null: nullpx
Desalojos

Así beneficia a los inquilinos de Sacramento la ley que protege contra los desalojos

El gobernador de California firmó dos leyes que extienden por varios meses la protección contra el desalojo a los inquilinos que pagan por lo menos el 25% de su renta y que cumplen con otros requisitos.
29 Ene 2021 – 06:19 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

SACRAMENTO, California. — Dos nuevas leyes en California amplían y extienden por varios meses las protecciones contra el desalojo a los inquilinos que fueron afectados económicamente por la pandemia de coronavirus.

Una serie de acciones del gobernador y la legislatura ha protegido contra el desalojo a las personas que no pagaron la renta entre abril de 2020 hasta la fecha, pero a finales de enero se iban a vencer algunas de ellas. La última de estas, la AB 3088, requiere que se pague el 25% de la renta acumulada entre septiembre y enero para no ser desalojado.

Bajo las nuevas leyes SB 89 y SB 91, se continúa la póliza de prohíbir desalojar a los inquilinos que pagan por lo menos el 25% de su renta mensual y que pueden comprobar que perdieron trabajo o ingresos porque se enfermaron con coronavirus, tuvieron que cuidar a un familiar contagiado, o que vieron sus ingresos impactados por los cierres y suspensiones de actividades durante el último año.

Los inquilinos que continúan pagando el 25% de su renta en los próximos meses hasta el 30 de junio seguirán siendo protegidos contra el desalojo. El resto de la renta no se perdona, sino que la deuda sigue pendiente y es la responsabilidad del inquilino llegar a un acuerdo con el dueño de la vivienda para pagarlo.

Mantente informado de las últimas noticias y el pronóstico del tiempo.
Descarga la app de Univision 19 Sacramento para iOS o Android.

Con la ampliación de las protecciones, el gobierno estatal ha acordado un plan de pagar el 80% de la renta acumulada usando dinero del gobierno federal. Bajo este plan, que cuenta con un fondo de 2,600 millones de dólares, se pagaría el 80% de la deuda acumulada con la condición de que los dueños perdonen el otro 20% y que prometen no desalojar al inquilino.

Si el propietario se rehúsa a aceptar el dinero, el gobierno estatal pagaría solo el 25% de la deuda acumulada y los inquilinos continuarán protegidos contra el desalojo hasta el 30 de junio. Después de esa fecha, los dueños podrán comenzar con el proceso judicial para desalojar al inquilino, y podrán abrir un juicio civil para recuperar la deuda.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés