null: nullpx
Nicaragua

Piden la liberación de 85 presos políticos que para el gobierno de Nicaragua no existen

El gobierno sandinista asegura que ya liberó a todos los 777 presos políticos. Sin embargo, la oposición asegura que faltan 85. Las protestas han aflorado en la última semana en Nicaragua, mientras la represión continúa y Ortega trata de sortear un hostil entorno internacional que pide más sanciones.
20 Jun 2019 – 1:56 PM EDT

MANAGUA, Nicaragua.- Natanjely Rivas Montiel, rostro adusto y de 39 años de edad, llegó a primera hora del martes a la Cárcel La Modelo a reclamar por la liberación de su esposo. Alzaba una pancarta con la foto de su pareja acompañada del nombre resaltado en letras azules: “Francisco Javier Pineda Guatemala”. La mujer terminó su protesta bajo el asedio de los guardas penitenciarios. La policia antimotín estaba también alrededor de la zona hostigándolos.

Rivas Montiel asegura que su esposo es un preso político más de Daniel Ortega. Ambos, ella y él, participaron en marchas de protestas contra el gobierno de Nicaragua y ayudaron a levantar una barricada de adoquines el año pasado en el barrio Villa Austria, en Managua.

“A él no le encontraron armas, porque ellos (la policía) pusieron las armas. Entraron sin pedir permiso a la casa en enero. Sin un papel. Yo estaba sola con la chiquita" de sus hijas, relató Rivas Montiel a Univision Noticias. “Le hicieron una llamada a los policías que estaba adentro, y cuando volvieron a entrar dijeron que encontraron una escopeta y armas hechizas”.


A Rivas Montiel la acompañaban una decena de familiares que reclaman por la liberación de "sus presos políticos". Sin embargo, para el gobierno de Daniel Ortega esta demanda no tiene razón de ser. La administración sandinista alega que ya liberó a los 777 reos de conciencia reclamados por la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Este 11 de junio, el gobierno liberó a 56 presos políticos, entre ellos los líderes más representativos de las protestas iniciadas en abril de 2018. Los sandinistas dicen que con esta excarcelación cumplieron con la demanda de la oposición de liberar a todas las personas detenidas por protestar, según consensuaron en la mesa de diálogo.

Sin embargo, la Alianza Cívica sostiene que en las cárceles quedan 85 presos políticos. De esas 85 personas, 29 son un remanente de la lista que el gobierno y la oposición consensuaron bajo la mediación de la Cruz Roja Internacional, mientras que el resto han sido detenidos en las últimas semanas y meses.

“El gobierno incumple porque se acordó que la lista inicial se iba a ir actualizando, porque aquí no han dejado de capturar personas por razones políticas”, dijo José Pallais, integrante de la Alianza Cívica, a Univision Noticias. “La parte del gobierno se niega a revisar caso por caso estos 85”.

Vencimiento del plazo clave

Este 18 de junio se venció el plazo para liberación total de los presos políticos asumido por el gobierno. A través de un comunicado, los sandinistas ratificaron que ya habían liberado a la totalidad de los presos políticos. Por esa razón, demandaron a la oposición volver a la mesa de diálogo para que pidan la suspensión de las sanciones a la comunidad internacional.


Sin embargo, las contradicciones entre las partes siguen en Nicaragua. La Alianza no regresará a la mesa hasta la liberación de estas 85 personas; en tanto, el gobierno lucha por convencer a la comunidad internacional de que ha cumplido los acuerdos asumidos con la oposición.

Junio resulta un mes clave para el gobierno de Ortega en el tablero internacional. Ante el vencimiento de los plazos estipulados, la presión aumenta: la Organización de Estados Americanos (OEA) celebra la semana entrante su Asamblea General en Medellín, Colombia, y ya se ha adelantado que Nicaragua será tema de discusión central. Es probable que se prosiga en el cauce diplomático para aplicarle la Carta Interamericana al gobierno de Ortega y darle cabida a su suspensión del organismo.

En Washington, al Departamento de Estado le ha llegado la hora de publicar un informe sobre Nicaragua para poner en práctica finalmente la ley NicaAct, firmada en diciembre por el presidente Donald Trump, pero cuya aplicación no ha sido desplegada. Mientras que en el Europarlamento, los legisladores del viejo continente esperan que se aclare el caso de los 85 presos políticos restantes alegados por la oposición en Managua.

Por otra parte, un día después del vencimiento del plazo para la liberación de los presos políticos, Human Rights Watch (HRW) puso el dedo en la llaga con un informe. La organización urge a la comunidad internacional, en especial a Estados Unidos, Canadá y Europa aplicarle sanciones al régimen de Ortega.

Human Rights Watch propone nuevas sanciones

"Daniel Ortega no ha mostrado el más mínimo interés en que las víctimas de la feroz represión perpetrada por miembros de la Policía Nacional y matones armados durante las protestas de 2018 logren justicia", afirmó José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW. “La reciente liberación de personas detenidas en el contexto de las protestas, muchas de las cuales ahora cumplen arresto domiciliario y siguen procesadas, no debe servir para ocultar que no hay ningún policía investigado por brutales golpizas, violaciones sexuales, remoción de uñas, asfixia y otras atrocidades”.

HRW propuso una lista de nombres a sancionar, empezando por el mismo presidente Ortega y toda la jefatura de la policía nacional, señalada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de cometer crímenes de lesa humanidad".

El informe de HRW concluyó que policías y bandas armadas partidarias del gobierno infligieron graves abusos a los detenidos, que en algunos casos constituyeron “torturas”. Además, recalca que a las personas liberadas no le han sido cerrado sus procesos penales y expedientes judiciales.

“Los abusos incluyen golpizas a manifestantes en el momento de su captura y durante su detención, en ocasiones seguidas por la negación de atención médica urgente; la violación sexual de personas detenidas, incluso con tubos metálicos y armas de fuego; simulacros de ahogamiento; descargas eléctricas; provocar quemaduras con ácido; simulacros de ejecuciones; desnudez forzada y extracción de uñas de las manos. En algunos se obligó a los detenidos a realizar confesiones autoincriminatorias”, enumera HRW.

En medio de esta presión internacional, el gobierno de Ortega mantiene su fiera persecución. Los líderes de las protestas liberados han denunciado persecución policial y paramilitar. Oficiales de Operaciones Especiales dispersan todas las protestas ciudadanas que han aflorado desde la liberación de reos de conciencia el 11 de marzo. En una de esas manifestaciones participó Natanjely Rivas Montiel este martes. Por ahora, la demanda de esta mujer no ha sido escuchada, y se limitó a ver cómo un hombre (cuya identidad no ha sido precisada) fue capturado y subido a golpes a una patrulla policial en La Modelo.

📷 Las historias de los refugiados que llegaron a Costa Rica huyendo de la persecución en Nicaragua

Loading
Cargando galería
Publicidad