null: nullpx
Muerte de George Floyd

Un veterano murió en un arresto, de forma similar a George Floyd: su familia demanda a la policía

Los familiares de Angelo Quinto, demandaron a cinco funcionarios de la policía de Antioch, en California, por la forma como redujeron al veterano que sufría una crisis mental. Los agentes se turnaron para presionar sus rodillas en la nuca del detenido, dice la denuncia. Tras cinco minutos inmovilizado perdió el conocimiento y falleció tres días después.
10 Ago 2021 – 01:53 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Familiares de Angelo Quinto, un veterano de la Marina, llamaron a la policía el 23 de diciembre pasado porque el joven que entonces tenía 30 años sufría una crisis mental. Un agente que acudió a la llamada presionó con una rodilla el cuello de Quinto durante casi cinco minutos mientras otro agente le sujetaba las piernas. El arrestado perdió el conocimiento y fue trasladado en ambulancia a un hospital, donde murió tres días después.

Ahota, los familiares del exmarino presentaron una demanda federal contra la ciudad de Antioch, en California, su jefe de policía y cuatro agentes que participaron en el procedimiento, reportó el lunes la agencia AP.

La demanda presentada por la madre y la hermana menor de Angelo Quinto solicita una indemnización por daños y perjuicios no especificada y alega que los agentes de la Policía de Antioch hicieron un uso excesivo de la fuerza al sujetarlo. Nombra a la ciudad, al jefe de policía de Antioch, Tammany Brooks, y a los agentes James Perkinson, Arturo Becerra, Daniel Hopwood y Nicholas Shipilov.

La manera en que murió Quinto es muy similar a la forma en que falleció el afroestadounidense George Floyd el 25 de mayo de 2020 en Minneapolis después de que un agente de policía presionara su rodilla durante casi nueve minutos contra el cuello del detenido mientras estaba esposado y repitiendo que no podía respirar.

La muerte de George Floyd fue el detonante de las mayores protestas recientes contra la brutalidad policial y el racismo. El principal acusado, Derek Chauvin, fue juzgado en abril por asesinato en segundo grado y cumple una condena de 10 años en el correccional de Oak Park Eights, el único de máxima seguridad de nivel 5 en Minnesota.

En el caso de Quinto, su madre Cassandra Quinto-Collins lo estaba abrazando y estaba tranquilo cuando los agentes llegaron a su casa en Antioch, a 70 kilómetros al este de San Francisco, según la demanda.

Los agentes Perkinson y Becerra arrancaron a Quinto de los brazos de su madre y lo pusieron boca abajo mientras él suplicaba: "¡por favor, no me maten!" al menos dos veces. A continuación, le esposaron las manos a la espalda, le cruzaron las piernas por detrás y las doblaron hacia la espalda mientras gritaba de dolor, según la denuncia.

A continuación, los agentes se turnaron para colocar sus piernas en la nuca de Quinto. Unos minutos más tarde, Hopwood y Shipilov llegaron a la casa de Quinto y también ayudaron a inmovilizarlo aunque no se resistió a ellos, según la denuncia.

Tras unos cinco minutos de inmovilización, Quinto pareció perder totalmente la capacidad de reacción, según la denuncia.

Actuación policial directa

Un video grabado por Quinto-Collins muestra a su hijo con la cara ensangrentada y las manos esposadas a la espalda. Dijo que empezó a grabar después de ver que su hijo tenía los ojos en blanco.

Los agentes de policía de Antioch fueron equipados con cámaras corporales apenas el mes pasado y se esperaba que pronto se instalaran cámaras en sus patrullas.

"Se parece mucho a (el caso de) George Floyd y odio utilizarlo como analogía, pero la verdad es que fue una falta de apreciación de lo que estaba sucediendo", dijo John Burris, el abogado de la familia.

Los agentes no solo hicieron un uso excesivo de la fuerza, sino que tampoco lograron reducir la tensión hablando primero con Quinto, que nunca se mostró combativo, refirió Burris.

"Mi oficina ha estado involucrada en muchos casos de salud mental a lo largo de los años y en esos casos... un poco de reevaluación, un poco de desescalada, la reconsideración de dónde estás y quién estaba involucrado realmente podría haber salvado la vida de una persona", añadió el abogado.

Policías mintieron a los paramédicos

Los agentes también dijeron falsamente a los paramédicos que Quinto consumía metanfetamina y registraron la casa de la familia, pero no encontraron ninguna prueba de consumo de drogas, según la denuncia.

Quinto, que nació en Filipinas, fue dado de baja con honores de la Marina en 2019 debido a una alergia alimentaria, según su familia.

Tuvo depresión la mayor parte de su vida, pero su comportamiento cambió después de un aparente asalto a principios de 2020, cuando se despertó en un hospital sin recordar lo que había pasado y con puntos de sutura y heridas graves. Después de eso, comenzó a tener episodios de paranoia y ansiedad, dijo su familia.

"Cada día de nuestras vidas vivimos con la culpa, por mucho que nos digan que hicimos lo correcto, que hicimos todo lo que pudimos", dijo la hermana de Quinto, Bella Collins, mientras se enjugaba las lágrimas.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés