null: nullpx
América Latina

¿Se preparan los fiscales estadounidenses para enjuiciar al presidente de Honduras?

Tras la condena a cadena perpetua del excongresista hondureño Tony Hernadez en Nueva York esta semana, muchos observadores se preguntan si los fiscales estadounidenses dirigirán ahora su atención al presidente Juan Orlando Hernández. En los últimos meses se han acumulado pruebas judiciales de su implicación en el tráfico de drogas y los fiscales lo tienen claramente en el punto de mira. (Read this article in English)
3 Abr 2021 – 01:45 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

En un mensaje de audio dirigido a sus partidarios el martes por la noche, el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, sonaba como un hombre derrotado.

"Me resulta increíble que los testimonios falsos de asesinos confesos sean escuchados y valorados de esa forma", dijo con voz dolida.

Hablaba horas después de que su hermano, Tony Hernández, fuera condenado a cadena perpetua por introducir 185 toneladas de cocaína en Estados Unidos en una amplia conspiración.

El presidente Hernández podría ser el siguiente en caer después de ser nombrado en el caso de sus hermanos, y al menos en otros dos, como coconspirador.

Aunque no ha sido acusado formalmente, las pruebas presentadas hasta ahora en el tribunal parecen incriminarlo en gran medida, dicen algunos expertos. "Si Juan Orlando Hernández fuera juzgado hoy, obtendrían una condena", dijo el ex-agente de la DEA, Mike Vigil, quien sigue el caso de cerca.

La DEA y la fiscalía del Distrito Sur de Nueva York declinaron hacer comentarios sobre lo que dicen es una investigación en curso.

El presidente Hernández se declara inocente y afirma que los narcotraficantes han tratado de vincularlo a actividades ilegales en beneficio propio para obtener reducciones en sus propias sentencias. También afirma que desde su elección en 2014, el narcotráfico en Honduras se ha reducido en un 95%, citando cifras del Departamento de Estado de Estados Unidos.


Pero los expertos dicen que las cifras no ofrecen una imagen precisa, ya que se basan en las incautaciones de drogas que son muy imprecisos. Estados Unidos estima que aproximadamente el 4%, o 120 toneladas métricas, de los envíos de cocaína procedentes de Sudamérica hicieron una primera parada por aire o por mar en Honduras en 2019, lo que supone un descenso con respecto a hace unos años, según el informe anual de la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos para 2020.

El informe señaló que "se evalúa que son más los que han transitado por Honduras por vía terrestre después de hacer una primera llegada a otros países." También añadía: "la corrupción está generalizada en las instituciones privadas y públicas".

Esta semana Hernández reveló lo que dijo que eran grabaciones encubiertas de la DEA a traficantes que demostraban que estaban asustados por su elección. En una de las grabaciones se oye a un traficante decir: "Preocupado con este señor que ganó". En otra grabación se oye a los traficantes hablar de un complot para matar a Hernández.

Pero las grabaciones están abiertas a la interpretación y podrían ser un arma de doble filo. La persona que grabó las cintas - el narcotraficante Devis Leonel Rivera - ya ha hecho alegaciones contra Hernández en el tribunal en Nueva York.

Falta de cooperación

Los fiscales federales estadounidenses también se han quejado de que el gobierno de Hernández no ha cooperado con las solicitudes de extradición de algunas figuras clave en el caso contra él y su hermano.

"Muchos de los coconspiradores del acusado (Tony Hernández) que están acusados públicamente, permanecen en Honduras y no pasa nada con ellos. Se han enviado solicitudes de extradición. No han sido atendidas", dijo uno de los fiscales, Matthew Laroche, durante la sentencia del martes.

Dijo que la sentencia de cadena perpetua "resonaría significativamente con los funcionarios en Honduras, que todavía están en Honduras, que están involucrados en estos crímenes".

Cargando Video...
A cadena perpetua más 30 años es condenado por narcotráfico Tony Hernández, hermano del presidente de Honduras

Dilema para Biden

El caso legal contra el presidente Hernández deja a los funcionarios estadounidenses en un dilema mientras buscan detener el flujo de migrantes centroamericanos en la frontera sur. A diferencia de Donald Trump, que hizo de Hernández un aliado en su política de inmigración de 'tolerancia cero', la administración de Biden ha adoptado una posición más dura contra la corrupción pública para reforzar la democracia en la región.

La vicepresidenta Kamala Harris ha sido encargada de hablar con los presidentes de los países del 'Triángulo Norte', Guatemala, El Salvador y Honduras, pero no está claro si llamará a Hernández.

"Ellos (los funcionarios estadounidenses) están trabajando duro para no darle a Juan Orlando ningún salvavidas. Se está teniendo mucho cuidado en señalar que Estados Unidos no va a rescatarlo ... de ninguna manera", dijo Eric Olson, un veterano analista de América Central con el Seattle International Foundation.

Es poco probable que Estados Unidos intente procesar a Hernández este año, respetando una costumbre de no acusar a jefes de Estado extranjeros mientras están en el cargo.

Sin embargo, Hernández podría ser susceptible de ser enjuiciado, y extraditado a Estados Unidos, después de dejar el cargo en enero de 2022. Pero los expertos dicen que ha consolidado el poder en Honduras y el gobernante Partido Nacional es el favorito para ganar las elecciones en noviembre. Algunos expertos dicen que Hernández también pueda organizar un impulso legislativo para revocar la ley de extradición del país de 2012.

"Retroceder con el tema de la extradición sería muy malo para Honduras ... como país debemos terminar lo que empezamos", dice un ex aliado de Hernández. "Así que Honduras debe avanzar mucho más en limpiar el país del narcotráfico y la corrupción", añadió.

Si Juan Orlando Hernández se enfrenta alguna vez a un juicio, aquí están las pruebas potencialmente más significativas contra él:

Comparte

Más contenido de tu interés