null: nullpx
Coronavirus

Así es como California está aplanando la curva de contagios de coronavirus con su toque de queda

El aumento de camas en hospitales y las normas de distanciamiento social le han dado a California el tiempo necesario para mantener la curva ascendente de casos de covid-19 en el nivel más bajo de sus proyecciones.
2 Abr 2020 – 11:19 PM EDT

SAN FRANCISCO, California. – Las estrictas medidas de distanciamiento social le están dando a California el tiempo necesario -por lo menos de manera temporal- para poder “aplanar la curva” de contagios de coronavirus y evitar que el sistema de salud del estado se vea desbordado cuando se llegue al pico de infecciones.

La administración del gobernador Gavin Newsom trabaja a marchas forzadas para añadir decenas de miles camas de hospitales a las 75,000 con las que ya cuenta, lo que le permitiría al estado estirar el tope de la curva ascendente y evitar que el número de pacientes internados rebase la capacidad de los hospitales.

Sin intervención del estado o medidas como el toque de queda para más de 40 millones de residentes, la capacidad del sistema de salud se vería rebasada en los próximos días y para la primera semana de mayo se estaría hablando de 700,000 camas para atender a igual número de enfermos en los centros de salud del estado.

“La buena noticia es que tenemos tiempo. Nos incumbe a todos usar ese tiempo de forma adecuada y prudente para continuar con las prácticas de distanciamiento social. ¡Quédense en casa! No hay mejor impacto para aplanar la curva que ese”, dijo Newsom en su rueda de prensa diaria desde la capital del estado.

La lucha por “aplanar la curva” es también una batalla contrarreloj. California proyecta aumentar su capacidad hospitalaria a 125,000 camas y ganar más tiempo para que, conforme los casos de coronavirus aumentan, los primeros pacientes internados terminen de recuperarse y abran espacio para los nuevos infectados que requieran de cuidado intensivo.

Por ahora, el modelo que contempla las medidas de distanciamiento social estima que para mediados de mayo el número de personas hospitalizadas iguale al de camas disponibles en el estado. Pero entre los esfuerzos por habilitar 50,000 nuevas camas y la implementación del toque de queda, California se encuentra ubicado muy por debajo de esa proyección.

“Para ser sincero y directo, el modelo actual se encuentra en la parte más baja de nuestras proyecciones hasta hoy. (Pero) mañana muy fácil les podría decir algo distinto y es por eso por lo que debo ser muy cauteloso al hablar de esto”, señaló el gobernador.

Una batalla contra el tiempo


Marzo terminó con 5,023 pacientes hospitalizados por coronavirus en California tomando en cuenta los casos confirmados y bajo sospecha de covid-19.

Pero, aunque el pico de contagios en California podría llegar no tan rápido como se esperaba, el gobernador Gavin Newsom prefiere no cantar victoria. Y es que hace apenas dos semanas, cuando recién se endurecían las medidas de distanciamiento social en el estado, el mandatario dijo que más de la mitad de los californianos, alrededor de 25 millones, se contagiarían de coronavirus para mediados de mayo.

Es por eso que las acciones para reforzar el sistema de salud se están tomando en todos los frentes.

El lunes Newsom hizo un llamado a doctores y enfermeras retirados, estudiantes de medicina y personas con conocimientos médicos a sumarse al primer frente de batalla contra el coronavirus. En tan solo un día, más de 25,000 personas se registraron en línea para apoyar en los hospitales del estado.

Los expertos en salud están consientes de que la curva se está aplanando en California pero también de que la guardia no debe bajarse.

En el condado Santa Clara, el Segundo con más contagios en California después de Los Ángeles, la directora del Departamento de Salud, Sara Cody, mostró cierto optimismo sobre los resultados de las medidas de distanciamiento social.

“El increíble sacrificio que todos están haciendo ha hecho, creo, ha comenzado a aplanar la curva (de contagios). Pero no es suficiente”, indicó en una rueda de prensa en la que se anunció la extensión del toque de queda regional para los condados de la Bahía de San Francisco.


Agotamiento, dolor y optimismo: las fotos de un enfermero en una de las zonas más afectadas por el coronavirus

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés