null: nullpx
Elecciones en Venezuela

Venezuela da "un pequeño paso" hacia la democracia en las elecciones locales de este domingo

Después de cuatro años de boicot electoral, la oposición vuelve a las urnas en las elecciones de gobernadores y municipios del 21 de noviembre. Pero las expectativas son bajas, ya que muchos ven la votación como una preparación para las elecciones presidenciales de 2024. (Read this article in English)
Publicado 20 Nov 2021 – 11:13 AM EST | Actualizado 21 Nov 2021 – 08:43 AM EST
Comparte
Miembros de la Misión de Observación Electoral de la UE salen de la sede del Consejo Nacional Electoral, CNE, en Ciudad Bolívar, Venezuela, el miércoles 17 de noviembre de 2021. Crédito: Ariana Cubillos/AP

Venezuela celebra este domingo elecciones estatales y locales, en un nuevo y tímido esfuerzo por devolver al país a la senda democrática tras más de dos décadas de gobierno cada vez más autoritario.

A pesar de los enormes obstáculos y de las denuncias de condiciones electorales manifiestamente injustas que favorecen a los candidatos del gobierno, los principales partidos de la oposición presentan candidatos por primera vez en cuatro años.

"Es importante. Es un gran cambio de estrategia", dijo Phil Gunson, analista andino con sede en Venezuela para el International Crisis Group (ICG), que aboga por la resolución pacífica de los conflictos. "Antes la visión era que las elecciones eran una farsa y su única estrategia era presionar a (Nicolás) Maduro con la presión internacional. Eso no funcionó", añadió.

La oposición boicoteó las elecciones presidenciales en 2018 y una votación parlamentaria en 2020, alegando fraude electoral por parte del presidente Nicolás Maduro y su partido socialista.

Cargando Video...
Venezolanos saldrán a las urnas para cumplir con unas elecciones regionales que muchos califican como “desiguales”

En otro cambio, la elección también está siendo observada por expertos internacionales de la Unión Europea, las Naciones Unidas y el Centro Carter, en un esfuerzo del gobierno de Maduro por ganar algo de credibilidad internacional y hacer levantar las sanciones económicas lideradas por Estados Unidos.

La mayoría de los analistas coinciden en que la decisión de la oposición de participar podría ser un paso en la dirección correcta, aunque las expectativas siguen siendo bajas.

"Un pequeño paso"

El secretario del Departamento de Estado de Estados Unidos para la región andina, Kevin O'Reilly, calificó esta semana las elecciones como "un pequeño paso, un paso incremental, hacia la democracia".

Pero aclaró que: "Las condiciones para unas elecciones libres y justas en Venezuela no existen. El señor Maduro ya ha fallado esa prueba".

Elliott Abrams, enviado especial de Estados Unidos para Venezuela bajo la presidencia de Donald Trump, dijo a Univision Noticias que la oposición tomó la decisión correcta de volver a las urnas. La oposición necesitaba "apelar a la ciudadanía para que ejerciera la memoria muscular del voto", antes de la próxima votación presidencial en 2024, dijo.

Pero él tampoco se mostró optimista. "No creo que estas elecciones nos acerquen un paso más a la restauración de la democracia en Venezuela", añadió, señalando los antecedentes de fraude y represión política de Maduro y su Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Las condiciones electorales en Venezuela

Sin duda, la oposición se enfrenta a una enorme tarea. Aunque las condiciones electorales han mejorado, siguen estando lejos de ser libres y justas, según el Observatorio Electoral Venezolano, que no es partidista.

El régimen de Maduro controla los medios de comunicación estatales, mantiene a 250 presos políticos, ha impedido que algunos candidatos de la oposición se presenten a las elecciones, ha inhabilitado a los partidos políticos y se ha hecho con el control de otros para confundir a los votantes y diluir el voto de la oposición.

"Es una realidad política. No hay mucho que esperar", dijo Gustavo Marcano, exalcalde de Chacao, un distrito pudiente de Caracas. "Nadie debe hacerse ilusiones de que este es el fin de Maduro. Pero estamos más cerca de tener elecciones presidenciales (en 2024) y tenemos que seguir presionando", agregó.

Las elecciones del domingo determinarán más de 3,000 escaños locales, incluidos 23 gobernadores estatales y el control de 335 municipios, con unos 21 millones de venezolanos habilitados para votar.

Cargando Video...
Falta de agua, otro problema que se suma a las carencias básicas en varios lugares de Venezuela

La oposición dividida

A falta de sondeos fiables, el resultado sigue siendo muy incierto, aunque las expectativas de que la oposición obtenga grandes beneficios son escasas, en parte porque la oposición sigue profundamente dividida y desconfía del proceso.

Se espera que la abstención —y la migración— perjudiquen a la oposición. En los últimos cinco años, más de seis millones de venezolanos —en su mayoría opositores a Maduro— han emigrado del país de 28 millones de habitantes, lo que representa quizás hasta el 15% de los votantes elegibles.

Cargando Video...
Miles de venezolanos están regresando a su país natal, ¿qué los motiva a volver?


Debido a que la oposición boicoteó las dos últimas elecciones, carece de operativos sobre el terreno. Además, los partidos aceptaron concurrir a las elecciones en una fase tardía del proceso, sin apenas tiempo para seleccionar a los candidatos y organizar las campañas.

"Están empezando de nuevo y han perdido muchos militantes en la base", dijo Gunson.

Con 2024 en el horizonte electoral, "tienen que empezar a reconstruirse ahora. Sólo faltan tres años y están en muy mala forma", añadió.

Los resultados también podrían desempeñar un papel importante en el reinicio de un diálogo nacional suspendido en México entre el gobierno y la oposición. Si los observadores dan un informe negativo, eso podría socavar la posición negociadora de Maduro y aumentar la presión internacional sobre él.

Además de las sanciones lideradas por Estados Unidos, la Corte Penal Internacional (CPI) anunció a principios de este mes una investigación formal de Maduro por graves acusaciones de crímenes contra la humanidad.

El líder opositor Juan Guaidó

Los resultados de las elecciones también podrían suponer un problema para Juan Guaidó, el líder de la oposición, reconocido desde 2019 como presidente legítimo de la nación por muchos países del mundo. Su mandato como 'presidente interino' expira en enero, y algunos ya se preguntan si sus días podrían estar contados.

Algunos en la oposición ya están percibiendo la debilidad en el campo de Guaidó debido a la pérdida de control sobre la gestión de las empresas petroquímicas de propiedad estatal una vez lucrativas que pasaron a gestión de la oposición en 2019. Eso incluye irregularidades en una empresa estatal de fertilizantes, Monómeros, ubicada en Colombia, que ha implicado a algunas figuras de la oposición.

Su mayor activo, la refinadora de petróleo con sede en Estados Unidos Citgo, también se enfrenta a una subasta ordenada por un tribunal, o a la quiebra, debido a la presión de los tenedores de bonos y otros acreedores que buscan recuperar su dinero en una corte estadounidense.

"El venezolano se siente huérfano"

Con muy poco entusiasmo de los votantes y una baja participación esperada, los analistas dicen que es poco probable que los resultados se reflejen bien en nadie, incluso si el gobierno reclama la victoria. En cambio, los analistas independientes dicen que esperan que las elecciones del domingo marquen el paso de una nueva página que obligue a los partidos políticos a replantearse su liderazgo y sus estrategias.

"Las encuestas nacionales y los testimonios que recogemos en las calles hablan de un fenómeno de desafección por la política", dijo Mariela Ramírez, portavoz del Foro Cívico, un grupo prodemocracia en Venezuela durante un foro virtual organizado esta semana por el Atlantic Council, con sede en Washington.

"Ninguno de los principales líderes de partidos de todo el espectro político nacional cuenta hoy con la aprobación de las grandes mayorías. El venezolano se siente huérfano", añadió, describiendo las impactantes condiciones de vida de los últimos años, la falta de medicinas, el hambre y los extraordinarios niveles de violencia.

En cambio, los votantes venezolanos están desesperados por conseguir nuevos líderes que reflejen las urgentes necesidades sociales a las que se enfrentan, en lugar de las tradicionales consignas ideológicas sobre el socialismo, el capitalismo y la democracia.

"Urge iniciar cuanto antes un proceso cuyo imperativo mayor sea tener en cuenta el efecto del conflicto sobre las víctimas que le brinde soluciones al drama que viven los ciudadanos", dijo Ramírez.

"La política tiene una deuda con el país y, mientras los ciudadanos no se sientan escuchados, seguirá profundizándose el desencanto por la política de partidos (...) un proceso que a la larga sin duda tendrá una expresión política porque Venezuela terminará pariendo nuevos líderes", acotó.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés