null: nullpx
Crisis en Venezuela

La "invasión" a Venezuela del 23 de febrero será de comida y alimentos que entrarán por todas partes

El evento para la ayuda humanitaria a Venezuela en la OEA terminó con un saldo de 100 millones de dólares en insumos y alimentos, que según los funcionarios del gobierno interino de Guaidó, van a llegar a los más necesitados.
15 Feb 2019 – 9:33 PM EST

Washington, DC.– La ayuda humanitaria para Venezuela congregó a diplomáticos, funcionarios del gobierno interino de Juan Guaidó, personajes del exilio venezolano en Estados Unidos y “aliados”, como llamaron algunos a quienes no solo se unieron a la causa con discursos de apoyo sino que ofrecieron cantidades exactas de insumos y alimentos que serán entregados el próximo 23 de febrero a la población más necesitada. Así lo fueron explicando uno a uno, dirigidos por David Smolansky, coordinador de migrantes y refugiados venezolanos de la OEA.

Smolansky anunció que al final de la jornada contabilizaron 100 millones de dólares en ayuda, que se traducen en kits de alimentación, insumos y medicinas para población muy necesitada. Explicó que al monto aportado por Estados Unidos (20 millones de dólares) y Canadá (57 millones de dólares), se suman aportes como los de Reino Unido (más de 6 millones y medio de libras esterlinas), Holanda (un millón de euros) y Taiwán (500,000 dólares). “Además, hay multilaterales que han aportado más de 30 millones de dólares y países como Nueva Zelanda que aunque ningún representante de ellos habló hoy aquí, concretaron su apoyo”.

Lester Toledo, responsable internacional de la ayuda humanitaria para Venezuela, coincidió con Smolansky en que fue “un día histórico”. ¿Cómo va a ser el 23 de febrero? Fue la pregunta que giró en el ambiente la mañana del 14 de febrero en el Salón de las Américas de la sede principal de la OEA en Washington. A lo que Toledo respondió que esperan más apoyo de más de 60 países y que ese día se convierta “en un tsunami, con esos aviones llenos de cajas, con medicamentos, con insumos, pero también llenos de esperanza, que lleguen a la frontera y el 23 de febrero formen parte de la avalancha humanitaria que anunció nuestro presidente Juan Guaidó”.

A Carlos Vecchio, encargado de negocios en Estados Unidos del gobierno interino, se le viene una imagen similar y aseguró a Univision Noticias que esperan que la ayuda llegue por todas partes, aire, mar y tierra. “Estamos confiados en que ese día esto va a funcionar”, dice y evita hablar del “plan B” por si algo sale mal. “Preferimos enfocarnos en este plan, que va muy bien”.

Gustavo Tarre Briceño, representante permanente ante la OEA nombrado por Guaidó, aseguró que estos nueve días que restan serán muy tensos, pero también clave para la posición que tendrán los militares cuando llegue la ayuda humanitaria.

Diputados perseguidos y los que no pueden salir

El diputado y médico José Manuel Olivares, encargado de la ayuda humanitaria, hizo una advertencia antes de comenzar su intervención: "Los que estamos acá tenemos orden de captura en nuestro país y los diputados que están por teleconferencia es porque no pueden salir por los aeropuertos de Venezuela”.

Sus colegas de la Asamblea Nacional, Miguel Pizarro y Manuela Bolívar, hablaron por teleconferencia. De hecho se esperaba que el cierre del evento estuviera a cargo del propio presidente encargado Juan Guaidó de la misma forma, pero los problemas técnicos “y el internet en Venezuela” lo impidieron, como explicó Vecchio.


"Se nos está muriendo la gente"

“Contamos lo que falta para la ayuda humanitaria en muertos y no en días”, fue una idea que se repitió en varios de los ponentes. Otro elemento común entre quienes intervenían era la mención a personas por nombres y apellidos, testimonios, de quienes padecen la crisis en carne propia.

Marianella Herrera, del Observatorio Venezolano de Salud, ayudó a darle contexto a la crisis alimentaria y de salud: “La gente se nos muere… y lo peor es que la gente que pareciera que está normal se está deteriorando… y el deterioro nutricional aumenta cada vez”.

Señaló que los estudios que maneja –aunque no hay estadísticas oficiales y las que hay se niegan al público– 94% de la población venezolana no cuenta con los ingresos para pagar canasta básica de alimentos y servicios básicos. A pesar de los repetidos ajustes de salarios, los ingresos impiden que las familias se alimenten correctamente”.


Advirtió que hay “consecuencias nutricionales negativas de la crisis y que el Panorama de Seguridad Alimentaria para América Latina refleja que en ese país hay más de 3 millones de personas con hambre, está en aumento”.

Dijo que 80% de los hogares no tiene condiciones de seguridad alimentaria, “no pueden acceder a los alimentos porque no existen en los mercados o no pueden utilizarlos porque no se puede cocinar debido a las grandes fallas en los servicios (electricidad, servicio de gas y otros)”.

Llamó la atención sobre un brote de diarrea en el oriente del país, en niños de entre 0 y 5 años (periodo en la que la enfermedad es mortal). “Se trata de un brote de diarrea sumamente grave y tiene que ver con la imposibilidad de tener agua no contaminada”.

Para comprar pollo, papel higiénico o cualquier cosa en Venezuela tienes que cargar esta ridícula montaña de billetes (Fotos)

Loading
Cargando galería


Comida "envenenada"

El diputado Olivares respondió al señalamiento sin pruebas de voceros del régimen de Maduro que aseguran que los alimentos están envenenados y son "armas biológicas".Explicó que se trata de alimentos y medicina de USAID (La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) con protocolos aprobados y que también han pasado por control de calidad en Colombia y Brasil para ser llevados a Venezuela el próximo 23 de febrero.

"Hay cientos de estudios sobre ayuda humanitaria, con estos mismos donantes que demuestran que no tienen ningún peligro". Sin embargo, dijo que ante los señalamientos que hizo la vicepresidenta de Maduro, Delcy Rodríguez, que podrían "crear una comisión de países miembros de la OEA y otros que no sean miembros, para garantizar y verificar que los alimentos y medicinas están en buen estado".

Cambio de régimen

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, cerró su intervención en la Conferencia Mundial para la ayuda humanitaria en Venezuela que se realiza en la sede principal de la OEA en Washington con esas palabras: "La ayuda humanitaria que más precisa Venezuela es un cambio de régimen: la salida de la dictadura usurpadora".

Comentó sobre su experiencia al acercarse a Venezuela a través de la frontera con Colombia: "Sentí el dolor conjuntamente con los venezolanos que se venían forzados a escapar de su país por la falta de atención médica, falta de oportunidades, por no poder construir las cosas simples y básicas de la vida... por el dolor y la represión que genera ese régimen urupador autoritario".

También habló optimista sobre el ingreso de la ayuda humanitaria: "Lo que tenemos hoy es el deber de ingresar esta ayuda. Por primera vez desde que se declaró la ayuda humanitaria por la Asamblea Nacional, podemos ingresarla".

Los rostros de la lucha global por la resolución del conflicto político en Venezuela (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Crisis en Venezuela
Publicidad