI599,50046.6%
8Stockton, CA299,72069.8%
9Philadelphia, PA1,555,07049.3%
10Tucson, AZ528,37058.6%
FUENTE: 2017 Distressed Communities Index | UNIVISION


Después de la Gran Recesión de 2008, el país experimentó globalmente una recuperación económica que fue de 2011 a 2015, pero este informe muestra que las comunidades que ya eran vulnerables apenas formaron parte de ese crecimiento. En lugar de sufrir una caída drástica seguida de un lento aumento en la creación de empleos y del grado de prosperidad, el nivel de empleo en la ciudad decayó de hecho en un promedio de un 6% y el establecimiento de comercios sufrió un bajón de un 6.3% como promedio al interior de las comunidades más apremiadas desde 2011. Más de la mitad del crecimiento, mientras, tanto en lo que respecta al empleo como a la creación de negocios, estuvo concentrada en los enclaves aventajados.

Pero si bien la recesión exacerbó el declive económico, e introdujo nuevas barreras estructurales a la igualdad, los autores sospechan que la fuente del problema se remonta a mucho más atrás. Este informe analiza la salud económica hasta el año 2000. “Queríamos identificar qué parte de sus retos correspondían, digamos, a desafíos de crecimiento del siglo XXI y qué parte, por otro lado, era debida a la recuperación como tal”, añade Lettieri. Durante casi dos décadas, “uno esperaba ver un incremento del crecimiento económico, pero lo que hallamos fue que la vasta mayoría de códigos postales analizados cuenta con menos negocios hoy que en el año 2000 y que, encima, más personas se desempeñan en un número menor de empleos y comercios si se las compara, igualmente, con el año 2000. Estos hechos enfatizan cuán profundo cala este desafío en muchos de estos lugares”.

Con esta información, el DCI ahonda en la naturaleza geográfica de las diferencias en el país, yendo comunidad por comunidad, revelando cómo, antes de crecer de un modo incluyente para así beneficiar a un número significativo de estadounidenses, el crecimiento es dispar y deja a su suerte a un puñado nada desestimable de comunidades. El estudio subraya a su vez las implicaciones de estas divisiones económicas en las vidas de los individuos. Se pueden, desde luego, identificar vasos comunicantes entre la prosperidad o la pobreza a nivel comunitario y las condiciones de salud y sociales de los individuos que las habitan, así como respecto a sus niveles educativos. Muy a menudo, el peso de esta precariedad cae marcadamente sobre las llamadas minorías.

A continuación, algunas de las conclusiones más impactantes del informe del DCI.

Existe una enorme brecha que se está ensanchando


No es casual que las diez ciudades mejor evaluadas estén situadas en Texas, California, Arizona y el Oeste. Plano es un hervidero de negocios, San Francisco un centro tecnológico, al tiempo que Gilbert está repleta de jóvenes promesas del emprendimiento. Las urbes pequeñas florecientes son suburbios en la periferia de regiones metropolitanas mayores como Dallas, Denver y Minneapolis, las cuales son cada vez más pujantes.

En el mapa, las ciudades que solían depender de industrias únicas que pueden estar en declive o en transición –las de acero y hierro en Cleveland, la automotriz de Detroit, la agricultura de Stockton– pasaron a estar en apuros económicos. ¿El punto clave de divergencia? Los empleos.


La desigual creación de empleo en EEUU
El aumento del empleo en el país ha sido importante en las zonas más ricas, pero las regiones más pobres casi no han creado nuevos trabajos.
% del empleo en 2011
% del crecimiento del empleo 2011-2015
FUENTE: EIG | UNIVISION
Las zonas más pobres no logran crear nuevas empresas
De la misma forma que con el empleo, la creación de nuevos negocios se concentra en las zonas ricas y casi no existe en las regiones más necesitadas.
% de creación de empresas en 2011
% del crecimiento del creación de empresas 2011-2015
FUENTE: EIG | UNIVISION


“Los empleos y los negocios son en muchos sentidos los rasgos más tangibles del crecimiento, los indicadores más confiables de la salud o el bienestar de una comunidad”, acota Lettieri. Y algunas cifras relativas a los códigos postales más favorecidos hablan con toda contundencia: un 88% de ellos sumó empleos de 2011 a 2015, mientras que un 85% vio un aumento en el número de negocios durante el mismo período.

Nunca es suficiente recalcar que este crecimiento no es incluyente. Al 60% más rezagado de los códigos postales corresponde apenas un cuarto de los puestos de trabajo disponibles. Las dos terceras partes de las urbes más desaventajadas han experimentado marcadas caídas en puestos laborales de 2000 a 2015, y un 72% de ellas vio cómo se cerraban más negocios de los que se abrían. Conforme la gente se marchaba en busca de oportunidades, muchas urbes necesitadas han venido perdiendo habitantes o manteniendo su monto poblacional en lugar de verlo crecer.

Las ciudades necesitadas tienen infraestructura obsoleta

Muchas de las ciudades peor consideradas en la clasificación, como Detroit y Cleveland, son áreas cuyas economías fracasaron mientras cerraban sus fábricas (un patrón también presente entre las ciudades pequeñas y de mediano tamaño, como Flint, Michigan y Youngstown, Ohio), y donde la manufactura aún constituye una gran parte de la base de empleo.

La edad de la infraestructura de una ciudad en sí misma es una buena señal de su salud económica: el promedio de edad de las casas en las ciudades consideradas más necesitadas, como Detroit y Filadelfia, es 68; por su parte, en la próspera Gilbert es de 15 años y en Austin, 29.

“Estos son los lugares que luchan más por crear nuevos empleos, crecer poblacionalmente, e impulsar el dinamismo local”, refiere Lettieri.

Norte vs. sur; el campo vs. la ciudad

En el Noreste, el DCI encontró que la angustia económica está focalizada en las áreas urbanas, mientras que en el Sur, ese mismo índice elevado de depresión económica ocupa más bien las zonas rurales. Entretanto, áreas de densidad media –patrón o tendencia inmobiliarios más asociados a los suburbios– florecen más en todo el país, y muchas de ellas se cuentan entre las más avanzadas de la nación. Lo que no establece con todo acierto este informe es que no todas las áreas de densidad media son suburbanas por naturaleza, y, desde luego, no todos los suburbios florecen: mientras cambia la composición demográfica de algunos suburbios, la distancia hasta o desde los distritos metropolitanos del centro se amplía, y ya que las inversiones suelen canalizarse hacia las ‘áreas del centro’ a costa de aquellas áreas periféricas, estas comunidades acaban, igualmente, experimentando penurias económicas.

El informe es elocuente en cuanto a la descripción de arquetipos del desamparo en Estados Unidos, basándose en estos rasgos geográficos: “Arraigada pobreza en el centro de las ciudades del Noreste y el Medio Oeste, con profundas raíces intergeneracionales, el inveterado atraso de la región conocida como el Sur Profundo, y el costoso aislamiento económico y social de las reservas de los nativos americanos en el Oeste”.

La realidad evidenciada mediante este gráfico no es sorprendente –el creciente declive de la clase trabajadora rural y la simultánea entronización de la pobreza en las comunidades como Detroit y Chicago han sido documentados ampliamente-, aunque sí su magnitud.


¿Cómo son los vecindarios más necesitados?
Los expertos analizaron la densidad de los vecindarios más necesitados. Mientras en el sur, corresponden a zonas menos densas (suburbios), en el noreste y el oeste están en zonas urbanas.
Noreste
Sur
Medio oeste
Oeste
FUENTE: EIG | UNIVISION

Hay desigualdad dentro de los estados, como sucede en California

Grupos de ciudades atrasadas y prósperas se verifican en el Sur y el Pacífico Noroeste, respectivamente, pero los focos que se ciernen sobre California son rojos y azules, indicando la coexistencia de prosperidad y depresión en barrios relativamente próximos. El llamado Golden State es un microcosmos del resto del país: si bien Irvine, San Francisco, y San Jose se desarrollan a un admirable ritmo; Stockton, San Bernardino y Fresno están sufriendo el desinterés de las inversiones. Las más desaventajadas fueron enclaves agrícolas e industriales, expandiéndose a horas de las áreas metropolitanas, y desconectadas de cierta forma del boom tecnológico que sí ha hecho mejorar a sus vecinos.

“El concepto de aflicción o desamparo económico, si bien está fuertemente identificado con ciertas áreas del país, se aprecia dentro de cada estado y ciudad”, sostiene Steve Glickman, director ejecutivo de EIG. Tómense los ejemplos de Washington DC o Nueva York. El centro de las capitales de Estados Unidos exhibe una economía boyante, pero el área más allá del río Anacostia languidece. Lo mismo en Nueva York: mientras Manhattan está en auge de Manhattan, en El Bronx se cuentan por miles los residentes de bajos ingresos. Este tipo de desigualdad ha sido el objeto de la reciente investigación de Richard Florida.

Estas inequidades a nivel de cada ciudad son provocadas por las mismas causas que el DCI identifica: la segregación racial, la falta de infraestructura, y el desincentivo económico.

El nivel educativo divide a prósperos y necesitados

Tras la recesión, casi un 100% de los nuevos empleos fueron a manos de trabajadores con cierta formación universitaria, una estadística que se refleja en la actual composición de las ciudades tanto florecientes como con urgencias económicas. Quienes tienen títulos avanzados se van en masa a los códigos postales identificados como prósperos y, naturalmente, dan un gran espaldarazo a la economía de esos lugares. Más de la mitad de los que no siguen estudiando después del bachillerato, por otra parte, vive en las comunidades más rezagadas.


La diferencia que marca la educación
Al comparar las zonas prósperas con las más necesitadas, una de los problemas que se ven es la desigualdad educacional.
Zonas prósperas
Zonas necesitadas
FUENTE: EIG | UNIVISION

“Es clave el nivel de estas personas”, dice Lettieri refiriéndose a aquellos con mayores cuotas de educación. “Si ellos escogen vivir en una comunidad próspera, y muy pocos viven en una muy atrasada, entonces eso se convierte en una clara línea divisoria en que se pueda ubicar una empresa”. Sin una clase trabajadora educada que resida en la ciudad, el crecimiento económico puede entrar en la así llamada estagnación.


El bienestar económico contribuye a la salud

Las personas que viven en regiones que sufren esta especie de desamparo mueren, como promedio, cinco años antes que los que viven en zonas prósperas e incluso ligeras fluctuaciones en la salud económica hacen la diferencia: los residentes de un condado cuyo índice de desamparo es diez puntos superior muestran una esperanza de vida seis años menor.

La tasa de mortalidad en esas localidades también es alta, especialmente las muertes asociadas a factores de riesgo mentales como el suicidio y trastornos por el abuso de sustancias, así como al cáncer y las complicaciones antes y después del parto. Esto corta en parte el acceso al cuidado de salud, algo de que las áreas rurales están careciendo comparadas con ciudades populosas y prósperas. Mientras la densidad aumenta en el Sur, también lo hace la esperanza de vida.

El peso racae de manera desproporcional en las minorías


Las poblaciones de afroestadounidenses, hispanos y nativos están sobre sobrerepresentadas en las comunidades más desfavorecidas si se las compara con los grupos de blancos y asiáticos, y otras subrepresentadas en las urbes más desarrolladas.

Los estadounidenses de raza negra constituyen un 12.3% de la población, pero representan más del doble del porcentaje en las áreas más pobres. Y, si bien más de la mitad de los residentes en las urbes, los pueblos y condados más deprimidos pertenecen a minorías, al interior de las áreas prósperas ese número se reduce a una cuarta parte.


La desigualdad que marca la raza
En las zonas más prósperas, dominan los blancos no hispanos. Los latinos y los afroestadounidenses crecen muchísimo en regiones más pobres.
Zonas prósperas
Zonas necesitadas
FUENTE: EIC | UNIVISION

Ya que los estadounidenses blancos componen una parte tan considerable de la población del país, y porque muchos códigos postales sureños y rurales son esencialmente de blancos, ellos, a su vez, constituyen un 44% del cuadro que describe el declive económico.

Sin embargo, cuando se estudian los códigos postales donde la mayoría pertenece a una o varias minorías (existen 4,100 de ellos en Estados Unidos), el sesgo es claro: es dos veces más probable que sufran penurias económicas que su ‘típica’ contraparte mayoritaria.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Cuál es la ciudad con más pobreza entre las más grandes de EEUU

Loading
Cargando galería
Publicidad