null: nullpx
Candidatos

David Bernier insiste en pedir el respaldo de seguidores de candidatos independientes: habla de una "nueva mayoría"

El presidente del PPD y candidato a la Gobernación le solicitó la renuncia a Mari Tere González.
1 Nov 2016 – 4:32 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico. - El candidato a la Gobernación por el Partido Popular Democrático (PPD) David Bernier, planteó la necesidad de construir una “nueva mayoría”, para lograr la “transformación que el país necesita”, en un guiño para buscar el respaldo para quienes apoyan las candidaturas independientes a la gobernación de Alexandra Lúgaro y Manuel Cidre.

En una conferencia de prensa en el PDD, el político indicó que “esa nueva mayoría son todos y cada uno de los puertorriqueños y puertorriqueñas que, sin importar su ideología, quieren trabajar por Puerto Rico fundamentado en un proyecto común de país”.

El candidato recordó que “desde que anuncié en diciembre del año pasado mi candidatura a la gobernación, he dicho que los partidos políticos o cambian o perderán utilidad política para los ciudadanos. Por eso he insistido en la transformación del Partido Popular Democrático y que a partir de ella forjemos una nueva mayoría que impulse las refomas que el pueblo reclama, más allá de líneas ideológicas o fronteras partidistas”.

“Ese ha sido el eje central de mi mensaje durante esta campaña, a través de una nueva manera de hacer política”, opinó.

El aspirante pidió “darle al país un gobierno que busque, sin fanatismos, los instrumentos para impulsar nuestro desarrollo económico y que se siente frente a la junta de supervisión fiscal para garantizarte un proceso sensible de restructuración de la deuda que proteja los empleos y las pensiones y siente las bases de nuestro crecimiento”.


Consignó que “se los comuniqué así anoche en mi mensaje ante el país y hoy reafirmo mi compromiso con diez acciones afirmativas y contundentes para esa nueva mayoría”.

Entre las acciones a las cuales se comprometió Bernier para una nueva mayoría se encuentran el ataque frontal a la corrupción con cero inversionismo político, una reforma electoral que haga posible las alianzas políticas para que los candidatos puedan recibir endosos de diversos partidos, además de que haya una segunda vuelta si el candidato ganador no obtiene más del 50% de los votos.

También planteó la necesidad de implementar el mandato de la unicameralidad hoy junto al derecho de sacar de su puesto a un funcionario electo, así sea el propio gobernador, si falla a sus funciones.

Además, se comprometió a modernizar los sistemas de contabilidad y auditoría de las finanzas públicas para garantizar los más altos estándares de transparencia y confiabilidad para la toma de decisiones, un gobierno digital que ofrezca servicios las 24 horas y siete días de la semana, así como medidas de desarrollo económico que impulse la empresa nacional y la agricultura.


“Nuestra gente necesita tener la certeza de que su próximo gobernador tiene los intereses de Puerto Rico como norte, y no el fanatismo político. Encaminar la ruta hacia la prosperidad y el desarrollo económico es mi prioridad, así como defender los trabajos y las pensiones de los puertorriqueños y puertorriqueñas ante la Junta de supervisión fiscal federal, para garantizarles a todos una mejor calidad de vida”, enfatizó Bernier.

A la reacción negativa de los candidatos independientes a su mensaje, Bernier indicó que “es una pena que a un genuino llamado a constituir una nueva mayoría para transformar al país y canalizar la insatisfacción en esperanza los candidatos independientes recurran al viejo lenguaje del insulto que sus seguidores quieren superar”.

“Mi llamado es a anteponer los intereses grandes del país sobre cualquier pequeñez personal porque la agenda de cambio de esa nueva mayoría es más importante que cualquiera de nosotros”.

Al respecto, reafirmó su exhortación a Alexandra Lúgaro, “quien públicamente endosó a candidatos del PPD, así como a Manuel Cidre, a que sean activos colaboradores en mi gobierno. Reitero que ambos han aportado ideas importantes las cuales comparto y saben que se sentirán cómodos trabajando de la mano conmigo”.

Bernier explicó que lejos de ser un atentado a la democracia, su propuesta de construcción de una nueva mayoría va dirigida a lograr más y mejor democracia en Puerto Rico.


De paso, Bernier también le pidió la renuncia a la senadora Maria Teresa González, quien ha sido involucrada en el esquema de corrupción pública encabezado por el exrecaudador del PPD, Anaudi Hernández Pérez.

González ya aceptó no ir a la reelección en las elecciones generales de la próxima seman

Antes, en declaraciones a un diario nacional (El Nuevo Día), Bernier pidió la renuncia a la senadora González, quien afronta un referido ante la Oficina del Panel del Fiscal Especial Independiente (OPFEI).

“Mi recomendación ante este tipo de asunto es que se tiene que manejarlo de la forma más rigurosa y transparente posible y yo he recomendado siempre que los funcionarios públicos tomen decisiones contundentes. ¿Qué recomendación yo haría? Ellos conocen mejor que nadie cuál es la realidad de sus circunstancias y siempre se le hace bien al servicio público el atender esos asuntos de manera personal desligándose de los puestos públicos que se ocupan”, dijo al periódico.

Más:


Más contenido de tu interés