null: nullpx
Abortos

Trump firma orden ejecutiva que bloquea fondos a programas de salud internacionales que incluyen el aborto

La medida alerta sobre las futuras decisiones que tome el mandatario con respecto a los temas de salud femenina y planificación familiar, entre las que están en juego los fondos para las clínicas de Planned Parenthood.
23 Ene 2017 – 03:28 PM EST

El presidente Donald Trump firmó este lunes una orden ejecutiva para impedir el uso de fondos del gobierno para financiar a organizaciones de otros países que ofrece servicios o asesoramiento sobre una amplia gama de servicios de salud reproductiva, incluyendo el aborto. El mandatario reestableció una antigua medida republicana, conocida como 'la política de Ciudad de México', que había sido abolida por Barack Obama desde 2009.

Esta decisión significa que las organizaciones sin fines de lucro en el extranjero tendrán que dejar de hacer asesorías sobre el tema del aborto o renunciar a los recursos provenientes de Estados Unidos. La concesión o no de fondos gubernamentales estadounidenses a los grupos proaborto en el exterior ha sido un asunto controvertido en las últimas administraciones, autorizado durante mandatos demócratas y prohibido durante los republicanos.

Trump firmó el documento que reduce los derechos reproductivos de las mujeres rodeado de hombres. En este tuit, el periodista Martin Belam comenta el asunto: "Mientras vivan nunca verán una fotografía de siete mujeres firmando una legislación sobre lo que los hombres pueden hacer con sus órganos reproductivos".


La 'política de Ciudad de México' fue aprobada por primera vez por el presidente Ronald Reagan durante una conferencia de la ONU celebrada en esa ciudad en 1984. Bill Clinton la abolió durante su mandato en 1993 y George W. Bush la abrazó de nuevo en 2001, mientras que Obama la eliminó de nuevo en su tercer día en el poder, también un 23 de enero.

Una ley aprobada hace más de cinco décadas ya prohíbe que las organizaciones extranjeras usen fondos del gobierno estadounidense para llevar a cabo abortos o alentar su práctica, pero Reagan fue más allá al impedir hasta la financiación a cualquier grupo que usara otros recursos para hacerlo.

Estados Unidos destina actualmente cerca de 544 millones de dólares en asistencia a la planificación familiar en todo el mundo, según datos de la Agencia de Cooperación Internacional de Estados Unidos (USAID).

Las implicaciones

Esta decisión de Trump de restablecer la prohibición de esos fondos ha encendido las alarmas, pues aunque se trata de un tema que siempre ha sido polémico en cada cambio de administración, este primer cambio marca de entrada la línea de manejo del nuevo presidente sobre los asuntos de la salud reproductiva de la mujer, la planificación familiar y por supuesto el aborto.

El republicano advirtió en campaña que eliminaría todos los fondos de Planned Parenthood, la red de clínicas de salud femenina y planificación familiar -que ofrece exámenes ginecológicos, pruebas y tratamientos para enfermedades de transmisión sexual, entre otros- por brindar servicios para el aborto en la etapa temprana.

Ese recorte de los fondos le impediría el acceso a servicios médicos a las mujeres de bajos recursos. "Esto causará el cierre de clínicas alrededor del mundo, ocasionando más embarazos no intencionados y abortos peligrosos, cuando menos", alertó tras conocer la decisión Cecile Richards, directora de Planned Parenthood, a través de Twitter.

"Las mujeres más vulnerables del mundo sufrirán como resultado directo de esta política, que socava años de esfuerzos para mejorar la salud de la mujer", señaló Richards en otro mensaje.

Los críticos de la 'política de México' alegan que las restricciones han limitado la financiación de grupos humanitarios que ofrecen servicios de planificación familiar y sanitarios, que lo que acaban causando es que las mujeres tengan que recurrir a abortos ilegales y en condiciones poco seguras.

"El restablecimiento de esta política ignora décadas de investigación y pone la ideología por encima de las mujeres y las familias", aseguró este lunes la senadora demócrata Jeanne Shaheen.


Trump, que hace unos años defendía el derecho de las mujeres a decidir sobre su embarazo, se sumó durante la campaña presidencial a la oposición rotunda de los republicanos al aborto.

Su firma de la orden ejecutiva se produjo un día después del aniversario de la sentencia en el caso 'Roe contra Wade', que legalizó el aborto en Estados Unidos en 1973.

Lea también:

Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.