CityLab Política

Por qué tantas ciudades reportan bajísimas cifras de delitos de odio en EEUU

A pesar de tener poblaciones de más de 250,000 personas, localidades como Miami, Tulsa y Anaheim y dicen no registrar este tipo de crímenes, pero la verdad es algo más compleja que esto.
Logo CityLab small
17 Jun 2016 – 10:50 AM EDT

A pesar de lo sucedido el domingo en la madrugada en Orlando, el FBI ha dicho anteriormente que la tasa de los delitos de odio está bajando. La última cifra de esta organización es de 5,928 crímenes de este tipo, pero la Oficina de Estadísticas Judiciales tiene otros números. “La estadística real es de alrededor de 260,000 delitos al año”, dice Mark Potok, de la organización Southern Poverty Law Center. “Eso es 25 o 40 veces más alto de lo que reporta el FBI”.

El violento ataque a la comunidad LGBT realizado por Omar Mateen, quien entró a un club gay en Orlando el lunes y, armado con un rifle de asalto y una pistola, empezó a disparar, obliga a revisar los datos de este tipo de crímenes. En ese momento, 49 personas murieron y otras 53 resultaron heridos en el tiroteo más grande en la historia del país. El atacante proclamó su lealtad al Estado Islámico en una llamada al 911, pero aún así, este acto se puede añadir a la lista larga de delitos de odio cometido contra gente gay todos los días en los Estados Unidos.

Muchos de la comunidad LGBT han salido a decir que la violencia basada en el odio no es nada nuevo ni algo del pasado para ellos. Es algo extremadamente común todavía, algo que tienen que temer en todos lados y todo el tiempo, a pesar de las cifras del FBI.

Parte de la razón de los bajos números que entrega el FBI es que miles de ciudades en todo el país dicen registrar 0 delitos de odio. Abajo, se puede ver una lista de once ciudades grandes (más que 250,000 residentes), que no reportaron crímenes motivados por el odio en 2014. Se trata de localidades de tamaño considerable, donde parece difícil, casi increíble, pensar que este número se condiga con la realidad.


Mucha población pero cero reportes de odio
Ciudades con más de 250 mil habitantes que no reportaron un solo crimen de odio en el 2014
Ciudad EstadoPoblación total
JacksonvilleFlorida856,021
MiamiFlorida421,996
TulsaOklahoma399,556
ArlingtonTexas382,976
TampaFlorida357,124
AnaheimCalifornia346,956
PlanoTexas277,822
LaredoTexas250,994
St. PetersburgFlorida250,772
MobileAlabama250,655
FUENTE: Hate Crime Statistics, FBI | UNIVISION

Hay varias razones que explican estos números tan bajos por ciudades tan grandes. “El primer problema es que el proceso de reportar los números al FBI es completamente voluntario”, dice Potok. “Lo que nosotros averiguamos en nuestra investigación es que muchas veces la policía municipal nunca manda las estadísticas al estado. Luego, cuando llega tiempo para que el estado mande la información al FBI, marcan ‘0’ para todos los municipios que no mandaron información”.

Obviamente, dice él, esto crea muchos “ceros” que no existen en realidad. Estos problemas hacen que varios estados en el sur del país aparezcan como si no tuvieran problemas de crímenes del odio. Mientras tanto, estados como California y New York, donde casi siempre se reportan, aparecen como grandes focos de racismo y discriminación.

Adicionalmente, dice Potok, los programas nacionales que entrenaban a la policía sobre cómo reconocer estos delitos han disminuido drásticamente. “Muchas veces, el policía que se encarga del caso simplemente no está entrenado para saber qué es lo que constituye un delito de odio”, dice él. Y además hay los casos en donde el mismo policía también tiene prejuicios, dice Potok, y no reporta el crimen correctamente por eso.

Todo eso se hace más serio cuando se considera que muchas veces las víctimas nunca reportan el crimen a nadie, como delito de odio o de cualquier tipo. “Yo diría que alrededor de la mitad de los crímenes quedan sin reportar”, dice Potok. Puede ser que las víctimas tengan miedo o no tengan confianza en la protección del sistema judicial, explica.

CityLab intentó contactar a todas las ciudades arriba nombradas. Miami, Arlington, St. Petersburg y Laredo no respondieron hasta el momento de publicación, pero Tulsa, Tampa, Plano, Jacksonville, Anaheim y Mobile afirmaron que el reporte del FBI era correcto. Un vocero del departamento de policía de Anaheim explicó que varios “incidentes de odio” han pasado en los últimos dos años, pero ninguno se podía clasificar como crimen. Por ejemplo, al comienzo de 2016, alguien disparó a un Corán, y lo puso en la puerta de un negocio musulmán. Técnicamente, eso no es un crimen y no se registra como delito de odio en el FBI.

Pero una cosa sí está clara: la falta de registro de estos crímenes hace daño a las víctimas y ayuda a los culpables. “Hay una diferencia muy grande entre cinco o 10,000 delitos de odio cada año como ahora reportan, y 250,000. Entre 5 y 10,000 son muchos, pero en un país tan grande, quizás no constituye un grave problema social”, dice Potok. “Pero 250,000 nos dice otra historia. Y tenemos que confrontar el problema real que tenemos”.

Publicidad