null: nullpx
Perú

Abogados denuncian que EEUU mantiene al expresidente de Perú detenido en “condiciones inhumanas”

El defensor público de Alejandro Toledo, quien enfrenta un pedido de extradición de las autoridades de su país bajo cargos de corrupción, asegura que Alejandro Toledo se encuentra en confinamiento solitario en una cárcel de la Bahía de San Francisco y solo ha visto la luz del día en una ocasión desde su arresto.
26 Ago 2019 – 5:05 PM EDT

SAN FRANCISCO, California. – El expresidente peruano Alejandro Toledo ha sido mantenido en confinamiento solitario en una cárcel de la Bahía de San Francisco desde el pasado 16 de julio, cuando fue arrestado por un pedido de extradición a Perú por su presunta participación en el escándalo de Odebrecht.

En los más de 40 días que lleva preso, al exmandatario solo le han permitido ver la luz del día en una ocasión, una situación que su abogado consideran “inhumana” y por la cual le ha solicitado al juez federal Thomas Hixon que le permita enfrentar su proceso judicial en libertad bajo fianza.

La petición fue hecha por el defensor público Graham Archer en documentos presentados este mes ante el tribunal de San Francisco, según reporta la Prensa Asociada. Desde su arresto, Toledo se encuentra en aislamiento en la cárcel de Santa Rita, en el condado de Alameda, y no se le permite la interacción con otros reos debido al alto perfil de su caso.

“La idea de mantener al doctor Toledo, quien nunca había sido ni acusado ni encontrado culpable de cometer algún acto de violencia o crimen, en tales condiciones disciplinarias por lo que seguramente serán años de litigios es una circunstancia especial muy cuestionable”, escribió Archer en el recurso legal, alegando además que solo en una ocasión, por 45 minutos, se le permitió al expresidente salir a ejercitarse al patio del centro penitenciario.

Los fiscales federales que llevan el caso le han solicitado al juez que mantenga a Toledo en prisión ante un potencial riesgo de fuga. En documentos presentados en la corte el viernes pasado, argumentaron que los activos financieros del expresidente peruano, así como sus conexiones internacionales, indican que cuenta con los medios para escapar de los Estados Unidos si se le deja libre bajo fianza.

“Durante un cateo en la casa de Toledo el día de su arresto, las autoridades encontraron registros bancarios vinculados a Eliane Karp Toledo, que reflejan cuentas pasadas y actuales en bancos de Estados Unidos y Europa. El saldo de ambas cuentas rebasaba en ocasiones los $400,000”, se lee en los documentos judiciales.

Pero la defensa del exmandatario asegura que tanto él como su esposa se han quedado sin dinero, al grado que el pasado 7 de agosto presentaron una petición para que el juez le permitiera contar con un defensor público ante la falta de recursos para contratar abogados privados. “Los Toledo la tenían difícil (financieramente) y la suegra (del expresidente) les dio dinero para que pudieran cubrir sus gastos básicos”, escribió Archer en referencia al maletín con $40,000 en efectivo que incautar de la residencia de Toledo en Menlo Park el día de su arresto.

La fiscal Elise LaPunzina ha refutado la versión de que los Toledo se están quedando sin dinero y recordó que el solicitado por la justicia peruana pagaba una renta de $6,400 mensuales en el Área de la Bahía. El próximo 29 de agosto el juez Hixon informará si se le otorga o no la libertad bajo fianza.

Su arresto en California

En medio de los escándalos por corrupción en Perú, Toledo se mantuvo alejado de la vida pública y de los escándalos, hasta marzo de 2019 cuando fue arrestado por alguaciles del condado de San Mateo por encontrarse en estado de embriaguez en un establecimiento de Menlo Park.

El expresidente fue enviado a la cárcel del condado en la ciudad de Redwood City y luego puesto en libertad, esto a pesar de que existía una orden de detención en su contra girada por la Policía Internacional (Interpol). La oficina del Sheriff dijo entonces que los cargos que Toledo enfrentaba en Perú no autorizaban su arresto en Estados Unidos.

Aquel encuentro de Toledo con las autoridades locales no sería su último. Cuatro meses después, el pasado 16 de julio, Toledo fue detenido en el marco del pedido de extradición por su presunta participación en el caso Odebrecht. La Fiscalía peruana estima que Toledo recibió sobornos millonarios de parte de la constructora a cambio de otorgarles licitaciones para construir carreteras.

A esta acusación se le suma un segundo proceso: el Ministerio Público de Perú alega que Toledo adquirió bienes inmuebles a través de su suegra, Eva Fernenbug, con el dinero que recibió de Odebrecht. En el 2017, en una entrevista con Patricia Janiot, Toledo defendió su postura al respecto, explicando que la compra se hizo con fondos pertenecientes a una empresa en Costa Rica bajo el nombre de Ecoteva Consulting Group cuyo dueño es Josef Maiman Rapaport, y que dichas adquisiciones fueron estrictamente negociadas entre su suegra y el empresario israelí.

Maiman reconoció que Toledo usó cuentas de sus consorcios, entre ellos Ecoteva, para recibir dinero de las identidades brasileñas Odebrecht y Camargo Correa y de esa forma comprar una casa y una oficina en Lima. Maiman indicó también que el monto recibido en sobornos para Toledo por parte de ambas compañías ascendía a $35 millones.

Fotos: Alejandro Toledo, del éxito político en Perú a una cárcel de EEUU acusado de corrupción

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés