Local

El Hospital General de San Francisco despidió a trabajadores sociales para reducir gastos pero está logrando el efecto contrario

Médicos y enfermeras afirman que los resultados han sido perjudiciales para la atención a los pacientes y se suma a la larga lista de problemas de este centro de salud.
16 Ago 2018 – 4:44 PM EDT

Solo han pasado pocos meses desde que el Hospital General de San Francisco (SFGH, por sus siglas en inglés) decidiera la reducción de un 33% de los cargos de trabajadores sociales. La intención de disminuir los gastos logró el efecto contrario y le está costando mucho más dinero, sin contar con la sobrecarga de trabajo para médicos y enfermeras, informaron trabajadores afectados a Mission Local.


Scott Goldberg, médico residente cuenta que este recorte “salió de la nada” y que no tuvo ningún anuncio. Por su parte Leslie Suen, otra residente, explica que les ha tocado asumir parte de las responsabilidades de los trabajadores sociales incorporando más funciones a su trabajo. Esto ha afectado la capacidad de respuesta y ha provocado la acumulación de pacientes esperando por ser atendidos o dados de alta. En su opinión son ellos los más perjudicados. Ambos declararon al medio Mission Local.

La razón de estos despidos según el director médico Todd May, fue que se agotó el fondo destinado a los trabajadores sociales temporales que habían sido contratados en febrero de 2017. Los que no fueron despedidos pasaron de atender entre 10 y 19 pacientes por día a 40 o más, con lo cual se volvió significativamente más lento el procedimiento para dar de alta a un paciente.

Uno de los despedidos contó que fue convocado por primera vez en 2017 debido a que el equipo estaba necesitando ayuda desesperadamente. La contratación de más personal ese año fue una “bocanada de aire fresco para el departamento”, agregó un trabajador social fijo. “Teníamos tiempo para trabajar con las familias y crear el mejor plan para ellas”. Ambos pidieron no ser identificados.

Un remedio que agravó la enfermedad


Voceros oficiales del SFGH aseguran que es "una práctica estándar contratar trabajadores temporales” cuya permanencia en la institución siempre va a depender de las restricciones presupuestarias. Niegan que estos despidos hayan incidido en los retrasos de las altas hospitalarias y en otras ineficiencias.


Los médicos no coinciden con esta declaración. Todd May señaló que precisamente en 2017 fueron contratados más trabajadores sociales para mejorar los trámites administrativos de los pacientes.

No queda claro ni cuándo ni por qué se agotó el fondo destinado a cubrir las contrataciones temporales. Incluso la administración del hospital se tardó en reconocer formalmente estos despidos a los médicos. Prometieron volver contratar al menos a cinco trabajadores sociales, pero eso todavía no ha sucedido.

Mientras eso ocurre, un trabajador social está haciendo el trabajo de dos o tres, con jornadas que superan el límite diario de horas, para tratar de mantener el ritmo.

Ni siquiera Facebook ha podido con los problemas del hospital


Su nombre oficial es ‘Zuckerberg San Francisco General Hospital and Trauma Center’. Esto se debe a que gracias a una donación de $ 75 millones del fundador de Facebook Mark Zuckerberg y de su esposa Priscilla Chan, fue posible concluir la construcción de un nuevo edificio de cuidados intensivos en 2016. Como reconocimiento, decidieron incorporar el apellido de la pareja al nombre de la institución.


Sin embargo, los dos últimos años no han sido muy buenos para el SFGH que funciona como el único centro de trauma de la región y que atiende a los residentes de menos recursos de la ciudad. El incremento del volumen de pacientes y la incapacidad de darles de alta con procedimientos eficientes, ha sido uno de sus mayores problemas.

Según Todd May, desde agosto de 2016 la ocupación del hospital ha estado por encima del 100 por ciento, cuando su objetivo es operar al 85 por ciento de su capacidad. Las estadísticas del Departamento de Salud Pública, hablan de 2,206 pacientes de nivel más bajo atendidos entre julio de 2017 y junio de 2018.

Un trabajador social es responsable de coordinar la salida segura del paciente. Sin su valoración no se le puede dar de alta y tendrá que permanecer más tiempo en el hospital. "Terminan quedándose en el departamento de emergencias, en la unidad de cuidados intensivos o en la sala de recuperación", dice May.


El Hospital General de San Francisco en 7 datos

  1. Es el único centro de trauma para los 1,5 millones de residentes de San Francisco y el norte de San Mateo.
  2. Forma parte de una de red que atiende a personas de escasos recursos, ancianos, trabajadores sin seguro e inmigrantes.
  3. También ofrece atención a las personas sin hogar, que representan el 8% de sus hospitalizaciones.
  4. Cerca del 80% de los pacientes tienen seguros de salud financiados con fondos públicos (Medicare o Medi-Cal), o no tienen seguro.
  5. Funciona como el centro de rehabilitación y hospitalización más grande para pacientes psiquiátricos en la ciudad.
  6. Es un hospital docente para estudiantes de medicina.
  7. El nuevo edificio fue construido con una base aislada para protegerlo de los terremotos.

Así funcionan los sistemas de salud en otras partes del mundo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Local

Más contenido de tu interés