null: nullpx
Joaquín Guzmán

Nueva York buscará que “El Chapo” Guzmán delate a corporaciones y gobiernos corruptos

El experto en seguridad nacional, Guillermo Cueto, prevé las acciones que tomarán las autoridades federales una vez quede en sus manos el líder del cártel de Sinaloa.
12 May 2016 – 4:39 PM EDT

MANHATTAN, Nueva York. - La potencial extradición a Nueva York del líder del cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, significaría el destape de una industria criminal que involucra más que el tráfico de drogas.

Guillermo Cueto, oficial retirado de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), anticipó que el interrogatorio a “El Chapo”, por parte de los especialistas en crimen organizado global y tácticas antiterrorismo de Estados Unidos, perseguiría “desvelar las operaciones del cártel de Sinaloa en todas sus facetas, dentro y fuera de México y Estados Unidos”.

Recordó que a esa organización criminal se le vincula con el tráfico de armas de fuego y de seres humanos, lavado de dinero, corrupción policial y militar, además de células terroristas. Según reportó en el 2014 la Administración para el Control de las Drogas (DEA), el cártel de Sinaloa es, junto a narcotraficantes y paramilitares colombianos, uno de los principales proveedores de droga de grupos islamistas del oeste de África y Europa. La reventa de los estupefacientes, estipula ese informe, se utilizaría para financiar “proyectos de terror”.

Cueto está seguro de que “la información que se busca de (Joaquín “El Chapo”) Guzmán Loera tiene que ver con sus ramificaciones operativas. Se quiere saber de las cuentas financieras globales, y las corporaciones y bancos implicados en el lavado de dinero”.

“La logística, estructura y códigos de comunicación del cártel de Sinaloa serían expuestos, lo que tiene serias implicaciones para los gobiernos corruptos y sus instituciones”, advirtió.

TENDRÁ QUE DAR NOMBRES Y APELLIDOS

En la controversial entrevista que el pasado enero publicó “Rolling Stone”, el actor y activista Sean Penn redactó que Guzmán Loera presumió sus vínculos con una serie de grandes corporaciones corruptas, tanto en México como en el extranjero. Sin embargo, le solicitó que no incluyera sus nombres en el escrito.

“El Chapo” supuestamente enumeró “con desdén” algunas corporaciones que tiene a su disposición para lavar dinero. Testigo de esa confesión habría sido la actriz mexicana Kate del Castillo.

Pero cuando el mes pasado Del Castillo ofreció una entrevista a la periodista Carmen Aristegui, insistió en que ella no recordaba, particularmente, que “El Chapo” hubiese hablado de sus inversiones y de cómo lavaba dinero a través de la industria petrolera mexicana.

La actriz, que sí recuerda cada detalle del viaje e incluso lo que pensó cuando se levantó de la mesa, declaró que “pudo ser o no ser… No me acuerdo que hayamos hablado de eso, ni que el señor Guzmán hubiera dicho nada de eso”.

POR QUÉ NUEVA YORK

Illinois, Texas, Florida, California, Nueva York y New Hampshire se disputan la extradición del capo, pero el experto Guillermo Cueto dijo que, pese a la especulación, la ley es clara en que el estado que se adjudicaría la custodia de “El Chapo” Guzmán es el que tenga más acusaciones graves contra el capo y mayor impacto en su seguridad pública.

“No es una decisión política”, aseguró.

Según su análisis del caso, los cargos de asesinato en Brooklyn, Nueva York, y El Paso, Texas, son más graves que los de narcotráfico y lavado de dinero que enfrenta Guzmán Loera en Miami, Florida.

Explicó que aunque la fiscalía federal de San Diego fue la primera que en el 1995 presentó cargos contra Guzmán Loera, fueron las acusaciones que formuló la fiscalía federal del Distrito Este de Nueva York en el 2014 las que recibieron el apoyo contundente de la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch.

En Nueva York, Guzmán Loera está acusado del manejo de una “empresa criminal” y “complot para fabricación y distribución internacional de cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana”. Se le imputa además de contratar sicarios responsables de “cientos de actos violentos” y de ser responsable de 12 asesinatos, incluyendo los de Roberto Velasco Bravo, director de la Oficina Contra el Crimen Organizado de la Dirección General de Análisis Táctico de la Agencia Federal de Investigación (AFI), en 2008; y el de Rodolfo Fuentes, líder del cártel de Juárez, en 2004.

Lynch, por su parte, le sumó la acusación más relevante de las seis que el capo y su socio, Ismael “El Mayo” Zambada, acumulan en Estados Unidos, lo que incrementó los delitos que se le imputan en Nueva York de 9 a 21, y de $4 mil a $14,000 millones USD el monto de lavado de dinero -en petición de decomiso- entre 1999 y 2014.

De ser extraditado finalmente a Brooklyn, “El Chapo” estaría confinado en la prisión federal de máxima seguridad Metropolitan Detention Center (MDC), en Sunset Park. La penitenciaria tiene una población de 1,745 reclusos y está diseñada para “internos extremadamente peligrosos, violentos o propensos a escapar”, según el sitio web de la Oficina Federal de Prisiones.

CHICAGO LO QUIERE

La corte para el Distrito Norte de Illinois, en Chicago, también presentó una acusación ambiciosa en 2009 y ampliada nueves veces; sin embargo, sólo formula cuatro cargos contra Guzmán y Zambada, y únicamente $2 mil millones USD en petición de decomiso de ganancias ilícitas.

En 2003, la Comisión del Crimen de Chicago (CCC) nombró a Guzmán Loera su enemigo público número 1, un título que en el pasado únicamente se usó para el jefe de la mafia Al Capone. Según la DEA, el 80% de los narcóticos en Chicago son controlados por el cártel de Sinaloa.

John Pastuovic, vocero de la CCC, dijo a Univisión Chicago que hasta que no suceda la extradición, el capo es y seguirá siendo el "enemigo público número 1" de la ciudad.

“Creemos que Chicago tiene un caso sólido, pero hay casos fuertes en otras jurisdicciones… Nos gustaría que ‘El Chapo’ fuera extraditado a Chicago, pero estaremos felices si es juzgado en suelo americano, donde quiera que sea”, dijo Pastuovic.

Lea también:


Más contenido de tu interés