null: nullpx
CityLab Política

El arquitecto que quiere construir una ciudad binacional en la frontera

En Border City, visión utópica ubicada entre EEUU y México, las personas no tendrían limitaciones de transporte ni de uso de moneda.
Logo CityLab small
21 Sep 2016 – 1:15 PM EDT

Donald Trump sigue hablando sobre el enorme y “ hermosomuro que va a construir en la frontera entre Estados Unidos y México. Mientras tanto, Hillary Clinton dice que quiere construir puentes, metafóricamente hablando.

Pero el arquitecto mexicano Fernando Romero ha adoptado un enfoque más literal a la propuesta de Clinton. Durante mucho tiempo ha defendido la "construcción de puentes", y cree que las fronteras son obsoletas. "Con la tecnología, esas fronteras terminan convirtiéndose en límites simbólicos", le dijo recientemente a Dezeen Magazine. "La realidad es que existe una fuerte dependencia mutua de las economías y el comercio". Por esa razón, ahora ha diseñado un plan maestro para una metrópoli transitable y superconectada a ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y México.

A principios de la década de 2000, la firma de arquitectura de Romero conceptualizó un " Bridging Museum" en forma de túnel en el Valle del Río Grande, que funcionaría "como un embudo y como una ventana entre las fronteras". Pero su visión de una ciudad fronteriza utópica, en exhibición en la Bienal de Diseño de Londres, es mucho más compleja y detallada. Según la nota de prensa:

El concepto se basa en la larga historia de los lugares donde se unen las fronteras, ciudades donde las culturas se mezclan y chocan para crear algo totalmente único, lugares como Hong Kong, Andorra, Baarle Hertog/Baarle Nassau, y Standstead/Derby Line. Border City es el primer plan maestro integrado de una ciudad binacional que favorece a ambos lados de la frontera, que utiliza herramientas empresariales, como las zonas económicas especiales, para justificar su viabilidad.

He aquí un video de su instalación en la Bienal:

La ciudad de Romero estaría entre Nuevo México y Texas en Estados Unidos, y Chihuahua en México. Incluye en ella los elementos positivos de las vecinas El Paso y Ciudad Juárez, como sus animadas economías hermanas, pero elimina algunas de sus limitaciones. A su ciudad no le preocupa el tipo de cambio ni las restricciones sobre el desplazamiento, el estudio, o el empleo en cualquier lado de la frontera. Además, no hay expansión urbana.

La ciudad es multipolar, con muchos distritos de negocios y sectores económicos especializados; está superconectada, lo cual permite una circulación constante de personas, bienes y servicios dentro y fuera de ella. En su centro se encuentra el puerto interior de Santa Teresa, un centro de carga recientemente inaugurado en la frontera entre México y Nuevo México. La autopista I-10 conecta la densa y transitable zona urbana de la ciudad con regiones lejanas en las costas este y oeste de Estados Unidos. Y una red de carreteras y trenes expresos unen varios florecientes puntos económicos de la ciudad con las industrias más importantes.

Éste no es un proyecto puramente conceptual: Romero realmente quiere construirlo en terrenos privados en algún momento de la próxima década, informa Dezeen. Mejor que sea así, porque según el estratega global Parag Khanna, los centros urbanos hiperconectados pronto llegarán a ser los actores más poderosos a nivel mundial. En ese sentido, la visión de Romero representa el futuro de las ciudades.

Écheles un vistazo a los diagramas y las representaciones que ilustran los diversos componentes del plan de Romero que se muestran a continuación:

Una red hexagonal con caminos entrecruzados une los polos económicos del norte de la frontera con San Jerónimo y San José, en el sur (Fernando Romero Enterprise).

El puerto interior de Santa Teresa puede unir las cadenas de suministro y demanda (Fernando Romero Enterprise).


Las personas pueden moverse libremente en auto, o en los trenes expresos (Fernando Romero Enterprise).

La ciudad hexagonal tiene características de zonificación de alta densidad, con un par de distritos de negocios (Fernando Romero Enterprise).

Muchos caminos conectan los diferentes vecindarios (Fernando Romero Enterprise).

Pero no hay escasez de transporte público (Fernando Romero Enterprise).

La ciudad fronteriza de Romero tiene muchas estaciones para bicicletas eléctricas y ciclovías (Fernando Romero Enterprise).


Pero lo más importante es que es amigable con los peatones (Fernando Romero Enterprise).


Cuando (y si) se construya, quizás así se vería la ciudad de Romero desde el cielo (Fernando Romero Enterprise).

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Publicidad