Flamenco

La guitarra de Paco de Lucía revive en manos de reconocidos artistas iberoamericanos

La guitarra de Paco de Lucía se encuentra en Nueva York, México, Bogotá, La Habana, Buenos Aires y Río de Janeiro con viejos amigos como Caetano Veloso, Carlinhos Brown, Alejandro Sanz o Chabuco, que recuerdan al maestro.
21 Jun 2016 – 11:57 AM EDT

Diseñada por el propio artista antes de morir, “La Maestro”, la guitarra del español Paco de Lucía emprende un recorrido por algunos de los lugares que más le marcaron musicalmente en el continente, para encontrarse con referentes que interpretan de nuevo acordes en su recuerdo.

“La Maestro”, que quedó dentro de su funda en el estudio de Paco de Lucía tras la muerte del artista hace dos años, es el hilo conductor del documental “La guitarra vuela”, estrenado este martes en la Casa de América en Madrid.

“Emoción”, “privilegio”, “orgullo”, son algunos de los sentimientos que expresan artistas como el español Alejandro Sanz, el bajista cubano Alain Pérez, el grupo los Muñequitos de Matanzas, el guitarrista Tomatito y el colombiano Chabuco, entre otros, cuando reciben la visita de la guitarra que, el brasileño Carlinhos Brown besa cuando se la entregan.


El encanto del instrumento diseñado por Paco de Lucía –al que le obsesionaba la afinación- y fabricado por su amigo lutier Toni Morales en la isla de Mallorca, donde vivía parte del año, emociona a algunos de los grandes como Caetano Veloso.

“Estoy nervioso”, dice al tomarla entre sus manos.

“Se siente que es una guitarra especial, que gire el mundo y pase por mi casa es más que un premio para mí”, asegura el compositor, guitarrista y cantante brasileño.

El músico, productor y amigo del maestro Javier Limón y el documentalista Jorge Martínez, están detrás de este cortometraje, con el que querían “liberar a la guitarra para que exprese su dolor” y hacer un homenaje al maestro.

“Paco es infinito”, afirmó Limón, al destacar su aportación al flamenco, a la cultura española y su reconocimiento internacional.

EEUU, Brasil y Cuba

Su viuda, la mexicana Gabriela Canseco, destaca en el documental la relación del guitarrista con el jazz en Estados Unidos, las armonías de Brasil y el ritmo de Cuba, “era algo que respetaba y admiraba”, asegura.


Estos han sido los tres ejes en los que se centran las ciudades elegidas para la cinta Nueva York, Boston, México, Bogotá, La Habana, Matanzas, Montevideo, Buenos Aires, Lisboa, Salvador de Bahía y Río de Janeiro.

Un total de trece ciudades, 9 países y más de 34,000 kilómetros resumidos en poco más de una hora, aunque los productores aseguran que daría para mucho más.

Recuerdos del maestro

Los artistas comparten además anécdotas del guitarrista al que querían y admiraban.

El cubano Alain Pérez, destaca “la personalidad, la constancia y la seguridad absoluta” de Paco de Lucía; una persona que animaba a los músicos jóvenes, según cuenta el guitarrista jerezano Diego Del Morao, pero que contrasta con la timidez que le llevó a ser cantante en vez de cantaor.

“Él quería ser mejor siempre”, recuerda el argentino Luis Salinas, guitarrista, compositor y cantante, que destaca que a la vez era “sencillo y noble”.


"No ha habido ni habrá un guitarrista en toda la historia de la música que haya sido capaz de llegar a tanta gente con tan poco: con seis cuerdas", asegura en el documental Alejandro Sanz, que toca la guitarra en uno de sus conciertos en México.

La guitarra no sólo ha estado en manos de músicos consagrados sino también de músicos callejeros que “no podían creer que era la guitarra de Paco de Lucía”, asegura Jorge Martínez, “todo el mundo se emocionaba y entendía que en sus manos estábamos poniendo algo más que una guitarra bien construida".

El proyecto no se queda sólo en el documental, sino que habrá un disco con las canciones completas de las colaboraciones que saldrá en otoño y una beca para estudiantes de música en el Berklee College of Music de Boston, que llevará el nombre de Paco de Lucía.


Más contenido de tu interés