null: nullpx
Licencias para Todos

DMV de California comparte información con agencias del orden pero no coopera con ICE en reconocimiento facial

El Departamento de Vehículos Motorizados señaló que se “toma muy en serio” la protección de la información personal de quienes solicitan un carné de conducir en California. Sin embargo, el DMV dejó entrever que cierta información en sus bases de datos sí está disponible para las agencias del orden.
8 Jul 2019 – 7:44 PM EDT

El Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV) aseguró que sus oficinas no cooperan con las agencias del orden en el uso de tecnología de reconocimiento facial, luego de que el diario The New York Times reportara que la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) ha tenido acceso a la información de las bases de datos de las licencias de conducir en estados que ofrecen el carné para indocumentados.

De acuerdo al diario neoyorquino, los agentes migratorios han “minado” el almacenamiento de datos recabado con otros fines, “utilizando tecnología de reconocimiento facial y analizando millones de fotos de automovilistas sin su conocimiento”. La penetración en las bases de datos ha ocurrido en al menos tres estados que otorgan licencias de conducir a inmigrantes sin papeles, donde los agentes de ICE han solicitado “peinar” los archivos fotográficos, añade el reporte.

Aunque la investigación no menciona a California, donde desde enero de 2015 se ofrecen las licencias de manejo AB 60 para indocumentados, el DMV estatal advirtió que se “toma muy en serio” la protección de la información personal de quienes solicitan un carné de conducir en el estado dorado. Sin embargo, el departamento dejó entrever que cierta información en sus bases de datos sí está disponible para las agencias encargadas de aplicar la ley.

“Los registros del DMV que están disponibles para las agencias del orden no indican si una licencia de conducir fue expedida bajo la ley AB 60, ni tampoco incluyen ninguno de los documentos de identificación que las personas deben presentar para obtener los carnés de manejo”, señalaron en un comunicado.

En su reporte, el Times dijo que, de los tres estados, Utah y Vermont, permitieron que los agentes federales accedieran a los archivos fotográficos de sus bases de datos en busca de coincidencias. En el tercer estado, Washington, los agentes de ICE necesitaron citaciones administrativas del DMV para realizar un escaneo de reconocimiento facial de todas las fotos de los solicitantes de licencias, aunque no estaba claro si el estado llevó a cabo las búsquedas.

El uso de los datos recopilados por el DMV para otorgar licencias de conducir a extranjeros sin autorización de permanencia legal se conoció a través de solicitudes de registros públicos hechos por el Centro de Privacidad y Tecnología de Georgetown Law, reportados por primera vez por The Washington Post. Así confirmó que ICE utiliza tecnología de reconocimiento facial para escanear las bases de datos de licencias de conducir estatales, incluidas fotos de residentes legales y ciudadanos.

Noticias Univision 14 se comunicó con la agencia migratoria para conocer su postura ante los reportes en medios nacional, y a través de un comunicado respondieron que “ICE no hace comentarios sobre sus técnicas, tácticas o herramientas de investigación. Durante el curso de una indagatoria, ICE tiene la habilidad de colaborar con agencias locales, federales e internacionales para obtener información que pueda ser de ayuda en sus casos”.

Las estrategias de ICE

Si bien el uso de tecnología de reconocimiento facial es una de las últimas técnicas implementadas por los Servicios de Inmigración y Aduanas para el rastreo de indocumentados, no es la primera vez que echan mano de este tipo de recursos.

En marzo de este año, la Asociación Americana de Libertades Civiles reveló que ICE empleaba sistemas de “vigilancia masiva” creados por empresas de Silicon Valley para detectar y arrestar a indocumentados con fines de deportación en el norte de California. Lo más preocupante del reporte fue que las agencias del orden estaban cooperando con ICE, incluso aquellas que adoptaron leyes y políticas santuario a nivel local y estatal.

ACLU dijo entonces que a través de una plataforma proporcionada por la empresa Vigilant Solutions, que se alimenta principalmente de un lector automatizado de placas vehiculares o ALPR, las autoridades de Inmigración habían tenido acceso a más de 5,000 millones de datos que les ayudan a localizar a individuos en las ciudades más grandes del país, y que son recolectados lo mismo por agencias del orden que por negocios privados como compañías de seguros y lotes de estacionamiento.

Además, según lo publicado por la organización, esta tecnología les permitía a los agentes federales consultar más de 1,500 millones de registros en las bases de datos de los departamentos de Policía locales. En total, ACLU denunció que más de 80 agencias del orden locales, entre las que se encuentran las policías de Union City y Merced, han aceptado compartir información de las placas vehiculares de millones de residentes a través de la plataforma facilitada por Vigilant Solutions.

El año pasado, el BART también reconoció que por error envió a una base de datos a la que tiene acceso el Servicio de Inmigración y Aduanas más de 57,000 fotos de placas de autos que pasaron frente a una estación de trenes en Oakland, California. Dicha información fue colectada y compartida entre enero y agosto de 2017, durante un período en que directivos del BART adoptaron una "política de tránsito seguro" que pohibía la colaboración con las autoridades migratorias buscando proteger y conservar la confianza de los pasajeros indocumentados.


Errores que te costarían tu licencia AB60

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés