null: nullpx

Mitsubishi Lancer Evolution 2015 Final Edition

Encuentra aquí todas mis impresiones sobre el Mitsubishi Lancer Evolution X Final Edition en texto, video y fotos.
9 Mar 2016 – 12:46 PM EST

La gran novedad para esta generación del popular deportivo japonés es que será la última. Cuesta trabajo aceptar que la marca japonesa dejará de producir al EVO, un vehículo de culto con una rica historia en el escenario de la WRC (World Rally Car) en la década de los 90’s.

Muchos de los fanáticos de mi generación (X) recordamos a Tommi Makinen volando por las diferentes rutas del circuito mundial de rallies. Conquistando la primera posición del campeonato durante cuatro años consecutivos (1996, 1997, 1998 y 1999) y siempre sobre Mitsubishi Lancer Evo. Las batallas fueron épicas contra leyendas del rally como Carlos Sainz, Richard Burns, Collin McRae, etc.

Estas memorias me hacen difícil reconocer que no seguiremos viendo evolucionar al Evo y que solo podremos mostrar emociones cuando veamos alguno de estos ejemplares por las calles.

La décima generación será recordada como la última, y conseguí la oportunidad de evaluar una de las “Final Edition” durante 5 días. Mi experiencia sobre el Evo X se desenlazaría en un viaje desde la ciudad de Los Ángeles hasta Bear Lake, ambos en el estado de California.

Este recorrido demostraría la habilidad del Mitsubishi Lancer Evolution X para adaptarse a las diferentes condiciones climáticas y a su capacidad para hospedar a dos adultos en un viaje de 250 millas (400 kilómetros).

El Mitsubishi Lancer Evolution es un sedán de 4 puertas con un motor de 4 cilindros turbo cargado de 2.0 litros y tracción permanente a las 4 ruedas. Este puede producir hasta 291 caballos de potencia (@6,500 RPM) y 300 libras-pie de torque (@4,000 RPM).

Existen solo dos versiones del Evo 2015. La primera es la GSR (básica) que solo ofrece una anticuada transmisión manual de 5 velocidades. Acelera de 0 hasta 60 millas por hora en 4.4 segundos y consume alrededor de 17 millas por galón en la ciudad y 23 en la autopista.

La segunda versión es la MR, la cual trae una excelente transmisión “manual automatizada” de doble embrague que ayuda a que el vehículo alcance las 60 millas por hora en 5.0 segundos y consuma entre 17 – 22 mpg.

La conducción del Lancer Evolution X es emocionante. Para ello, los ingenieros tuvieron que sacrificar algunas cualidades como silencio y suavidad en el viaje dentro de la cabina. Su aceleración es explosiva y el control magnifico gracias a sus sistema de AWD y a sus neumáticos Yokohama ADVAN (245/40 18).

La limitación más importante durante nuestra experiencia fue el limitado espacio de carga. No solo el volumen es reducido, pero la banca posterior de los Evo’s no tiene la habilidad de ser plegada o desplegada.

El precio de la unidad que nos acompañó durante todo el viaje es de $38,805 (incluido gasto de destino). No soy economista, pero solo puedo intuir que el valor de esta última generación, así como las generaciones previas, aumentara a medida que pase el tiempo y el mercado eche de menos al Evo.

Imágenes del Mitsubishi Lancer Evolution X Final Edition

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés