null: nullpx

Ataque al autobus del equipo Borussia Dortmund no fue terrorista sino para especular en la bolsa

Las autoridades consideraron en un principio que podría tratarse de un ataque islamista, puesto que encontraron en el lugar unas notas reclamando la autoría del ataque pero la investigación les llevó hasta la computadora desde donde el sospechoso hizo una compra de acciones del equipo atacado.
21 Abr 2017 – 6:50 AM EDT

La codicia parece que fue la motivación de un joven rusoalemán detenido este viernes en Alemania como sospechoso del ataque con explosivos contra el autobús del equipo de fútbol Borussia Dortmund, según las autoridades, que abrieron una investigación por "tentativa de homicidio".

El sospechoso, de 28 años e identificado sólo como Sergej W. fue detenido por un equipo de respuesta táctica de la policía en la zona de la ciudad suroccidental de Tuebingen, indicó la fiscalía en un comunicado.

Las autoridades alemanas abrieron una investigación por "tentativa de homicidio" sin calificar la acción de "terrorista", estimando en ese momento que era demasiado pronto para sacar conclusiones, informó AFP.

El detenido se enfrenta cargos de intento de asesinato, provocar una explosión y lesiones graves.


En el ataque perpetrado el pasado 11 de abril resultaron heridos el jugador español Marc Bartra y un policía –que escoltaba a la comitiva- a consecuencia del impacto de la explosión de los artefactos dispuestos para estallar al paso del autobús, que trasladaba al equipo para enfrentarse al AS Monaco en un partido de la Liga de Campeones.

La fiscalía adelantó que el sospechoso había pedido un préstamo y creen que especulaba con una caída del precio de la acción del Borussia Dortmund.

"Podría haberse esperado un descenso significativo en el precio de las acciones si un jugador hubiera sufrido lesiones graves o muerto como resultado del ataque", indicó la fiscalía.

Ese mismo día compró acciones del equipo de fútbol, el único de la liga alemana que cotiza en bolsa.

"El hombre parece haber querido cometer un asesinato por codicia" señaló Ralf Jaeger, máximo responsable de seguridad en el estado de Renania del Norte-Westfalia, en declaraciones recogidas por The Associated Press.


La fiscalía explicó que sus pesquisas les llevaron a rastrear la computadora empleada para comprar las acciones hasta el lujoso hotel donde se alojaba el equipo, donde el sospechoso también había reservado una habitación.

"Los dispositivos explosivos se detonaron en el momento óptimo", señaló la fiscalía.

En un primer momento se barajó la posibilidad de un atentado islamista puesto que encontraron unas notas en las que pedían que Alemania dejara de participar en la coalición internacional contra el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por su sigla en inglés).

Pero expresiones en alemán complejas mezcladas con faltas de ortografía que parecían hechas a propósito llevaron a las autoridades a pensar que se trataba de una pista falsa, por lo que continuaron con otras vías abiertas.


RELACIONADOS:AtaquesAlemaniaFútbolMundo
Publicidad