null: nullpx
Atentado terrorista

Ataques terroristas contra los equipos de fútbol: ¿una nueva estrategia de los extremistas?

La policía alemana detuvo a un "islamista" como sospechoso del ataque contra un autobús en el que viajaba el equipo de fútbol del Borussia Dortmund. Esto es lo que se sabe hasta ahora de este ataque "terrorista".
12 Abr 2017 – 4:00 PM EDT

Este miércoles la policía alemana detenía a un “islamista” como principal sospechoso del ataque en Alemania con tres artefactos explosivos contra el autobús en el que se desplazaba el equipo de fútbol Borussia Dortmund a un partido de la Liga de Campeones.
Las autoridades consideran que el incidente ocurrido en la tarde del martes es un acto “terrorista”, que se sumaría al que han sufrido otras ciudades europeas recientemente.

Estos atentados, reivindicados por el grupo terrorista ISIS o Estado Islámico, se han caracterizado por realizar ataques en espacios públicos con bombas o armas, como ocurrió en París o Bruselas, o por utilizar un vehículo para lanzarlo contra la multitud, como Londres, Berlín o Estocolmo. La agresión ocurrida en Dortmund, lanzada específicamente contra un equipo deportivo, deja aún numerosas interrogantes. Esto es lo que sabemos (y lo que no) hasta ahora:

¿Por qué se habla de “ataque terrorista”?

Son los propios investigadores de las autoridades alemanas quienes así lo están calificando. "Teniendo en cuenta el modus operandi, podemos considerar que se trata de un ataque de carácter terrorista" dijo Frauke Köhler, representante de la fiscalía antiterrorista alemana a los periodistas.

Sin embargo, hay voces más precavidas. Ralf Jaeger, ministro del Interior del estado de Renania del Norte-Westfalia, donde se produjeron las explosiones, afirmó que la policía investiga “en todas las direcciones”.

“La razón por la que me parece plausible que sea un ataque terrorista es la manera que utilizaron los explosivos porque tres explosiones coordinadas, controladas a distancia, es una manera de operar típica de organizaciones terroristas con un nivel de preparación muy avanzada que exige tecnología y conocimiento, además de preparación y coordinación”, dijo a Univision Noticias Emanuele Ottolenghi, investigador principal de la Foundation for Defense of Democracies, con sede en Washington.

¿Qué apunta hacia la pista islamista?

Las explosiones ocurrieron hacia las 6:45 pm hora local. Poco después, la zona fue acordonada y comenzaron los trabajos de la policía que descubrió tres documentos idénticos.

La fiscalía explicó que en ellos se pide a Alemania que retire sus aviones Tornado de Siria y cierre una base aérea estadounidense situada en el suroeste del país. Según la agencia alemana DPA, también se nombra a Alá y se critica la actuación de la canciller alemana, Angela Merkel, por su lucha contra ISIS.

Estas cartas, sin embargo, no han convencido a todos. Jaeger expresó sus dudas al subrayar que podrían ser auténticas “o un intento de crear pistas falsas”.

Por ahora, el grupo radical ISIS no ha reivindicado la acción. Sin embargo, sí lo ha hecho una organización izquierdista en internet, pero las autoridades no le han dado credibilidad.

Quién o quiénes son los autores materiales

En estos momentos hay un detenido por sus conexiones islamistas. La fiscalía apuntó que la investigación se centró inicialmente en dos personas cuyos apartamentos fueron registrados y, posteriormente, uno de ellos fue arrestado. Se desconoce su identidad, aunque un diario regional, el Stadt Anzeiger de Colonia, publicó que los sospechosos son un iraquí de 25 años, residente en Wuppertal, y un alemán de 28 años, de Fröndenberg.

¿Por primera vez un equipo deportivo es objetivo terrorista?

El atentado contra el equipo de fútbol del Borussia Dortmund sorprendió porque rompía la línea de ataques islamistas recientes, en los que los terroristas han utilizado vehículos o armas en espacios públicos. Sin embargo, no es la primera vez que una organización terrorista apunta al deporte.

“Esta es la primera vez que existe un ataque contra un equipo de fútbol europeo. Pero no hay que olvidar que hace más de 40 años, en Alemania, se produjo contra los deportistas olímpicos del equipo de Israel”, apuntó Ottolenghi vía telefónica, en referencia a la masacre de Múnich de 1972, donde 11 deportistas fueron asesinados por el grupo terrorista Septiembre Negro.

De hecho, los pasados Juegos Olímpicos de Brasil recibieron amenazas de atentados. “Los eventos deportivos importantes, como un mundial o los Juegos Olímpicos pueden ser un objetivo”, añadió el especialista en terrorismo. Para Ottolenghi, la razón la que el Borussia Dortmund estuvo en la mira de los radicales es porque “un equipo de fútbol es un símbolo y un ataque contra un equipo tiene un impacto mediático muy fuerte”.

¿Qué explosivo se utilizó?

Los investigadores no han determinado exactamente qué detonador o tipo de explosivo se utilizó. El representante de la fiscalía antiterrorista informó que las bombas estaban escondidas tras un seto y contenían metralla metálica. La potencia de alcance de la explosión era de unos 100 metros.

Los artefactos, que explotaron al paso del autobús, causaron destrozos en los cristales del vehículo. Una pieza de la metralla quedó incrustada en un asiento del bus. El jugador español Marc Batra, delantero del equipo alemán, tuvo que ser operado de una mano después de que se fracturara la mano.

Un policía que iba en moto escoltando el bus del equipo también resultó herido leve.

Las fotos que muestran la tragedia de los niños de Alepo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Atentado terroristaMundoAlemania
Publicidad