Condenan a 20 años de prisión al expolicía de Carolina del Sur que mató al conductor negro desarmado Walter Scott

El caso de 2015 cobró relevancia el tiroteo quedó grabado en un video que un transeúnte captó. En las imágenes se ve al expolicía colocar lo que sería un arma Taser al lado del cuerpo de Scott tendido en el piso tras ser baleado.

El exagente de policía de Carolina del Sur, Michael Slager, que mató a tiros en 2015 a Walter Scott, un conductor negro desarmado que había sido detenido por una infracción de tráfico, fue sentenciado este jueves a 20 años en una prisión federal.

Slager, un exoficial de policía de North Charleston, había sido acusado de asesinato en un tribunal del estado y de cargos federales por violación de derechos civiles. A principios de este año, Slager se declaró culpable de un único cargo federal de violación a los derechos civiles como parte de un acuerdo, informó la agencia AP. Tras asumir la culpa de ese cargo, el juicio estatal por homicidio en 2016 terminó en una anulación.

Los fiscales federales buscaron prisión perpetua para Slager argumentando que había cometido un asesinato en segundo grado y que también debería ser castigado por obstruir la justicia con declaraciones falsas.


Pero los fiscales también admitieron que, como parte del acuerdo de declaración de culpabilidad, recomendarían que su sentencia se redujera debido a su "aceptación de responsabilidad".

Slager le disparó a Scott por la espalda en la huida "simplemente por tener una luz trasera rota", dijo el fiscal Jared Fishman al tribunal en su declaración final y pidió "llamar el caso como lo que es: un asesinato".

Pero el abogado defensor Andy Savage, informó la cadena CNN, argumentó que, si bien las acciones de Slager eran criminales, no equivalían a un asesinato. Savage calificó como "muy extremos" los cargos contra el expolicía cuando se anunciaron y lo atribuyó a otros casos de presunta violencia policial que se habían manejado de modo incorrecto.

El caso de Scott cobró mucha relevancia debido a que poco después de la muerte se publicó un video captado por un transeúnte en el que quedó registrado todo el tiroteo. Se puede ver en las imágenes que el policía dispara por la espalda a Scott, que no tenía armas. Luego de la difusión de la grabación, Slager fue arrestado y despedido de la Policía.


Durante el juicio, Slager dijo que se sintió amenazado en el encuentro con Scott y que estaba asustado. También declaró que trató de someter al detenido pero que el hombre trató de quitarle su pistola taser durante un forcejeo.

Cuando fue consultado por el fiscal sobre el video, en el que se ve que Scott huía y estaba desarmado, Slager testificó que no se había percatado de que el hombre no había logrado llevarse su pistola Taser cuando le disparó.

El policía apuntó desde una distancia de 17 pies (cinco metros) y descargó su arma ocho veces. Cinco de esas balas impactaron a Scott.

Slager dijo que se dio cuenta de que Scott estaba desarmado luego de ver el video. Las imágenes muestran que el policía coloca un objeto, que parece ser su pistola Taser, cerca del cuerpo de Scott después del tiroteo.

RELACIONADOS:MuertesSucesos