null: nullpx
Coronavirus

Guardia Nacional de Utah movilizada para implementar orden de emergencia por el Coronavirus

La Guardia Nacional de Utah organizó cerca de 25 equipos itinerantes de pruebas de contagio de Coronavirus, que se movilizan a través de todo el estado para administrar dichas pruebas.
11 Nov 2020 – 05:53 PM EST
Reacciona
Comparte
La Guardia Nacional de Utah organizó cerca de 25 equipos itinerantes de pruebas de contagio de Coronavirus, que se movilizan a través de todo el estado. Crédito: GEORGE FREY/AFP via Getty Images

La Guardia Nacional de Utah fue movilizada por Gary Herbert, el gobernador de ese estado, a fin de coordinar con las autoridades estatales la expansión de las pruebas de contagio de Coronavirus y el rastreo de contactos de los sujetos de contagios nuevos de acuerdo con la orden de emergencia publicada el domingo pasado por la gobernación del estado.

Esto ha hecho que los efectivos de la Guardia Nacional estatal estén más ocupados, con una agenda que los mantiene en guardia de lunes a viernes, y en algunos casos incluso el fin de semana, dado el grado de intensidad que ha alcanzado la pandemia en el estado de la colmena.


De hecho, se calcula que la orden de movilización ha alcanzado a alrededor de 300 miembros de la Guardia Nacional de Utah, quienes están llevando a cabo labores de expansión de la capacidad de pruebas de contagio del Coronavirus en el estado, que es parte de las medidas de emergencia incluidas en la orden del gobernador.

La Guardia Nacional de Utah organizó cerca de 25 equipos itinerantes de pruebas de contagio de Coronavirus, que se movilizan a través de todo el estado para administrar dichas pruebas. La guardia también ha establecido equipos para apoyar las capacidades de rastreo de contactos de los distintos condados del estado.

Cargando Video...
Gobernador de Utah ordena uso obligatorio de máscaras para combatir el Coronavirus


El rastreo de contacto ha sido particularmente difícil de llevar a cabo en Utah, un estado en el que gran parte de su población, especialmente en las áreas rurales, ven las órdenes gubernamentales con recelo, y las interpretan frecuentemente como ejercicios indebidos del poder.

Por otra parte, no todo el mundo quiere aplicarse las pruebas de contagio, o no consienten administrarlas a personas bajo su responsabilidad, como en el caso del llamado ‘ código mamá’, que es un acuerdo no escrito e informal, mediante el cual algunas madres del estado se comprometen a no administrar pruebas de Coronavirus a sus hijos, y evitar que sean examinados, aun cuando hayan estado expuestos al virus, e incluso aun cuando muestran síntomas de COVID-19, con el objetivo de tratar de mantener los números de la pandemia artificialmente bajos en las escuelas a fin de que las mismas permanezcan abiertas.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés