null: nullpx

El acoso en la tercera edad: un problema del que nadie habla (o que todos ignoran)

El bullying es un problema del que se habla insistentemente en medios de comunicación, blogs y redes sociales, tratando de crear conciencia y gestionar el conflicto, pero esta forma de acoso no es exclusivo de niños y adolescentes. Cerca del 20% de los residentes en hogares para adultos mayores son maltratados por sus compañeros, y la intimidación también puede ocurrir en los espacios donde socializan.
26 May 2018 – 03:46 PM EDT
Comparte
1/16
Comparte
El maltrato a los adultos mayores es una realidad. Entes como la Organización Mundial de la Salud han definido estrategias para prevenirlo, siempre identificando a cuidadores y familiares como los responsables del maltrato. Pero el abuso en la tercera edad también puede venir de sus iguales. Crédito: AP Photo/Danica Coto
2/16
Comparte
Cafeterías, casinos, salas de karaoke y otros espacios donde conviven o socializan los adultos mayores son escenario de comentarios crueles, exclusión e intimidación entre quienes los frecuentan. En los centros de cuidado y residencias para la tercera edad el bullying también se repite y es recurrente. Crédito: AP Photo/Wayne Parry
3/16
Comparte
Entre 10% y 20% de los residentes en hogares para adultos mayores y centros de cuidado son maltratados por sus compañeros, según un artículo de la Asociación Estadounidense de Personas Retiradas. Crédito: AP Photo/John Raoux
4/16
Comparte
Pueden haber ataques físicos, pero las agresiones más comunes en la tercera edad tienen que ver más con insultos, rumores, comentarios crueles, exclusión e intimidación. Crédito: AP Photo/Kathy Willens
5/16
Comparte
El autor del libro "Bullying entre adultos mayores: Cómo reconocer y abordar una epidemia no vista", Robin Bonifas, explicó a la agencia AP que hay estudios que sugieren que 1 de cada 5 personas de la tercera edad ha sufrido intimidación. Crédito: AP Photo/Marcio Jose Sanchez
6/16
Comparte
El especialista atribuye esta forma de abuso a las frustraciones características de vivir en entornos comunitarios, así como a un reflejo de los problemas que se experimentan al envejecer. Muchos ven que su independencia desaparece y convertirse en un bravucón es una manera de recuperar ese poder perdido. Crédito: AP Photo/Marcio Jose Sanchez
7/16
Comparte
Otra posible causa es que el acosador puede haberse vuelto abusivo como resultado de la demencia u otros trastornos que se desarrollan por el deterioro cognitivo. Crédito: AP Photo/Ariel Schalit
8/16
Comparte
En Estados Unidos, el Centro Nacional de Vida Asistida ha emprendido campañas informativas a escala nacional sobre esta realidad. Crédito: AP Photo/Marcio Jose Sanchez
9/16
Comparte
Muchas residencias de ancianos y centros de cuidado para personas de la tercera edad también han emprendido programas informativos, capacitación y otras políticas con el propósito de frenar el acoso. Crédito: AP Photo/Marcio Jose Sanchez
10/16
Comparte
Un caso reciente es del 30th Street Senior Center, en la ciudad de San Francisco, que se asoció con una organización local, el Institute on Aging, para desarrollar un programa anti-bullying: el personal recibió 18 horas de capacitación sobre la intimidación, sus causas y cómo manejarla. Crédito: AP Photo/Marcio Jose Sanchez
11/16
Comparte
Los residentes del 30th Street Senior Center también recibieron clases, impartidas en inglés y español, para enseñarles cómo actuar si pasan por esta situación. Crédito: AP Photo/Marcio Jose Sanchez
12/16
Comparte
La mayoría de las víctimas de acoso no lo denuncian. Su familiares deben estar atentos a los signos de alarma. Crédito: AP Photo/Danica Coto
13/16
Comparte
Además de las señales físicas, como moretones, rasguños o lesiones, puede haber indicios del maltrato en su conducta. Según el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, el anciano puede parecer ausente, agitado y deprimido, incluso tener reacciones violentas. Crédito: AP Photo/John Raoux
14/16
Comparte
Si tiene un familiar de tercera edad y nota conductas sospechosas ( cambios de humor, evita lugares o actividades que antes disfrutaba), acuda directamente al director de la residencia o centro donde lo atienden para abordar y resolver la situación. Crédito: Christopher Furlong/Getty Images
15/16
Comparte
Si está pensando en buscar un hogar para algún familiar, investigue: pregunte a la persona a cargo sobre antecedentes de acoso en el lugar y cuál es su política para resolver estos conflictos entre residentes. Crédito: AP Photo/Rich Pedroncelli
16/16
Comparte
Muchas veces el acoso entre adultos mayores es un síntoma externo de un problema emocional más grande y puede necesitar de la participación del centro, familiares y residentes para resolverlo. Crédito: AP Photo/John Raoux
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés