null: nullpx
Coronavirus

Iglesia mormona impone restricciones a servicios en persona para frenar el Coronavirus

La iglesia mormona se adapta de esta manera a la orden por la emergencia del Coronavirus del gobernador Gary Herbert emitida el domingo pasado, en la que si bien no obliga a las iglesias a suspender sus servicios en persona si les pide que tomen medidas para detener la proliferación del virus.
12 Nov 2020 – 07:10 PM EST
Reacciona
Comparte
Todos los templos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días a nivel mundial ya están abiertos. Crédito: George Frey/Getty Images

La presidencia del área de Utah de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, o iglesia mormona, anunció el jueves nuevas restricciones para los servicios religiosos en persona debido al aumento en los contagios de Coronavirus en el estado.

La iglesia se adapta de esta manera a la orden por la emergencia del Coronavirus del gobernador Gary Herbert emitida el domingo pasado, en la que si bien no obliga a las iglesias a suspender sus servicios en persona si les pide que tomen medidas para detener la proliferación del virus.


La presidencia le pide a los líderes de la Iglesia local que implementen los siguientes ajustes:


  • Suspender temporal de las reuniones presenciales de segunda hora en barrios y estacas de jóvenes adultos solteros, YSA por sus siglas en inglés. Estos se pueden realizar virtualmente.
  • Limitar las reuniones en persona de jóvenes, a únicamente actividades que tengan un propósito religioso.
  • Limitar la asistencia en persona a bautizos, funerales, bodas y recepciones a únicamente la familia inmediata y a quienes ofician estos ritos. Todas las personas que no pertenezcan a los grupos mencionados pueden participar virtualmente.
  • Llevar a cabo reuniones de consejo de barrio y de estaca, reuniones de coordinación y otras grandes reuniones de liderazgo de manera remota.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días había reducido previamente el número de participantes en persona en los servicios dominicales a 99 personas o menos.

La iglesia también les pide a los líderes locales, que se aseguren de que los asistentes a las a los servicios no se reúnan en grupos antes o después de que los mismos sean oficiados.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés