null: nullpx
El Salvador

Bukele vuelve a confrontar al Congreso salvadoreño por una ley que tilda de "amnistía encubierta a criminales de guerra"

Este miércoles la Asamblea Legislativa aprobó una ley de justicia transaccional para juzgar los crímenes de guerra del conflicto salvadoreño; pero el presidente ya ha anunciado que la vetará pues no garantiza los principios de reparación, verdad y justicia.
27 Feb 2020 – 01:45 AM EST

Nuevamente vuelven a chocar el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, con la Asamblea Legislativa luego de la aprobación este miércoles de una polémica Ley de Reconciliación Nacional por los delitos cometidos durante la guerra civil, que ha desatado también el rechazo de organizaciones defensoras de los derechos humanos.

La Ley de Justicia Transicional, Reparación y Reconciliación Nacional fue aprobada por 44 de los 84 diputados de la Asamblea Legislativa. 11 votaron en contra, uno se abstuvo y los demás no acudieron a la sesión.

Para que la ley entre en vigencia, debe ser aprobada por Bukele, pero el presidente ya adelantó que la vetará porque no cumple con una sentencia de la Corte Suprema de Justicia.

“La Presidencia de la República no sancionará ninguna ley que no contenga tres elementos fundamentales para que sea justa y constitucional: Verdad, Reparación, Justicia”, publicó el mandatario en su cuenta oficial de Twitter.

A través de un comunicado de la Presidencia de la República, Bukele dijo que la ley busca "proteger a criminales de guerra" porque, en su opinión, se trata de una "amnistía disfrazada".

El diputado Juan José Martell del partido Cambio Democrático, citado por AP, coincide con esa valoración: “Se elaboró una ley a espaldas de las víctimas. En la práctica esta ley va a ser un triple salto hacia la impunidad, una ley de amnistía disfrazada”.

“Con esta ley de una falsa reconciliación nacional, se van a prescribir delitos de lesa humanidad, crímenes de guerra” cometidos durante el conflicto civil de 1980 a 1992, agregó.

En julio de 2016 la Corte Suprema declaró inconstitucional una ley de amnistía aprobada en 1993, cinco días después de haberse conocido el informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas, el cual registró más de 22,000 denuncias de hechos de violencia ocurridos durante la guerra civil de 1980 a 1992. Al declarar inconstitucional esa ley, la Corte estableció que los crímenes de lesa humanidad nunca prescriben, según el derecho internacional, por lo que no debe impedirse su investigación y que se repare a las víctimas.

La Corte también ordenó a la Asamblea Legislativa que elaborara antes de julio de 2019 una nueva Ley de Reconciliación Nacional que garantizara la verdad, la justicia y las reparaciones y que ofreciera garantías de que esos delitos no se repetirán.

Tutela Legal Dra. María Julia Hernández, una organización no gubernamental defensora de los derechos humanos, sostuvo que la ley que aprobaron los diputados no fue consultada con las víctimas, ni con las organizaciones activistas “y por tanto es inválida su redacción, su articulado constituye un ardid para dejar sin responsabilidad penal y civil a los criminales de lesa humanidad y de guerra”.

Tutela Legal criticó duramente que se aprobara que el juez pueda reducir a una cuarta parte las penas a imponer a quienes hayan cometido crímenes de lesa humanidad y de guerra.

La diputada Rebeca Cervantes, del partido Gran Alianza para la Unidad Nacional, dijo que no apoyaron la aprobación de la ley porque “se ofrecen penas mínimas para criminales de guerra”.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (OACNUDH) dijo que la ley implica sanciones que no son proporcionales a la gravedad de los hechos cometidos y que la reducción de la pena supondría una “amnistía de facto”.

Mira también:


Presidentes escoltados por soldados y más represión: regresan los militares a las calles de América Latina (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.