null: nullpx

Menos capos pero más violencia: los homicidios en México aumentaron 22% en 2016

A pesar de que los grandes narcos han sido detenidos, el número de carteles creció de siete a nueve.Seis de cada 10 homicidios guardaban relación con el crimen organizado y fueron cometidos en nueve estados del país.
9 Feb 2017 – 2:52 PM EST

Ciudad de México.- Cuando dio inicio el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto en 2012, hubo un cambio de estrategia en el combate al crimen organizado. A pesar de ello, la ola de violencia sigue dejando un río de sangre que se extiende por todo el país.

A diferencia del expresidente Felipe Calderón, quien inició una guerra frontal contra el narco, Peña Nieto decidió acabar con los líderes de los cárteles del narcotráfico, de los cuales ha capturado a más de 100, de los 129 marcados, entre ellos Joaquín 'El Chapo' Guzmán y Servando Gómez 'La Tuta'.

A pesar de ser estrategias diferentes, los resultados de violencia son similares. En cuatro años de gobierno de Peña Nieto se registraron 63,816 homicidios, una cifra muy cercana a la que hubo en ese lapso de tiempo con el expresidente Calderón, donde se reportaron 68,433 muertes violentas.

La Policía Federal ha detallado que ante la falta líderes, los grupos criminales se han atomizado. En ese tenor, Alejandro Hope, quien ha estudiado la estrategia contra el crimen organizado, explica a Univision Noticias que los cárteles dejaron de existir como grandes agrupaciones a finales del gobierno de Felipe Calderón.

"Ahora son pequeñas agrupaciones que ya no disputan territorios enteros, sino pequeñas zonas", refire Hope, clarando que son pocos los grupos que tiene control totalitario en algunos estados.

Para combatir a esos grupos criminales, Peña Nieto movilizó a 52,000 militares y 16,000 marinos en 2016. En el sexenio de Calderón más de 100,00 efectivos estuvieron en las calles en la lucha contra los cárteles, según información obtenida por Univision Noticias vía transparencia.

Datos del Centro de Investigación y Desarrollo Económicos (CIDE) refieren que con la estrategia de Calderón, los cárteles y células criminales crecieron más de un 900%. Al principio de la "guerra contra el narco" había siete grandes carteles y 19 agrupaciones delictivas más pequeñas, y al final de su gobierno había siete carteles y 200 agrupaciones delictivas.

Con Peña Nieto, en el país operan al menos nueve cárteles (debilitados) por medio de 37 células delictivas, según datos de la Procuraduría General de la República publicados en 2016.


Santiago Roel, creador del proyecto Semáforo Delictivo, el cual mide los delitos de alto impacto en México usando datos oficiales, explicó que estas muertes violentas seguirán creciendo, pues la estrategia gubernamental para combatir el crimen organizado es “fallida”.

“A veces esta guerra va dirigida contra unos grupos y contra otros no, o a veces va contra todos y esto provoca un caos. Además, crea una fricción entre los grupos. A la estrategia gubernamental se suman las dinámicas propias (de los criminales): se separan, entran en riñas, compiten liderazgos y por eso cada año vemos más grupos delictivos, más atomizados y hay más violencia”, dijo Roel en entrevista con Univision Noticias.

Más muertes relacionadas con el crimen organizado

En 2016 y con base en los datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el proyecto ciudadano Semáforo Delictivo registró 20,789 homicidios; una cifra 22% superior a la de 2015, cuando fueron reportadas 17,034 muertes violentas.

Santiago Roel, creador del Semáforo Delictivo, explicó que seis de cada 10 homicidios, estuvieron relacionados directamente con la delincuencia organizada, lo que representó un incremento de 51%.


En algunos estados de México, explicó Roel, “los grupos (del crimen organizado) controlan por completo o tienen un acuerdo de paz para el negocio, por eso en algunas zonas el ambiente es menos violento”.

El reporte del Semáforo Delictivo indica que seis de cada 10 homicidios se concentraron en nueve estados, entre ellos: Chihuahua, Guerrero, Estado de México, Michoacán y Veracruz.

Colima fue en 2016 la entidad con la mayor tasa de homicidios de México, con 84.4 homicidios por cada 100,000 habitantes. Siguen Guerrero y Sinaloa, con tasas de 62.4 y 39.2 homicidios por cada 100,000 habitantes, respectivamente.

En fotos: La violencia en México no da tregua

En fotos: La violencia se dispara en México en 2017

Loading
Cargando galería




Publicidad