null: nullpx
Incendio en California

Apagones masivos en California ocurren por la "avaricia" y "negligencia" de Pacific Gas & Electric, afirma el gobernador Newsom

Contrario a lo que señaló la compañía de electricidad, el gobernador Gavin Newsom aseguró que no fue el cambio climático lo que obligó a realizar cortes de energía generalizados como medida de prevención de incendios, sino la historia de imprudencia y de malas administraciones por las que ha pasado Pacific Gas & Electric en las últimas décadas.
11 Oct 2019 – 1:55 PM EDT

SAN FRANCISCO, California. - Autoridades de todos los niveles no han dejado pasar la oportunidad de arremeter contra PG&E por la decisión de realizar apagones masivos como medida extrema para prevenir la propagación de incendios.

Aunque desde la tarde de este jueves -mucho antes de lo anticipado- las cuadrillas de inspección de la empresa comenzaron a trabajar a marchas forzadas para poder dar la señal de luz verde y restablecer el servicio eléctrico en los condados afectados por las interrupciones, los alcaldes, senadores y hasta el propio gobernador de California, hicieron duras críticas a la compañía y alzaron la voz para exigir la rendición de cuentas.

Casi al mismo tiempo que expiró la alerta de bandera roja emitida por el Servicio Meteorológico Nacional y que PG&E informaba sobre el inicio de los trabajos para restaurar el servicio eléctrico, Gavin Newsom lanzó una serie de duros calificativos contra la compañía y la acusó de "poner sus ganancias por encima de la comunidad".

“Lo que ha ocurrido en las últimas 48 horas es inaceptable”, dijo el gobernador al referirse a los apagones generalizados que dejaron sin electricidad a millones de personas en 35 condados del norte y centro del estado. El mandatario estatal no escatimó en señalamientos contra la empresa eléctrica, a la que acusó de incurrir en “negligencia” en su operación, de ser “avariciosa” y sufrir de los malos manejos de sus directivos en en la última década.

"Los apagones de PG&E no son una historia que tiene que ver con el cambio climático, son una historia de codicia y mala administración, de imprudencia y de poner sus ganancias por encima de la gente. Es indignante e inaceptable", sentenció Newsom. El mandatario estatal explicó que esa serie de fallas fueron las que llevaron a PG&E al extremo de tener que realizar cortes de energía para casi 800,000 clientes desde la medianoche del martes en gran parte de California.

"La eléctrica no ha aprendido de sus errores", agregó el gobernador en referencia a los devastadores incendios del norte de California de 2017 y 2018 que fueron calificados como una de las tragedias más caras en la historia del estado, así como a la fatal explosión en San Bruno en 2010 que dejó 8 persona muertas, 58 heridos y decenas de casas destruidas.

Con un halo de ironía, Newsom también señaló a la compañía por la caída de su sitio web justo al comienzo de la contingencia, pues le parecía difícil entender cómo teniendo sus oficinas centrales en Silicon Valley, una región cuna de las empresas líderes en tecnología, no pudo mantener a flote su página de internet, que después de los anuncios sobre los apagones se vino abajo al no poder soportar la cantidad de usuarios que intentaron acceder a ella.

El gobernador subrayó que el estado de California está en toda la disposición de apoyar a la compañía con personal, al igual que con transporte aéreo y terrestre, con el objetivo de acelerar las inspecciones de instalaciones eléctricas que permitan restaurar el servicio eléctrico “lo más rápido posible” e hizo referencia a los datos de algunos expertos que estiman las pérdidas económicas por los apagones en el rango de los $2,500 millones de dólares.

Millones de californianos vivieron por 48 horas en la penumbra debido a los apagones masivos (fotos)

Loading
Cargando galería

"No estuvimos preparados adecuadamente"

Poco antes de las 11:00 pm de es jueves las cuadrillas conformadas por más de 6,000 trabajadores y 44 helicópteros de PG&E habían logrado restablecer la energía eléctrica a 58% de los 738,000 clientes que se quedaron sin luz, lo que equivale a unas 426,000 casas, oficinas y negocios. Pero hasta la mañana de este viernes otros 312,000 seguían a la espera de que la compañía les restablezca la energía.

El estado de emergencia e incertidumbre durante los apagones obligó a que el propio presidente ejecutivo de la compañía, Bill Johnson, diera la cara la tarde del jueves para ofrecer una disculpa pública por los apagones durante una concurrida rueda de prensa en la ciudad de San Francisco, en la que además admitió que PG&E “no estuvo preparada adecuadamente” para responder a las amenazas de incendio.

La conferencia ocurrió minutos después de que el gobernador Gavin Newsom acusara a la compañía de "negligencia" y "malos manejos", situaciones que interpretó como catalizadores de los apagones masivos. Cuando un reportero le pidió su respuesta a los duros señalamientos del mandatario, Johnson se limitó a decir que estaba allí para enforcarse en el futuro y no en el pasado.

Acompañado de otros funcionarios de PG&E, el CEO de la empresa indicó que cortar la energía para casi 800,000 clientes en el estado fue la decisión correcta y que están comprometidos en restablecer el servicio eléctrico cuanto antes.

En la misma rueda de prensa y en lo que pareció un intento por defender sus acciones, otros directivos anunciaron que durante las inspecciones a sus instalaciones eléctricas realizadas en las últimas horas, sus trabajadores lograron identificar 11 instancias en las que los fuertes vientos derribaron cableado eléctrico. Esta situación, señalaron, pudo haber evitado la propagación de incendios en la región.


Oscuridad, choques y compras de pánico: así se vivió el primer día de los apagones masivos en California (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés