null: nullpx
Inmigración

"No estamos tratando de imponer un modelo": enviado de Biden regresa del 'Triángulo Norte'

"Estamos ayudando a nuestros socios a implementar sus propias leyes y sus propios compromisos", dijo en enviado diplomático Ricardo Zúñiga tras regresar de El Salvador, Honduras y Guatemala.
9 Abr 2021 – 04:28 PM EDT
Comparte
Nayib Bukele, presidente de El Salvador. Crédito: MARVIN RECINOS/AFP via Getty Images

A pesar de algunos signos iniciales de hostilidad, las conversaciones entre el gobierno de Joe Biden y los tres países del llamado 'Triángulo del Norte' de Centroamérica sobre la migración han comenzado con buen pie, según Ricardo Zúñiga, enviado diplomático del gobierno de Biden.

"Estamos trabajando para aliviar las condiciones que han impulsado la migración masiva e irregular para México y los Estados Unidos", dijo en una llamada con periodistas tras reunirse el viernes con el canciller hondureño Lisandro Rosales. "Queda claro que tenemos bastante trabajo por delante y pero pensamos que conseguimos buenas bases con socios en los tres países", añadió.

Zúñiga hablaba tras un breve viaje a la región durante el cual el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se negó a reunirse con él por lo que considera una serie de insultos por parte de los demócratas y de la administración Biden.

Zúñiga se desentendió del rechazo diciendo que, no obstante, había mantenido buenas reuniones con altos funcionarios de ese país. "Los presidentes tienen su agenda y su trabajo que hacer y no le doy mucha importancia porque lo que vemos aquí es que tuvimos reuniones plenamente exitosas", dijo.

"Es importante enfatizar que tenemos buenas relaciones a todos los niveles con el gobierno del Salvador, inclusive entre nuestra embajada y el presidente Bukele", agregó.

Durante su visita a El Salvador el miércoles, Zuniga anunció una contribución estadounidense de 2 millones de dólares a una comisión internacional que busca reforzar la lucha contra la corrupción. Zúñiga esperaba ver a Bukele antes de regresar a Washington el jueves, según un portavoz del Departamento de Estado.

Cambio de rumbo

El gobierno de Biden busca revertir el rumbo tras cuatro años de diplomacia estadounidense de mano dura en materia de inmigración bajo la política de 'tolerancia cero' del presidente Donald Trump. El gobierno de Biden ha reorientado su política en torno a reforzar la democracia y combatir los efectos corrosivos de la corrupción pública y el crimen organizado.

"Nuestro objetivo es trabajar con el pueblo de Centroamérica para crear migración segura y legal, pero también sociedades seguras, prósperas y democráticas, donde los ciudadanos de la región puedan construir sus propias vidas con dignidad", dijo Zúñiga.

Zúñiga esquivó las preguntas sobre las relaciones con el presidente hondureño Juan Orlando Hernández, cuyo hermano menor, Juan Antonio 'Tony' Hernández, fue condenado a cadena perpetua por un juez federal de Nueva York el 30 de marzo por cargos de narcotráfico. El presidente Hernández también fue implicado en el caso por presuntamente proteger a narcotraficantes y recibir sobornos en efectivo de ellos para su campaña electoral de 2013.


Zúñiga, quien es de origen hondureño, subrayó que es importante para los intereses de Estados Unidos desempeñar un papel para ayudar a acabar con la corrupción en Centroamérica, ya que esta desempeña un papel en el fomento de la migración. "La percepción de las cosas que las personas en posiciones poderosas pueden actuar sin freno cuando cometen actos de corrupción, tiene un impacto de desanimar a la población y contribuir a la sensación de que no tienen futuro en sus países", dijo Zúñiga.

Pero Estados Unidos no pretende imponer su poderío en la región como una potencia colonial, subrayó.

"Nosotros no estamos tratando de imponer un modelo de los Estados Unidos. Estamos ayudando a nuestros socios a implementar sus propias leyes y a sus propios compromisos. O sea, no es algo en lo que la lucha contra la impunidad y contra la corrupción. Al contrario, lo que hemos hecho en Centroamérica en los últimos años ha sido apoyar y dar pleno apoyo a los actores nacionales fiscales, jueces, investigadores, policías, periodistas y otros que han mostrado un compromiso con la lucha contra la corrupción", dijo.

Mesas de trabajo

El ministro coordinador general de Gobierno, Carlos Madero, emitió un comunicado en video en el que decía que los dos países habían acordado el viernes crear cinco mesas de trabajo para discutir una amplia gama de temas, desde la seguridad y la migración hasta la corrupción, la reconstrucción económica y el cambio climático.

Aunque parece reconocer que la corrupción es uno de los temas, Madero hizo hincapié en las cuestiones económicas. Es necesario, dijo, "afrontar las causas de la migración, que hoy por hoy en Honduras su mayor efecto tiene que ver con la generación de ingresos y empleo", afirmó.

"Sobre todo, el mensaje más importante es que nuestros hondureños encuentran en nuestra patria las soluciones a sus problemas", agregó.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés