Bilingüismo

¿Hablar un solo idioma puede significar pérdidas económicas?

Un estudio dice que EEUU debe mirar el ejemplo de países que se han dado cuenta de las ventajas del bilingüismo en sus economías y que han apostado a formar a sus estudiantes, desde los primeros grados, en más de un idioma.
2 Jun 2016 – 4:11 PM EDT

Los estadounidenses que hablan un solo idioma ganan $5 mil dólares menos anuales que los que hablan más de una lengua, y se están quedando fuera de la economía global porque no pueden competir por empleos con extranjeros multilingües más calificados, según un nuevo informe del Proyecto Derechos Civiles de la Escuela de Posgrado de Educación de UCLA.

"A diferencia de los trabajadores multinacionales bilingües que pueden competir por empleos en su país y en Estados Unidos, los norteamericanos que solo hablan inglés pueden solamente competir por trabajos mayormente locales", afirma el estudio, presentado este jueves en una cumbre regional de la Casa Blanca sobre el bilingüismo en la educación inicial.

Según el reporte, el sistema educativo estadounidense sigue asentado en la noción de que aprender el idioma inglés es suficiente para que una persona se pueda desenvolver profesionalmente.

Las investigadoras resaltan que tanto los estudiantes con una lengua materna distinta al inglés como los anglohablantes tienen poco acceso a programas multilingües en las escuelas.

"Los norteamericanos son famosos por ser monolingües. Lo que debería ser una gran ventaja competitiva para los norteamericanos, una fuerza laboral multilingüe (60 millones de personas en el país), se convierte en una desventaja por políticas educativas que desalientan el desarrollo de segundas lenguas", expresan las investigadoras que elaboraron el estudio, Patricia Gándara y Sylvia Acevedo.

Los centros telefónicos de servicio al cliente, algunos servicios de contabilidad e incluso de medicina a distancia son ejemplos de campos aprovechados por extranjeros bilingües que pudieron haber sido ocupados por estadounidenses.

“Siendo Estados Unidos un país de inmigrantes, la fuerza laboral estadounidense debería ser fuente de un apoyo lingüístico incomparable. Pero aquellos que solo hablan inglés quedan en desventaja en la era de la globalización y solo pueden competir en trabajos locales", resaltó Acevedo al discutir los hallazgos de este informe durante la cumbre de este jueves.

La consecuencia de ello, según Acevedo, es que muchos estadounidenses pierden oportunidades globales de negocio porque están compitiendo con una fuerza global que es cada vez más multilingüe y fluida en el inglés.

Las autoras del reporte afirman que el sistema educativo estadounidense debe enfocarse en desarrollar o fortalecer los programas multilingües en las escuelas, tanto para quienes aprenden inglés como para los anglohablantes.

Señalan como ejemplo al estado de Utah, con una fuerte población mormona multilingüe por los años que han pasado en el extranjero como misioneros, y donde se han asentado importantes multinacionales con necesidad de empleados bilingües como eBay, Goldman & Sachs, Oracle y Procter & Gamble.

También destacaron el programa de Sello de Alfabetización Bilingüe, que es un reconocimiento otorgado por las escuelas a los estudiantes que al graduarse alcanzaron el mismo nivel de competencia en dos o más idiomas.

Este programa ya está en vigor en 14 estados del país y educadores han dicho que el reconocimiento a los estudiantes motiva a sus compañeros a aprender más de un idioma.

A EEUU le queda trecho por recorrer pues según Acevedo, los países que se han dado cuenta de las ventajas que tiene el bilingüismo en sus economías han apostado a formar a los estudiantes en más de un idioma desde los primeros grados.

Es que, como señala Acevedo, la educación bilingüe y de lenguaje dual "es un activo para la competitividad nacional".

Lea también:


Publicidad