null: nullpx
Google

Recorrió 3,000 millas para confrontar "con violencia" a Google por cerrar su canal de YouTube

Kyle Long atravesó el país de costa a costa, desde Maine hasta Silicon Valley, para llegar al campus de Google. La Policía de Mountain View lo arrestó a escasas 3 millas de las oficinas centrales de la compañía con tres bates de beisbol en la cajuela de su auto.
12 Mar 2019 – 12:00 AM EDT

Cuando su canal en YouTube fue cancelado, Kyle Long pensó en llegar hasta la fuente del problema y pedirle cuentas a Google, sin importar si esto lo iba a obligar a perpetrar un ataque con violencia. Para lograrlo, este residente de la costa este recorrió más de 3,000 millas y condujo alrededor de 50 horas desde Maine hasta Silicon Valley, donde se encuentran las oficinas centrales del gigante de la tecnología.

En su recorrido de costa a costa, el hombre de 33 años tuvo un par de roces con la justicia. A su paso por Iowa, oficiales de la Patrulla Estatal hablaron con él en dos ocasiones: la primera durante un accidente vehicular que no dejó personas heridas y la segunda después de que vandalizó el baño de una gasolinería.

En esos encuentros, el sospechoso confesó que se dirigía hacia Mountain View, California, para tener un encuentro con “Google” debido a que su canal de YouTube había sido cerrado. Según su testimonio, esto le estaba generando pérdidas económicas.

Inicialmente Long no despertó las sospechas de los agentes de la Patrulla Estatal de Iowa. Sin embargo, este domingo, dos días después del incidente en la gasolinería, los oficiales se comunicaron con el departamento de Policía de Mountain View para informarles no solo que el sospechoso ya se encontraba en California, sino que tenía planes de "actuar de manera violenta" si su reunión con el personal de Google no tenía los resultados que él esperaba.

Luego de recibir la alerta, las autoridades de Mountain View se movilizaron y montaron un operativo de seguridad en los alrededores de la sede de la compañía en Silicon Valley. La vigilancia de los oficiales se extendió a las principales carreteras que llevan a las oficinas de Google.

Un blanco común

El campus de Google en Mountain View, así como otras empresas de tecnología en Silicon Valley, no son ajenas a las amenazas.

En abril de 2018 un tiroteo en la sede de YouTube, en la ciudad de San Bruno, dejó a una sospechosa muerta y varios heridos. La mujer que perpetró el ataque fue identificada como Nasim Aghdam, de 39 años, y murió por un disparo autoinfligido en las afueras del campus.

De acuerdo con la Policía de San Bruno ese ataque fue motivado por razones similares a las que tenía Kyle Long. Al igual que el sospechoso de Maine, Aghdam también contaba con un canal de videos en la plataforma de YouTube y constantemente se quejaba de ser víctima de censura por parte de la compañía. El día de la balacera, la sospechosa había conducido desde San Diego hasta las oficinas de YouTube en el Área de la Bahía.

A finales de año otra amenaza puso en alerta a las autoridades de Silicon Valley. En esa ocasión la supuesta presencia de un artefacto explosivo en las oficinas de Facebook, en Menlo Park, provocó la evacuación del campus y que los escuadrones antibombas de las Policía de la ciudad inspeccionaran el lugar.

Cooperación entre agencias

La Policía de Mountain View aún tenía presente la balacera en el campus de YouTube que ocurrió en el 2018 y querían a toda costa evitar que la historia se repitiera. El arribo de Kyle Long ameritaba alertar a las autoridades de San Bruno.

El amplio despliegue policiaco le permitió a los oficiales identificar el vehículo del sospechoso este domingo alrededor de la 1:00 pm cuando conducía sobre la Autopista 101, a menos de tres millas de Googleplex, el campus de la compañía en Mountain View.

Las autoridades consiguieron arrestar a Long sin mayores contratiempos. Al hacer un búsqueda en su vehículo, encontraron en la cajuela tres bates de beisbol y un mapa con direcciones hasta las oficinas de la compañía.

“Este caso destaca el excepcional trabajo policiaco que se realiza día con día y que suele pasar desapercibido. Desde la comunicación con dos agencias en dos distintos estados del país, hasta la rápida respuesta de nuestros oficiales”, dijo Max Bosel, jefe de la Policía de Mountain View.

Kyle Long se encuentra preso en la cárcel del condado de Santa Clara y se le fijó una fianza de $25,000.

Los 'youtubers' latinos que rompen las redes y los récords de seguidores

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés