null: nullpx
Coronavirus

Familiares protestan falta de atención médica a reclusos con Coronavirus en cárcel de Utah

El grupo de familiares celebró una vigilia a fin de manifestar contra la falta de atención médica básica, y el pobre manejo de un brote de Coronavirus en la prisión estatal de Daper, que hasta el momento ha enfermado a casi 300 reclusos y a más de 60 empleados.
15 Oct 2020 – 07:19 PM EDT
Reacciona
Comparte
El oficial presuntamente mantenía una operación de narcotráfica en la prisión estatal de Utah. Crédito: Getty Images

Un grupo de familiares de los reclusos de la prisión estatal de Utah en Daper se reunieron el martes frente a las oficinas de los funcionarios penitenciarios estatales para hacer una vigilia a fin de manifestar contra la falta de atención médica básica, y el pobre manejo de un brote de Coronavirus en esa prisión, que hasta el momento ha enfermado a casi 300 reclusos y a más de 60 empleados.

El grupo de familiares junto a la rama de Utah de la asociación Estadounidense para las Libertades Civiles, o ACLU de Utah está exigiendo la liberación de los reclusos más vulnerables a los embates del Coronavirus y que están cerca del final de sus sentencias, de manera similar al plan implementado en California.


Aún no se han reportado muertes de reclusos víctimas de COVID-19, la enfermedad causada por el Coronavirus. Sin embargo, un total de 278 reclusos habían dado positivo en la prisión de Draper. También hay un recluso contagiado en la prisión de Gunnison, y 40 más detenidos contagiados en otros condados.

El Departamento de Salud de Utah rastreó el brote de Coronavirus en la prisión hasta un empleado de proveedor de atención médica que trató a varios reclusos, sin embargo el Departamento de Correccionales de Utah, se negó a identificar el empleador o el puesto de trabajo del trabajador, pero sí informó que los reclusos que dieron positivo hasta ahora muestran solo síntomas leves o ningún síntoma. No se informó si hay reclusos hospitalizados.

Sara Wolovick, abogada de la ACLU de Utah citada por Deseret News, dijo que el brote de Coronavirus ocurrió en dos bloques de celdas donde muchos de los reclusos que se ha confirmado que tienen el Coronavirus se encuentran recluidos cerca de quienes no lo tienen tienen COVID-19, e hizo un llamado a la prisión para separar mejor a los reclusos infectados.

Wolovick también dijo que a los reclusos se les negó la ducha durante cinco días mientras estaban encerrados, ya que la prisión buscaba contener la propagación.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés