null: nullpx
El Salvador

La lanzaron de una patrulla en marcha: videos implican a policías en la muerte de mujer transgénero deportada a El Salvador

Según la Fiscalía, Camila Díaz, de 30 años, fue asesinada por los golpes que le dieron unos agentes de policía que, además, la tiraron de su patrulla en marcha. Cuando la encontraron estaba aún con vida, pero falleció tres días después en un hospital.
19 Jul 2019 – 6:01 PM EDT

SAN SALVADOR, El Salvador.- Las cámaras de vigilancia de un banco y otras de monitoreo del tráfico vehicular grabaron el momento en que tres policías arrestaron a Camila Díaz, la mujer transgenéro que fue deportada de Estados Unidos y asesinada tras regresar a su país natal, El Salvador.

Los hechos registrados en las imágenes sucedieron el 31 de enero de 2019. A las 03:12 de la madrugada de aquel día, el sistema de emergencia 911 de la Policía recibió una denuncia por desórdenes. Alguien gritaba en la colonia Layco, una zona de la capital con clínicas y hospitales privados y donde se ejerce la prostitución. Siete minutos más tarde, a las 03:19, la cámara de seguridad de un banco grabó la llegada de una patrulla.

El vehículo se estacionó al costado de una policlínica. El video muestra que tres agentes hincan a una persona a un costado de la patrulla, luego la esposan y la suben a la parte trasera de un pick up. Además del video del banco, la Fiscalía salvadoreña decomisó otras cuatro grabaciones de cámaras de control de tráfico que muestran cómo la patrulla salió hacia el norte de la capital.

"En el trayecto (Camila) recibió golpes mortales en el cuerpo", consigna la acusación por privación de libertad y homicidio contra los policías Carlos Valentín Rosales Carpio, Luis Alfredo Avelar Sandoval y Jaime Geovany Mendoza Rivas. "Le propinaron una golpiza aún estando en movimiento dicha patrulla".

Un crimen de odio

Ese mismo día y 40 minutos más tarde de que la policía recibiera la primera llamada, a las 03:52 de la madrugada, el sistema de emergencia 911 recibió otra comunicación que les alertaba sobre una persona moribunda a la orilla de una carretera que conduce hacia Apopa, al norte de la capital salvadoreña. La víctima tenía múltiples golpes y, unos días después, fue identificada como Camila Díaz, la mujer transgénero de 30 años que había sido arrestada por los agentes tras el altercado.


Los médicos que le atendieron detallaron sus múltiples fracturas y determinaron que la causa de muerte fue una hemorragia extensa. Además de la golpiza, dicen las autoridades, lo que complicó su situación fue "haber sido lanzada por un vehículo en movimiento", consigna uno de los informes.

La Fiscalía dice que se trata de un crimen por odio. Un crimen por la orientación sexual de Camila.

Este miércoles, el Juzgado Quinto de Instrucción ha ordenado nuevas diligencias de investigación. Las autoridades judiciales también han confirmado la detención provisional de los tres policías implicados.

Antes de su asesinato, Camila intentó huir de El Salvador varias veces. En el 2014 emigró hacia México por amenazas, pero regresó porque ahí también sufrió discriminación.

En el 2015 recibió amenazas de muerte de una pandilla y por eso emigró, otra vez, hacia México. En el 2017 decidió pedir asilo en los Estados Unidos y se entregó a las autoridades migratorias. Estuvo en el centro de detención de Otay Mesa, en San Diego, pero al final fue deportada. Catorce meses después de regresar a El Salvador fue asesinada por agentes de la policía salvadoreña, según la acusación oficial.

50 años de Stonewall: miles de personas celebran los avances y prometen seguir luchando por los derechos LGBTQ+

Loading
Cargando galería
Publicidad