null: nullpx
Utah

21 miembros de grupos de supremacía blanca enfrentan cargos por tráfico de armas y drogas

Las tres organizaciones de supremacía racial blanca, objeto de una larga investigación por parte de las autoridades, están basadas en las áreas de Salt Lake City y Odgen. La investigación tuvo como resultado 11 arrestos porque los otros 10 acusados ya estaban bajo la custodia de las autoridades.
19 Oct 2020 – 04:37 PM EDT
Reacciona
Comparte
Durante la investigación, 1,650 libras de metanfetamina cambiaron de manos, y se recuperaron 15 armas de fuego. Crédito: Getty Images

El Departamento de Justicia de Estados Unidos informó que 21 supremacistas blancos basados en Utah enfrentan cargos de tráfico de drogas y armas de fuego. En un comunicado, la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito de Utah dijo que los cargos fueron anunciados en un tribunal federal, tras una investigación del Grupo de Trabajo Antidrogas y Crimen Organizado, sobre las actividades de tres organizaciones de supremacía racial blanca autodenominadas Soldados de la Cultura Aria, Guerreros Silenciosos, y Matones Nobles Electos.

El comunicado indica que el miércoles pasado se realizaron 11 arrestos, mientras que los otros 10 acusados ya se encontraban bajo custodia. Las acciones del Departamento de Justicia son el resultado de una investigación iniciada en el verano de 2019 por la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego asistida por dos unidades anti pandillas.


El comunicado describe a los acusados como "pandilleros conocidos asociados a varias bandas locales de supremacistas blancos", en referencia a las áreas de Salt Lake City y Ogden.

El comunicado explica que "la investigación llevó a los agentes de la ley hasta actividades de tráfico de metanfetaminas y armas de fuego por parte de varios miembros de pandillas conocidos y sus asociados". "Muchos de los acusados han estado involucrados en conductas delictivas en las comunidades de Utah durante muchos años".

Durante el transcurso de la investigación, 1,650 libras de metanfetamina cambiaron de manos, y se incautó un total de 15 armas de fuego.

Según un reporte de Reuters, tanto la FBI como el Departamento de Seguridad Nacional han expresado su preocupación por el extremismo interno en el período previo a las elecciones del 3 de noviembre. A principios de este mes, la FBI desmanteló una conspiración de un grupo extremista paramilitar para secuestrar a Gretchen Whitmer, la gobernadora demócrata de Michigan. La semana pasada la FBI informó que el grupo también había discutido el posible secuestro de Ralph Northam, el gobernador demócrata del estado de Virgina.

Christopher Wray, director del FBI, advirtió durante su testimonio ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes el mes pasado, que el extremismo violento por motivos raciales, en su mayoría llevado a cabo por supremacistas blancos, ha constituido la gran mayoría de las amenazas de terrorismo doméstico.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:UtahTerrorismoArmasDrogasCrimen Organizado

Más contenido de tu interés