null: nullpx
Policía

No habrán cargos contra agentes de policía involucrados en la muerte de Bernardo Palacios-Carbajal

La investigación de la fiscalía determinó que el uso de fuerza letal había sido justificado ya que Palacios-Carbajal portaba un arma de fuego durante el incidente, y los oficiales de la policía tuvieron un temor razonable de que iba a usar esa arma en su contra.
9 Jul 2020 – 03:59 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Familiares y manifestantes, habían pedido durante semanas que los agentes de la policía de Salt Lake City enfrentaran cargos criminales. Crédito: Rick Bowmer/AP

El fiscal de distrito del condado de Salt Lake, Sim Gill, anunció el jueves los resultados de la investigación llevada a cabo por su oficina en relación al incidente que terminó con la muerte de Bernardo Palacios-Carbajal, de 22 años, en la madrugada del 23 de mayo en Salt Lake City.

Gill anunció que no su oficina no presentará cargos contra los oficiales de la policía de Salt Lake City involucrados en la muerte de Palacios-Carbajal.


Gill explicó que la investigación había determinado que el uso de fuerza letal en el incidente había sido justificado ya que Palacios-Carbajal portaba un arma de fuego durante el incidente. Los oficiales de la policía de Salt Lake City involucrados en los hechos pudieron establecer que Palacios-Carbajal les había apuntado con el arma, y tuvieron un temor razonable de que iba a usar esa arma contra de ellos.

Imágenes de las cámaras corporales de los agentes mostraron a los oficiales dispararon al menos 20 veces cuando Palacios-Carbajal escapaba. En las imágenes se puede ver a Palacios-Carbajal tropezando y cayendo varias veces, para luego recoger algo del suelo antes de que los oficiales le dispararan.

Richard Lewis, capitán de policía de Salt Lake City, explicó durante la rueda de prensa que uno de los oficiales que persiguió a Palacios-Carbajal gritó insistentemente, "muéstrame las manos" y "déjala caer", refiriéndose al arma de fuego.

Durante la rueda de prensa donde se anunció la decisión de la fiscalía, Gill presentó varios videos, tanto grabados por las cámaras corporales de los agentes, como por cámaras de seguridad instaladas en el área, que según su criterio confirman que Palacios-Carbajal tenía un arma de fuego en su poder.

La familia de Palacios-Carbajal, así como manifestantes contra abusos policiales, habían demandado durante varias semanas que los agentes de la policía de Salt Lake City enfrentarán cargos criminales.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés