null: nullpx
Brexit

Europarlamento urge a Londres a que agilice la ruptura con la Unión Europea

La canciller alemana Angela Merkel le advirtió a Reino Unido que "quien sale de la familia no puede esperar que todas sus obligaciones desaparezcan y que se mantengan sus privilegios".
28 Jun 2016 – 7:53 AM EDT

"Estoy sorprendido de verle aquí. Usted apoyó la salida ¿Por qué está usted aquí?" Así de duro empezó la sesión extraordinaria plenaria de este martes en Brusela el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, encarando al eurodiputado británico del UKIP Nigel Farage, el principal impulsor de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, un proceso conocido por su contracción en inglés como 'Brexit'.

Junker lo invitó a que empiecen el divorcio con Europa lo antes posible. "Me gustaría que se respete la decisión del pueblo británico, que se actúe en lugar de jugar al perro y al gato. Han dicho claramente que se quieren ir".

En efecto, el Parlamento Europeo adoptó este martes en sesión extraordinaria una resolución, no vinculante, en la que insta a Gran Bretaña a invocar "inmediatamente" el artículo 50 de los tratados europeos para iniciar el proceso de ruptura con la UE.

Un total de 395 diputados aprobaron la moción, mientras que 200 se pronunciaron en contra y 71 se abstuvieron.

"Si no hay una invocación del artículo 50 no empezarán las negociaciones", subrayó Junker a los europarlamentarios británicos.

Pero Farage no se quedó atrás en el tono áspero, a vece desafiante.

"La razón por la que están ustedes tan tristes y tan enfadados está clara: ustedes están negando el fracaso de su proyecto europeo", dijo a los europarlamentarios.

Farage, quien fue abucheado en el pleno cuando tomó la palabra, pidió un dialogo "maduro" para lograr "un acuerdo sensato sin aranceles" y se mostró convencido de que "sin acuerdo, la UE perdería más que el Reino Unido".

"Cuando vine aquí hace diecisiete años para liderar una campaña con el objetivo de irnos de la UE, ustedes se reían de mí... ¿Ahora no se ríen, verdad?", señaló.

"Podemos llegar a una situación de aranceles al automóvil con la que cientos de alemanes perderían su empleo. Seamos sensatos y negociemos un acuerdo libre de aranceles sensato", afirmó en tono amenazante.

Farage dijo que, una vez el Reino Unido esté fuera de la UE, seguirá "cooperando" con la UE".

"Seremos su mejor amigo en todo el mundo, hagámoslo con sensatez", subrayó.

Pero para amigos de la UE, la eurodiputada por el Sinn Fein Martina Anderson quien citada por el diario El País, dijo: “Lo último que necesita el pueblo de Irlanda del Norte es otra frontera más".

En la misma línea de Farage se pronunció la líder del Frente Nacional francés, Marine Le Pen, quien calificó el resultado del referendo como "de lejos, el mayor evento histórico que ha conocido nuestro continente desde la caída del Muro de Berlín".

"¿Por qué se enfadan así? El voto de nuestros amigos británicos es, de lejos, el mayor evento histórico que ha conocido nuestro contenido desde la caída del Muro de Berlín, es un grito a la libertad", afirmó.

Para Le Pen, que también fue abucheada al principio de su intervención, el resultado del referendo es "una victoria de la democracia y una bofetada a un continente europeo basado en el miedo, el chantaje y la mentira".

La guinda de la jornada la puso la caciller alemana, Angela Merkel, quien enfrió las aspiraciones de los euroescépticos británicos: "no puede esperar no tener obligaciones pero mantener privilegios" de UE.

"Nos aseguraremos de que las negociaciones no se desarrollen según el principio de 'selección a la carta'. (...) Se debe hacer una diferencia entre ser miembro o no de la familia de la UE", insistió la dirigente alemana.

"Quien sale de la familia no puede esperar que todas sus obligaciones desaparezcan y que se mantengan sus privilegios", aseveró.

Lea también:


RELACIONADOS:BrexitUnión EuropeaReino Unido

Más contenido de tu interés