null: nullpx
Virus del Zika

Gobierno dice tener el zika "bajo control"

Se han reportado 200 casos, seis hospitalizaciones, un caso de Guillain Barré y 21 embarazadas contagiadas.
14 Mar 2016 – 3:18 PM EDT

La Fortaleza no ha apretado el botón del pánico todavía y espera que las actuales estrategias para detener el avance del virus zika surtan efecto más adelante. Mientras tanto, lo tiene "bajo control", se indicó a preguntas de la agencia de noticias Inter News Service (INS).

Sin embargo, el avance de la propagación de la enfermedad no ha sido detenido, y de un solo caso reportado hace tres meses, ya hay sobre 200 casos, seis hospitalizaciones, un caso de Guillain Barré y 21 mujeres embarazadas contagiadas.

Esta es precisamente la población en más alto riesgo debido a que los hijos pueden nacer con microcefalia. Esta es la primera vez en la historia médica que se descubre que un mosquito puede producir daños en el feto. Inicialmente la alerta de contagio fue para las mujeres en su primer trimestre de embarazo. Sin embargo, la alerta ahora es para los tres trimestres.

El virus también se transmite a través de las relaciones sexuales.

La semana pasada visitó la Isla el director del Centro federal de Prevención y Control de Enfermedades (CDC), Tom Frieden, quien llegó preocupado "ante la crisis" de zika en Puerto Rico.

La Fortaleza, no obstante, asegura que la coordinación entre el CDC, el Departamento de Salud, los municipios así como las diversas agencias de seguridad debe ser suficiente en esta etapa, en que se recalca la prevención, eliminar y evitar criaderos de mosquitos y la protección, particularmente entre las mujeres embarazadas.

Una de las fases del plan, la asperjación, resultó fallida luego de descubrirse que el insecticida utilizado, permetrina, no es efectivo ante la resistencia del mosquito Aedes Aegyti, que transmite el virus zika. Los laboratorios del DS buscan en estos momentos una alternativa.

"No (habrá cambio de estrategia). Los números han aumentado, pero se mantienen bajo control. Si comparamos los números en Puerto Rico con los de otras jurisdicciones, son números que nosotros mismos hemos adelantado que iban a suceder en una isla tropical", aseguró Jesús Manuel Ortiz, portavoz de asuntos públicos de la mansión ejecutiva.

Cada semana se infestan alrededor de 40 personas adicionales.

Monitoreo, prevención y la coordinación entre agencias y con el CDC, afirmó Ortiz, son la clave de la estrategia para "evitar que se propague aun más" la enfermedad. El virus, que se concentró inicialmente en el area sureste, luego abarcó todo el centroeste, y ya se ha propagado al suroeste.


Más:


Más contenido de tu interés