null: nullpx
Feminicidios

"Imagínese si fueron capaces de hacer eso con una niña": tía que entregó a presuntos asesinos de Fátima teme represalias

La pareja había llegado a esconderse en la casa de Irma Reyes tras haber perpetrado, según las autoridades y según lo que ella asegura le confesaron, el crimen que ha conmocionado a todo México. Reyes contó al programa Despierta América que volvería a entregar a su sobrino, pero reconoció que teme que allegados del presunto asesino tomen represalias en su contra.
21 Feb 2020 – 11:40 AM EST

Irma Reyes cuenta que no titubeó en entregar a su sobrino Mario Reyes y a su pareja Giovanna Cruz tan pronto vio por televisión que los estaban buscando como sospechosos en el devastador caso de abuso sexual y asesinato de la pequeña de siete años Fátima Aldrighett.

La pareja había llegado a esconderse en casa de Irma Reyes tras haber perpetrado, según las autoridades y según lo que ella asegura le confesaron, el crimen que ha conmocionado a todo México. Reyes contó este viernes al programa Despierta América de Univision que volvería a entregar a su sobrino, pero reconoció que teme que allegados del presunto asesino tomen represalias en su contra por haberlo puesto ante las autoridades.

"Vivo sola con mi compañera, que somos dos personas grandes, y tengo miedo de las represalias porque ya me he enterado por mis hermanos que mi sobrino tenía mala fama en su colonia o barrio. Tengo miedo de la represalia, no me arrepiento y lo haría otra vez. Se lo dejo a las manos de Dios si me pasa algo, pero sí pediría que se me dé (seguridad)", dijo Irma Reyes.

"Imagínese si fueron capaz de hacer con una niña, tanta atrocidad, imagínese el sentimiento que me van a tener por haber hecho esta situación (haberlos puesto ante las autoridades), porque sé que vienen cosas muy fuertes (para los presuntos asesinos). Vuelvo a decir, no me arrepiento, pero como ser humano y mujer tengo miedo, me preocupa", enfatizó desde su casa en el municipio Isidro Fabela del Estado de México.


Un frío relato de cómo presuntamente mataron a Fátima

La mujer relató cómo fue que encaró a Mario Reyes y a Giovanna Cruz, a quienes intentó ayudar cuando llegaron a su casa pidiendo un techo. Irma dijo que aunque no lo veía hace unos 20 años los acogió porque verlo trajo el recuerdo de su hermano fallecido.

Los recibió y les facilitó una pequeña vivienda de dos cuartos con techo de láminas de cartón, a pocos metros de su casa y les dio unas mantas para cubrirse. También les dijo que mientras se conseguía un trabajo podían quedarse ahí y luego mudarse.

Sin embargo, hacia la tarde de este martes Irma Reyes y Mayela Hernández, la mujer que vive con ella, vieron por la televisión la fotografía de Giovanna y dudaron si era la misma mujer que acompañaba a su sobrino, pero luego vieron la foto de Mario y ataron los cabos.

Fue ahí cuando Irma los encaró.

"El miercoles como a las 6:00 de la tarde los vi a los dos y los reconocí, bajé y los encaré. Les dije que ya sabía que habían cometido esa infamia, que habían salido en la tele, que me dijera la verdad. Vi su expresión de culpabilidad y le dije: Si fueron, ¿verdad? Y ella me dijo sí con su cabeza", afirmó a Despierta América.

Lo que siguió, según Irma Reyes, fue una cruenta confesión de cómo mataron a la niña, sujetándola y ahorcándola con dos cinturones. Rápidamente, agrega la mujer, le dijo a Giovanna Cruz que tenía que entregarse y trató de engañar a su sobrino para que diera tiempo de que llegaran las autoridades a apresarlo.

"A él lo veía como con odio, con cobardía y odio (...) A ella no la veía arrepentida, pero con miedo", dijo Irma Reyes. "Espero que esto sirva para evitar tanto infanticidio y feminicios que están sucendiendo en el mundo, no solamente en México".

Imágenes de dolor e indignación en México por el secuestro y asesinato de Fátima, una niña de siete años

Loading
Cargando galería
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.