null: nullpx
Psicología

Qué es ASMR: puede que lo hayas experimentado mucho antes de que se pusiera de moda

La respuesta sensorial meridiana autónoma (o ASMR por sus siglas en inglés) es una nueva moda en redes sociales que, sin embargo, existe desde hace tiempo. Esta sensación de 'hormigueo cerebral' que algunas personas sienten al escuchar determinados sonidos o ver pequeñas acciones como doblar la ropa cuidadosamente reduce el estrés y funciona para frenar la saturación audiovisual.
5 Sep 2021 – 12:30 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Desde que era pequeña experimento un sutil estado de paz cuando veo a un niño absorto en la tarea de ordenar los lápices de colores en su estuche. O cuando observo a mi tía, ya anciana, doblar la ropa con mimo sobre la mesa de su casa, como si la acción de extender las mangas de una camisa y abrochar los cordones fuese de una importancia extraordinaria. De lo que no tenía ni idea es de que esta experiencia tiene un nombre y una boyante comunidad en redes sociales detrás. Se trata de la respuesta sensorial meridiana autónoma (o ASMR por sus siglas en inglés) y está liderada por ASMRtist, gurús de la relajación que pueblan plataformas como YouTube o TikTok.

No es fácil describir el sentimiento escurridizo que provoca ASMR. Los artículos de prensa se refieren a sensaciones placenteras de baja intensidad que van del hormigueo al escalofrío, producidas por estímulos sin aparente conexión. Unos susurran, otros rasgan el micrófono, otros extienden un mantel sobre una mesa, cuidando hasta la mínima arruga. A mí, como ya he dicho, me produce calma la contemplación de acciones pequeñas y cotidianas efectuadas con esmero, concentración y mimo.

Los estímulos no funcionan para todo el mundo. Te puede encantar o te puede incomodar escuchar tragar y comer dulces o patatas fritas (este es mi caso). Hay muchos sonidos y visiones que pueden crear ASMR, pero la condición es que proceda de otra persona y se cree una sensación de intimidad. Pasa como con las cosquillas, que no puedes hacértelas tú mismo.

¿Qué dice la ciencia?

Hasta hace relativamente poco no se habían realizado investigaciones sustanciales en torno al fenómeno. Dos psicólogos de la Universidad de Swansea, en Reino Unido, lideraron un estudio que propone tomar en serio sus beneficios como una medida terapéutica complementaria. Los datos de este estudio ilustran la mejora temporal de los síntomas de depresión y dolor crónico en quienes practican el ASMR. El estudio también lista desencadenantes comunes como los susurros, la atención personal, los sonidos nítidos y los movimientos lentos.

Otro estudio de 2018 en PLOS ONE encontró que aquellos que experimentaron la sensación de ASMR reportaron una disminución de los niveles de tristeza y estrés, así como sentimientos de conexión interpersonal. También experimentaron reducciones en su ritmo cardíaco.

No es casualidad que en un mundo cada vez más estresado (y más todavía con la pandemia), el ASMR acapare la atención de los estudiosos. “ El nuevo ansiolítico de los jóvenes” es el titular de un artículo reciente en The Conversation sobre este tema. "Estos videos responden a la necesidad de los nativos digitales de parar el ruido y la saturación audiovisual para mostrar, al fin y al cabo, cosas que siempre estuvieron ahí", indica.


Craig Richard, fundador de ASMRUniversity.com, cree que el detonante de este fenómeno es la oxitocina, hormona que induce una sensación de relajación y confort. "No todo el mundo parece experimentar el ASMR. Esto podría deberse a un complejo efecto de factores ambientales como las influencias culturales, el estado psicológico en ese momento o las diferentes expectativas del contenido del ASMR”, dijo Craig en declaraciones a Newsweek. “También podría tener una simple razón biológica; las personas que disfrutan del ASMR pueden tener diferencias en sus genes relacionados con la oxitocina, lo que resulta en una respuesta más fuerte a los desencadenantes del ASMR”, señala.

Estos son algunos ejemplos de 'artistas' del ASMR:

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés