null: nullpx
Política

Agencias estatales están comprando mascarillas hasta 300% más caras

Aumentan los intermediarios los costos de las mascarillas N95 en medio de la pandemia del coronavirus, lo que finalmente impactará en el bolsillo de los contribuyentes, según el diario Los Angeles Times.
27 Abr 2020 – 03:23 PM EDT

Los proveedores e intermediarios de mascarillas se están aprovechando de la crisis del coronavirus y han llegado a venderlas a las agencias del gobierno de California hasta 300% más caras, de acuerdo con un trabajo publicado por el diario Los Angeles Times.

De acuerdo con el medio, los funcionarios estatales pagan un sobreprecio en los cubrebocas debido a la escasez por la pandemia de covid-19.

El diario, que comparó registros de contratos estatales, informó que las autoridades están buscando millones de máscaras para trabajadores de la salud y empleados del gobierno que se consideran esenciales. Así como para presos que están bajo su cuidado.


Indicó que tienen el registro de que funcionarios estatales de transporte compraron más de 1,400 máscaras a 12.74 dólares cada una en lo que se describió como una compra de emergencia para garantizar que los trabajadores de carreteras y mantenimiento estuvieran protegidos contra el coronavirus.

Las máscaras, que son del tipo N95, son fabricadas por la empresa estadounidense 3M, según el vendedor y las órdenes de compra revisadas por The Times.

De acuerdo con el reporte, la empresa 3M dijo que no había cambiado sus precios y que el precio de lista sugerido más alto de la compañía para las mascarillas del modelo N95 oscila los 3.40 dólares.


El portavoz del Departamento de Transporte de California, Matt Rocco, dijo en un comunicado que la compra de máscaras por parte de la agencia a más 12 dólares cada uno se “basó en la necesidad inmediata de la salud y la seguridad de sus empleados”.

El estado tiene poca protección legal contra el aumento de precios incluso cuando las autoridades denuncian la práctica.


La orden ejecutiva del gobernador Gavin Newsom de este mes que prohíbe grandes aumentos de precios en equipos médicos exime a los vendedores dispuestos a vender a los gobiernos estatales o locales, detalló The Times.

La vulnerabilidad del estado ante el incremento de los precios de ciertos productos que necesita el gobierno viene dada por la exención de las regulaciones a los proveedores para poder adquirir suministros médicos independientemente del precio.

El criterio de esta política es proteger principalmente la salud pública de la población ante el coronavirus, aunque el estado y los contribuyentes tengan finalmente que pagar precios elevados.

Coronavirus: ya se venden mascarillas con la cara de Trump y el Dr. Fauci

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés