Denuncian 3 casos en Ciudad de México: para secuestrar mujeres se hacen pasar por sus parejas

En solo dos semanas, mujeres han denunciado a través de redes sociales que fueron abordadas por un hombre e intentaron llevarlas simulando que estaban teniendo una pelea de novios.
25 Sep 2018 – 4:02 PM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.- Una mujer se encuentra sola en un centro comercial. De pronto un desconocido se acerca a ella y le habla como si fuera su pareja mientras la jala del brazo e intenta alejarla de la vista pública. Aunque la mujer grita y comienza a resistirse a los jaloneos del hombre, solo unos cuantos de los testigos se alarman ante la situación e intentan ayudarla.

Tres casos similares en la Ciudad de México han sido denunciados a través de redes sociales por mujeres que se encontraban solas en lugares como centros comerciales y el transporte público. Ellas mismas compartieron su experiencia a través de sus cuentas y alertaron que la forma en que fueron abordadas podría tratarse de una nueva técnica de intento de secuestro.

La primera mujer que denunció haber sido víctima, se encontraba en el Centro Comercial Santa Fe. Cuando salió de una tienda un hombre con una vestimenta formal la tomó del brazo y empezó a hablarle. Le preguntó por qué no se había comprado la prenda que se probó. La mujer, identificada como Diana, trató de alejarse de él sin suerte. Mientras el hombre la conducía a la salida del lugar ella gritaba y pedía ayuda, pero la gente solo la miraba.

Según su relato, el hombre le decía: “Vamos afuera, estás haciendo todo un drama. Todos nos ven, qué vergüenza”.


Fue hasta que se encontraban en el estacionamiento cuando un par de jóvenes se acercó a auxiliarla y comenzaron a discutir con el hombre hasta que lograron que la soltara.

“Llegamos al punto en el que los chicos y tres jóvenes más que se acercaron, me jalaron del tipo hasta separarnos”, narró. La chica quiso compartir su experiencia y alertó que el criminal “es un profesional, actuó todo el tiempo con naturalidad y tranquilidad, se veía decente y sabía qué decir y cómo manejar la situación”.


El segundo incidente le sucedió a Karina el pasado 10 de septiembre. Ella se encontraba en el Metro Constitución de 1917, en la delegación Iztapalapa. Según su testimonio, salió a la calle a tomar un taxi, pero sobre la avenida Ermita Iztapalapa una camioneta se acercó a ella y el conductor se ofreció a llevarla. El hombre bajó del auto e intentó llevarla con él haciendo parecer que la situación era solo una pelea de pareja. Varias personas se detuvieron a mirar, pero ninguno hizo algo por ayudarla.

“Toda la gente pasaba y tomaba la situación como algo normal, me ignoraban o simplemente lo tomaban con morbo“.

Karina logró escapar porque un policía se acercó a decirle que estaba estacionado en un lugar prohibido, pero no a ayudarla. Al día siguiente a presentar la denuncia en el Ministerio Público, pero le dijeron que no procedería porque “el delito no fue consumado” y, por lo tanto, “no había delito que perseguir”.

El caso más reciente fue el de Joss, quien se encontraba en el sur de la ciudad, en la estación del metro Taxqueña. Ella relata que un hombre se le acercó por detrás y le ordenó que siguiera caminando. Mientras caminaba entre los andenes le hablaba como si fuera su pareja y estuvieran teniendo una discusión.


“Me metió a los andenes del Tren Ligero y empezó a hablar en voz alta, diciéndome ‘Ya no te enojes, mi amor, deja de hacer berrinches‘. Una señora que venía a mi lado trataba de verme la cara, pero él hizo presión en mi cuello para que mantuviera la cabeza abajo. Cuando él me jaló empecé a decir que no lo conocía, que me soltara, y empecé a gritar. La señora me jaló hacia ella y él se bajó dos estaciones después”.

En los tres incidentes las mujeres describieron a hombres altos como sus agresores y todos fingen una relación sentimental con la víctima para que los testigos no intervengan. Y, de acuerdo con diversos expertos, esta forma de agresión evidencia una estrategia de poder y control, causado por la desigualdad de género y la normalización del maltrato a las mujeres.

📷 "No tenemos miedo, no nos vamos a ir": miles de estudiantes salen contra la violencia en la UNAM


Publicidad