null: nullpx
Derechos LGBT

"En un limbo jurídico" tras decisión de juez federal sobre matrimonio gay

El juez federal Juan Pérez Giménez determinó que la decisión del Tribunal Supremo de EEUU no aplica a PR por no ser estado.
9 Mar 2016 – 12:01 PM EST

Puerto Rico celebró junto a los Estados Unidos la histórica desición del Tribunal Supremo de los Estados Unidos sobre el reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo. La isla celebró una boda masiva donde decenas de parejas del mismo sexo se juraron amor eterno y legalizaron su relación civilmente.

Sin embargo, la noche del martes, una sopresiva decisión del juez federal Juan Pérez Giménez reveló que esta disposición no aplica a Puerto Rico, por no ser estado de la nación americana.

Según la opinión del juez emitida el 8 de marzo de 2016, no se debe asumir que ese término – estado- incluye a Puerto Rico, territorio no incorporado de los Estados Unidos.

La determinación originó una polémica con la comunidad Lésbica, Gay, Bisexual, Transexual y Transgénero (LGBTT), ya que la medida va en contra de la decisión del Supremo de EEUU, que en julio pasado validó el matrimonio de personas del mismo sexo en los estados, incluido Puerto Rico.

Desde entonces, cerca de 300 parejas del mismo sexo ya se han casado y hay procesos de adopción en camino.

Ada Conde dice esto es un "limbo jurídico"

Las opiniones no se hicieron esperar. Desde líderes religiosos hasta políticos dieron su opinión al respecto mientras que Ada Conde, la abogada y lesbiana que lideró la lucha de la igualdad en matrimino en Boston, describió a Puerto Rico como en un "limbo jurídico".

La lucha por el matrimonio gay en Puerto Rico se lideró con el caso puertorriqueño en Boston cuando cinco parejas, entre estas Ada Conde, demandaron al gobierno de Puerto Rico para que se invalidara el artículo 68 del Código Civil, que definía el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer y que se reconociera la constitucionalidad del matrimonio de personas del mismo sexo.

Sin embargo, tras la decisión del Supremo, el discutir y legislar sobre el matrimonio homosexual en Puerto Rico se convirtió en algo académico al la Isla ser terrirorio estadounidense.

Anteriormente Conde había explicado que " el mismo Pérez Jimenez lo dijo aquí la cuestión religiosa no tiene que intervenir porque aquí el gobierno no obliga a las iglesias a casar". Sin embargo, esto parece haber cambiado.

Para la licenciada es “un absurdo legal, no tiene lógica. En las relaciones federales, los puertorriqueños tienen los mismos derechos que un estado. El juez hizo eso por su prejuicio y discrimen personal contra la comunidad LGBTT y su partidismo republicano. El lo que quiere es imponernos y doblarnos las rodillas”.

Conde explicó a WKAQ 580 que esto tendrá implicaciones legales en casos de adopción que ya van en curso, legalmente en cuestiones de herencias, salud, compras conyugales y mucho más.

Emplazan al liderato político para que instrumente el matrimonio y los derechos de la población LGBTT

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano emplazó a la Legislatura a que instrumente la igualdad matrimonial y otros derechos LGBTT a través de la revisión del Código Civil. Serrano, quien había celebrado como una victoria la decisión del Supremo dice sentirse "decepcionado".

“Los matrimonios entre parejas LGBTT contraídos en Puerto Rico son y seguirán siendo válidos. Tanto Boston como el Supremo federal determinaron que el matrimonio igualitario es ley en Puerto Rico y Estados Unidos. Ningún juez va por encima de estas decisiones”, aseveró.

Serrano hizo un llamamiento a la administración del gobernador Alejandro García Padilla para que “mantenga el estado de derecho vigente y los matrimonios sigan celebrándose en Puerto Rico para todas las parejas, irrespectivamente de su orientación sexual e identidad de género”.

“Que no quepa dudas: la igualdad matrimonial llegó a Puerto Rico para quedarse”, subrayó el activista ante la determinación de Pérez Giménez en la que estableció que por la isla no ser un estado de Estados Unidos, no aplica la determinación del Tribunal Supremo federal que avaló el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Presidente del Senado tilda decisión de "insólita"

El presidente del Senado, Eduardo Bhatia, calificó hoy de insólito que el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Puerto Rico, mediante una decisión del juez federal Juan Pérez Giménez, excluya a los residentes de la isla de los derechos consagrados en la Constitución norteamericana.

Al reaccionar a la orden emitida por el juez Pérez Giménez en el caso Conde v. García Padilla, Bhatia manifestó que la determinación “constituye una de las ironías más grandes en tiempos recientes”.

“Me parece insólito que el propio tribunal federal en la isla ignore que en Puerto Rico aplican los derechos consagrados en la Constitución de los Estados Unidos”, dijo el presidente del Senado en declaraciones escritas.

Refirió que recientemente, al interpretar la constitucionalidad del matrimonio entre personas del mismo sexo, el Tribunal Supremo de Estados Unidos estableció que “lo que piden es igual dignidad ante los ojos de la ley. La Constitución les garantiza ese derecho”.


Más:


Más contenido de tu interés