null: nullpx
Coronavirus

Arquidiócesis de San Francisco desafía a la alcaldesa y convoca a marcha para reabrir las iglesias

El arzobispo de la ciudad llamó a miles de feligreses en San Francisco a alzar la voz contra "el trato injusto hacia la Iglesia" y le pidió al gobierno municipal retirar las “injustas” y “excesivas” restricciones contra la celebración de misas.
18 Sep 2020 – 07:10 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

SAN FRANCISCO, California. – La Arquidiócesis de San Francisco convocó a miles de feligreses a participar en una marcha el próximo domingo para exigir la eliminación de lo que consideran restricciones “injustas” y “excesivas” contra la celebración de misas en las iglesias de la ciudad durante la pandemia de coronavirus.

El arzobispo Salvatore Cordileone le pidió a los católicos del Área de la Bahía unirse y “defender su derecho a practicar la fe”, argumentando que los funcionarios municipales han ignorado las peticiones de la comunidad para que se levanten las prohibiciones de servicios religiosos a puerta cerrada.

“Particularmente para nosotros como católicos, asistir a la misa y recibir el cuerpo y sangre de Cristo en persona es la fuente y cumbre de nuestra fe, y hemos demostrado que podemos celebrar la misa de manera segura”, dijo Cordileone en un mensaje enviado a la alcadesa London Breed y al director de salud municipal, el doctor Grant Colfax.

Bajo el lema “Somos esenciales: ¡Queremos la misa!”, la Arquidiócesis prevé una gran movilización de feligreses que incluirá un mitin masivo a las 10 am en la Plaza de las Naciones Unidas ubicada frente al palacio municipal de San Francisco, para luego realizar una procesión hacia la Catedral de Santa María de la Asunción y culminar con “múltiples misas al aire libre”, una práctica prohibida en la ordenanza de salud vigente.

Las modificaciones al calendario de reapertura de la ciudad permiten desde el pasado 14 de septiembre la presencia de solo una persona para oración privada o servicios dentro de las iglesias, pero hasta 50 para misas realizadas al aire libre. El plan contempla que -para finales de septiembre- los templos puedan retomar sus servicios religiosos en interiores con un límite de 25 personas o al 25% de su capacidad total, lo que sea menor.

Pero para el arzobispo de San Francisco esas restricciones continúan siendo “excesivas” y en el evento contemplado para el domingo planea darle voz a todos sus feligreses para que hablen contra “el trato injusto hacia la Iglesia”, lo que promete marcar un nuevo capítulo en los desencuentros que las autoridades eclesiásticas locales han tenido con la municipalidad.

Nuestra fe y la de los demás se les está tratando con menos importancia que ir a la ferretería o a una cena afuera en el patio. Un millón de misas publicas sin ningún brote de COVID-19 demuestra que es tan seguro en San Francisco como en otras partes del estado”, señaló Cordileone en la misiva.

Según la Arquidiócesis, el arzobispo ha tratado de trabajar con funcionarios de la ciudad durante meses para crear protocolos adecuados que permitan que los fieles asistan a misas con seguridad, pero para el gobierno de San Francisco esos intercambios hicieron que en julio pasado acusaran a la Iglesia de “poner en riesgo de muerte” la salud de sus feligreses.

En los meses que llevamos de pandemia, la Fiscalía de San Francisco ha señalado a la Arquidiócesis por negarse a “proporcionar garantías de que protegería la salud del público general” y la acusó de realizar varias misas ilegales a puerta cerrada e incurrir en “una falla alarmante para seguir los protocolos de seguridad de sentido común”.

Los incidentes ventilados por las autoridades incluyen una boda clandestina para 100 personas en la Iglesia de San Pedro y San Pablo que originó un brote de coronavirus en el que los novios salieron contagiados.

Para el evento de este domingo, Cordileone llamó a los católicos de la Bahía a firmar una petición del Instituto Benedicto XVI que ha obtenido más de 5,100 firmas y está disponible para católicos en todo el país.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien representa a San Francisco, criticó a Cordileone por su rechazo a las restricciones para prevenir la propagación del coronavirus en la ciudad. "Con todo respeto hacia nuestra arzobispo, creo que deberíamos seguir a la ciencia en este asunto", dijo la legisladora.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés