null: nullpx
Coronavirus

“No cumplía los requisitos”: los CDC tardaron cuatro días en examinar a paciente hospitalizado con coronavirus

Un memorando interno del Centro Médico de la Universidad de California en Davis revela que las autoridades federales se negaron a realizarle pruebas de COVID-19 a un residente del condado de Solano, pese a que los funcionarios de salud locales lo habían solicitado debido a su grave estado de salud.
27 Feb 2020 – 05:45 AM EST

SAN FRANCISCO, California. – La noche del miércoles finalmente se rompió el hermetismo que las autoridades de salud mantenían sobre el caso más reciente de nuevo coronavirus en Estados Unidos, que puso en entredicho los protocolos que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) siguen con algunos pacientes.

Por la tarde, los CDC confirmaron que se trata posiblemente del primer contagio de persona a persona entre el público general, lo que significa que el paciente no estuvo expuesto al COVID-19 durante viajes a las zonas de propagación del virus ni tuvo contacto prolongado con una persona infectada.

El Departamento de Salud de California identificó al quinceavo caso registrado en EEUU como un residente del condado de Solano que actualmente recibe atención médica en el Centro Médico de la Universidad de California en Davis. Se conoció también que los CDC se negaron a realizarle la prueba de coronavirus de inmediato pese a una petición explicita del hospital debido a su deteriorada condición de salud.

A la fecha, en el estado se han reportado siete casos relacionados con viajes a China, uno de persona a persona entre familiares y este último al que llaman de “transmisión entre la comunidad”.

Aunque el anuncio del “contagio desconocido” despertó temores entre la comunidad por el posible inicio de un brote generalizado, la agencia estatal indicó que el riesgo de una propagación masiva del virus entre las comunidades se mantiene bajo.

“Mantener a los californianos seguros y saludables es nuestra prioridad número uno. Esperábamos que un caso así se diera en los Estados Unidos, y debido a nuestros lazos familiares, sociales y económicos con China, no nos sorprende que el primer contagio de este tipo se diera en California”, señaló Sonia Angell, directora del Departamento de Salud estatal en un comunicado.

“No le realizaron las pruebas”


Los detalles sobre los protocolos que se siguieron para atender al paciente infectado con coronavirus surgieron hasta cerca de la medianoche del miércoles gracias a un memorando interno del Centro Médico de UC Davis que comenzó a circular en las redes sociales y que más tarde fue confirmado por el director de los servicios de salud de la universidad.

El documento revela que dicha persona ingresó desde el 19 de febrero al hospital universitario procedente de otro nosocomio del norte de California. Según la comunicación, “el paciente llegó entubado y conectado a un respirador artificial”, además de que había indicaciones específicas “de tomar precauciones contra el contagio a través de partículas o gotas” debido a una condición viral aún sin diagnosticar.

Estas medidas preventivas -conocidas en inglés como droplet precautions- consisten en colocar un cubrebocas o mascarilla sobre el paciente, colocarlo en un cuarto de atención individual, que los médicos y personal de salud que lo atienden porten siempre equipo de protección personal y limitar su movimiento dentro de las instalaciones médicas.

Desde su llegada a UC Davis, continúa el memorando, los directivos del Centro Médico les solicitaron a las autoridades federales realizar una prueba para determinar si era portador del COVID-19, sin embargo, “el paciente no cumplió con los requisitos de los CDC” y dicho examen no se llevó a cabo.

El director del sistema de salud de UC Davis, David Lubarsky, reveló en el correo electrónico que no fue sino hasta cuatro días después, el domingo 23 de febrero, cuando los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades ordenaron realizar la prueba de nuevo coronavirus y al personal médico se le solicitó “tomar estrictas precauciones por contagio a través de partículas en el aire y por contacto directo”, lo que incluye aislar al paciente debido a su grave estado de salud.

Los CDC confirmaron este miércoles que ese paciente se convirtió en el caso número 15 de coronavirus en California, justo una semana después de que fue admitido en el Centro Médico de UC Davis. No obstante, a la fecha se desconoce en qué hospital estuvo y por cuánto tiempo antes de ser trasladado al nosocomio en el condado de Sacramento.

El Departamento de Salud de California dijo que como parte de sus protocolos han comenzado a rastrear a todas las personas con las que el paciente pudo haber tenido contacto desde antes que acudiera a buscar atención médica, mientras que el sistema de salud de UC Davis le ha solicitado “a un pequeño grupo de empleados permanecer en casa y monitorear su temperatura” ante la posibilidad de que estén contagiados.

Condados en estado de emergencia


En California suman cuatro los condados que han emitido declaratorias de emergencia con el objetivo de estar mejor preparados para hacerle frente a un eventual brote de nuevo coronavirus en la región.

San Francisco y Orange County fueron las demarcaciones que anuciaron la medida esta semana, a solo horas de que los funcionarios federales de salud reconocieran que los contagios de COVID-19 en Estados Unidos aumentarán de forma “inevitable”.

Antes ya lo habían hecho los condados de San Diego y Santa Clara, este último uno de los que ha registrado dos casos de viajeros que visitaron Wuhan, la ciudad china del epicentro.

La alcaldesa de San Francisco, London Breed, justificó la decision este martes ante la rápida expansión de casos de coronavirus en todo el mundo y dijo que la declaratoria les permitirá a las autoridades locales “estar tan listas como les sea posible” en caso de que el virus llegue a las comunidades de San Francisco.

La medida extraordinaria les permitirá a los condados movilizar todos los recursos necesarios para acelerar los protocolos de emergencia y la coordinación entre agencias en caso de un brote de coronavirus a nivel local. De igual forma, les dará el derecho a solicitar reembolsos de los gobiernos estatal y federal por los gastos en los que incurran con motivo de la activación de sus planes de prevención.

En el caso de San Francisco, los funcionarios de salud explicaron que el gran volumen de viajes entre la ciudad y China incrementa las probabilidades de que eventualmente se registren casos de nuevo coronavirus.

“La mayoría de las personas que están en cuarentenas domiciliarias entienden la importancia de estas acciones. Le estamos dando prioridad a los niños, a los residentes que viven hacinados y a las poblaciones vulnerables conforme nos preparamos para minimizar los riesgos potenciales que el virus pueda traer a nuestras comunidades”, dijo Tomás Aragón, uno de los funcionarios de salud que acompañó a London Breed en el anuncio.

Cuarentenas y desvío de vuelos


En lo que va de febrero, las autoridades de salud de California les han solicitado a unos 7,600 viajeros que regresaron de China someterse a una cuarentena domiciliaria mientras continúan los esfuerzos para frenar la propagación del COVID-19 en el estado.

A los pasajeros que volvieron a los Estados Unidos a partir del 2 de febrero se les pidió monitorear su estado de salud de manera constante, permanecer en casa y limitar sus interacciones con otras personas, según informó el Departamento de Salud Pública de California a través de un comunicado.

La cifra excluye a los estadounidenses que visitaron la provincia china de Hubei y la ciudad de Wuhan, donde se originó el brote. Los que estuvieron en la zona del epicentro han sido evacuados en distintos vuelos operados por el Departamento de Justicia y posteriormente sometidos a una cuarentena de dos semanas en bases militares de California y otros estados.

Desde que comenzó el brote de COVID-19, otra de las medidas preventivas que el gobierno de Estados Unidos ha implementado es el desvío de los vuelos procedentes de China a 11 aeropuertos del país, incluido el de San Francisco, para asegurarse que los pasajeros sean sometidos a las revisiones y tratamientos médicos correspondientes.

Hasta ahora al menos 60 personas en EEUU han arrojado positivos a las pruebas del nuevo coronavirus, incluyendo 42 que regresaron al país tras permanecer aislados en el crucero ´Diamond Princess´ en Japón, de acuerdo con los datos más recientes de los CDC. Entre esos evacuados, por lo menos tres han sido atendidos en hospitales de los condados de Solano, Napa, Sonoma y Contra Costa.

Como protocolo obligado, en todos los casos los funcionarios de salud pública están trabajando para identificar a las personas que pudieron haber "tenido un contacto personal cercano con estos pacientes, incluidos amigos, familiares o profesionales de la salud, para vigilarlos en busca de signos y síntomas de enfermedad y tomar medidas para prevenir la propagación del virus”.

Las 8 cosas que puedes hacer para prepararte ante un posible brote de coronavirus en EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.